martes, 20 de diciembre de 2016

Truñinavidades.

No pueden estar pasando más cosas. Siempre por estas fechas siento ilusión, siento ganas de celebrar, de reunirme con mi familia y mi gente importante, cantar, reír, comer, beber, bailar, pasar un buen rato. Y este año no siento nada de nada. El estrés me puede. Entre que tengo problemas de salud (que poco a poco van mejorando) y que la situación económico-familiar está tensísima, es un jaleo.

Pero no sólo eso, sino que estoy currando todos los malditos días y más de lo que debiera porque hay personas que se pillan una o dos semanas de vacaciones y ¿a quién le toca cubrir sus horas? Exacto, a mí. No tengo descanso.Y Navidad cae en domingo; año nuevo también. Dos semanas como otras del año, tal cual. Menuda mierda. Y sí, ya sé que para todo el mundo es así, bla, bla. Así es la vida. Sí, ya lo sé. La vida es una mierda. Para todos.

Y más cosas que me tienen preocupadísima... se me ha estropeado el coche (de muerte, de se finí para siempre) y estoy completamente coja. Dependo totalmente de él. No puedo comprarme otro ipso facto primero porque no tengo suficiente dinero y segundo porque en NINGÚN sitio me financian nada por los temas que hablé anteriormente. Tengo que buscarme rapidísimo un coche barato, pagar con todo lo que tengo y pedir el resto a mi novio (que se lo iré pagando mes a mes). Ahora me voy apañando con lo que me dejan, pero es un sinvivir. Ponerse de acuerdo, organizarse, yo a esta hora, tú a la otra... me he tenido que venir a mi casa (con la familia) para facilitar las cosas. Y tengo tanto que hacer, que no sé cómo llegaré si me tienen que prestar un coche constantemente...

Total, que con lo tenso que está todo me parece que no vamos a celebrar las fiestas con la familia al completo; lo haremos por separado. La familia de mi tía está cabreada con nosotros. Como si los demás tuviéramos algo que ver con el problema que ella tiene con mi padre; es más, estamos salpicados... Pues no nos hablan apenas y de momento parece que no nos juntaremos.

Y con lo del coche a ver qué hago para comprar un detallito a mis hermanos para Reyes... pf. Pensé que este año podría estirarme un poco más pero voy y me quedo sin coche. A mi novio también le quiero regalar algo y no sé cómo lo voy a hacer...

Nunca he hablado de lo tremendamente caro que me parece alimentarse y proveerse de las necesidades propias. Hace cosa de un año todavía me quedaba el recurso de la despensa familiar, aunque prácticamente me lo compraba todo yo, pero cuando me hacía falta podía utilizar champús de la casa, agua, leche, café de la casa, cosas básicas. Desde hace un tiempo no, tengo que estar pendiente de todo, del papel de váter, del detergente, de las toallas, de la comida diaria... gasolina... el seguro del coche... mil historias. Es muchísimo. No paro de soltar pasta. Qué exagerado, y mira que soy de marca blanca low cost forever 100% y muchas veces he pensado que gasto poco, pero otras parece que el dinero se escurre de las manos. Tampoco es que gane mucho y eso hace algo de diferencia. No sé, se me hace difícil. Y tener que ir a comprar constantemente me entorpece la vida. Los supermercados abren cuando estoy trabajando, me viene de culo siempre. Yo iría a las 2 del mediodía o a las 10 de la noche.

Ya, es lo que tiene desprenderse del nido e independizarse, soy consciente y tampoco cuesta tanto, pero hay épocas... sobre todo porque aunque esté prácticamente independizada hay un tema que no me deja estar del todo bien, que aunque viva con mi novio no sólo somos mi novio y yo, por desgracia. Hay marrones también por su lado... y me encantaría explotar y cagarme en todo (porque tienen tela algunas cosas que están pasando...) pero si me leyeran sabrían perfectamente que soy yo.


En fin, se me viene todo encima de golpe y me harto. Y aguanto, sigo aguantando, pero me duele no poder hacer un buen regalo a mi familia ni poder pasar unos días en paz, sin pensar en movidas.

viernes, 16 de diciembre de 2016

Vamos a ver.

Estas cosas me cabrean mucho. No vas a ir a una puta cena programada desde hace semanas porque tu marido tiene fiebre y si vas te cuesta el divorcio??? Anonadada. Que un puto señor de más de 30 tacos no pueda estar unas horas solito porque le ha subido la fiebre y no le vale con el ibuprofeno?? Es que vamos, flipando estoy. Pero bueno, allá cada una con su vida.

Con respecto a lo del anterior post, va y me llama mi prima (hija de mi tía, la que está metida en el marrón de mi padre que conté) y me dice que a su madre no le dan ningún préstamo para pagar la deuda, que si lo puedo pedir yo (ella no sabia nada del tema hasta ahora, que vio a su madre llorando y se lo tuvo que contar...). Ay, cielo. No sabes nada de la historia. Le conté un poco por encima cómo estaban las cosas conmigo y me dijo que entonces iría a pedir ella un crédito para dárselo a su madre porque ella no puede vivir viéndola así de mal y de preocupada. Le aconsejé que no, que ya me tenía a mí de ejemplo. No es buena idea. Tiene 18 años recién cumplidos y un trabajo eventual y a media jornada, igual que yo en su momento. Que tampoco pida dinero a nadie. Es más, debería mantenerse al margen y que se ocupen los "mayores". Pero es que como se entere mi tío de toda la movida, tendrá un follón con mi tía que le costará el divorcio también. Y la solución básicamente es esa: contárselo y que sea comprensivo. Lo siento mucho. Faltaría más. A ver si ahora mi tía como mujer no puede tomar sus propias decisiones. Eso o que le embarguen su mitad de la casa y ahí sí que estarán enmarronados. Tu pareja está para apoyarte, joder. Todo el problema está en que él NO se tiene que enterar de NADA, por eso quieren pagar a toda costa, que si no el hombre se enfada. Pues a tomar por culo, hostia. En fin, que flipo.


Hasta dónde vas a llegar por mantener un matrimonio? Cuánto vas a renunciar? Rechazar una cena y diversión, no avalar a tu hermano para ayudarle con sus problemas...? Esto es el colmo. El puto matrimonio es una cárcel o qué cojones??


A todo esto, mi casa (la familiar) va a ser subastada el día 19, si no recuerdo mal, de este mes. Me ha venido de sorpresa, pensaba que estaba un poco parado el asunto. A ver qué pasa... :S

viernes, 2 de diciembre de 2016

Hasta el toto.

Quiero desahogarme con ésto porque no puedo más y tengo a mi novio frito con el tema.


Hace casi 10 años "pedí" un préstamo de unos 6000-7000€ en un banco. Trabajaba a media jornada por lo que tenía nómina que me avalara, aunque fuera una estudiante. Confiaron en mí y me lo dieron. Firmé de todo y mentí con que me iba a comprar un coche. Hablé con el director del banco, le dije modelo y color del coche y todo parecía muy bonito y emocionante con 18 preciosos años.

Ese dinero no era para mí. Era para dárselo ÍNTEGRAMENTE a mi padre, para pagar sus deudas. Fui a la oficina en cuanto me lo concedieron e ingresaron, saqué todo el monto y se lo entregué sin rechistar. 

Lo estuve pagando durante algo menos de un año; los últimos 2-3 meses antes de que dejara de trabajar y unos 6 más en los que estuve cobrando el paro. Cobraba entre 400-500€ al mes y la mensualidad era de casi 200€. Luego ya no pude pagar más. Seguí estudiando y tuve algún trabajo eventual al cabo de 1 ó 2 años, así que el crédito no lo pude seguir pagando de ninguna manera porque tenía 0 ingresos.

El plan no era ese. De hecho, qué cojones de plan, si nunca se me "presentó" ni se me dio opción a rechazar. Mi padre me obligó, y no lo digo a malas porque lo quiero y aprecio muchísimo pero hizo cosas que no estuvieron bien. Simplemente me dijo: vamos a ir al banco y vamos a decir ésto, ésto y ésto. Fui una mandada y lo hice muy bien. La cuestión es que la intención era pagarlo, claro, él. Lo iba a pagar él. Pero tardó un mes en retractarse "indirectamente". La letra pasó por mi banco dejándome poco más de la mitad de mi sueldo y ale, aquí no ha pasado nada. Al mes siguiente igual. Y así. Si le decía algo me decía que sí, que me lo iba a devolver. Pero nunca más iba a ver ese dinero.

Cuando me quedé sin trabajo él sabía perfectamente que el crédito se quedaba sin pagar, y no pagó ni un duro. Ni un puto y mísero céntimo.

Mi padre en esa época tenía muchísimos problemas con la casa. No le culpo. Me explico. Cuando mis padres se divorciaron yo tenía unos 11 años y hubieron muchísimos juicios por la custodia y los bienes. Mi padre tenía un negocio y diversos locales. Los tuvo que vender todos para pagar a su abogada y para seguir luchando por tenernos, a mí y a mis hermanos, con él. La justicia fue muy injusta para él. Lo puso muy difícil y mi madre es un lobo disfrazado de cordero, además de mentirosa a más no poder.

Finalmente lo consiguió después de pagar la manutención de los 3 por bastante tiempo, y después sólo por uno de mis hermanos (la custodia de mi hermano pequeño llegó años después, no le vimos apenas crecer). Se quedó sin negocio y sin locales, lo tuvo que vender todo y darle la mitad del dinero a mi madre, y con lo demás pagar abogados y juicios perdidos. Un dineral. Recuerdo haber visto una vez un cheque para su abogada de más de 3000€. Por desgracia él ponía las cosas a nombre de los dos, por aquello del amor supongo, y vaya error.

El percal grande vino después, cuando yo ya tenía 15-16 años. La casa era algo que no quedó resuelto, seguía a nombre de los dos y allí vivíamos mi padre, mis hermanos y yo (mi madre se largó por voluntad propia). Y a mi madre se le ocurrió la genial idea de vender su mitad a unos mafiosos inmobiliarios. Para ella la jugarreta no le salió demasiado bien: recibió 1000€ por media casa. Ahora, si se trataba de joder a mi padre, le salió de puta madre.

Es gracioso porque cuando eso sucedió, ambos estaban hablando de ello (como buenamente podían porque no se tragan). Mi padre le iba a pagar la mitad y ponerla a nombre de él; ella aceptó. Llegaron ante notario y fue ahí donde se descubrió que mi madre ya no era propietaria, había una empresa en su lugar. Ella lo sabía, lo sabía. Lo hizo ella. Qué jugarreta es esa??

Innumerables juicios después de ésto, pero no hubo manera. Muchas discusiones, lloros, gritos, enfados y dinero tirado a la basura. Nada que arreglar. Mi madre no daba su brazo a torcer aunque la mierda afectara directamente a sus tres hijos. Le daba completamente igual y mi padre se vio MUY enmarronado.

Debido a esta situación y, además, el poco poder económico que tenía mi padre en esos momentos y que se ha perpetuado en el tiempo, dejó de pagar la hipoteca. Ahora mismo la casa es del banco y de los mafiosos, estamos esperando a que cualquier día nos den una patada y nos echen a la calle; hasta se subastó y no sé qué cojones pasó porque mi padre sigue luchando con abogados de oficio para mantener la situación o llegar a un acuerdo sensato (por ejemplo, pagar un alquiler por vivir aquí una unidad familiar que lleva asentada unos 25 años) (no pudo seguir con su abogada por dinero, obvio, pero también porque ella fue abogada de los mafiosos en algún momento de su vida y se rajó de arriba abajo).

Por eso "pedí" el crédito. Mi padre estaba de mierda hasta las cejas y se jugaba la casa, la custodia y todo. Pero a mí no me consultó nada. 


En aquella época surgían muchas ideas porque teníamos mucho miedo de quedarnos en la calle. Teníamos que tener un plan B y a mi padre no le iban a dar nada nunca. Ideas como vivir de alquiler a mi nombre, poner los coches a mi nombre para evitar embargos, etc. Yo callada.

Años después, cuando estaba en la universidad, cobré una beca. Tenía una cuenta que te abre la misma universidad cuando te matriculas, no era del mismo banco del préstamo. Yo feliz, ya no me acordaba de nada hasta que en plena navidad fui a sacar unos euros y me encuentro la cuenta a 0. Me habían embargado el dinero de la beca. Me quedé blanca. Llegué a casa, se lo dije a mi padre y me dijo: y qué quieres que te diga? Te vas a poner a llorar por dinero?

Qué???? No me pude sentir más mal. Investigué y el dinero procedente de becas es inembargable, así que recolecté todo tipo de papeles y pruebas y me presenté en el juzgado para que me devolvieran el dinero. Era el único puto dinero que tenía para vivir, ya que mi padre ya nunca volvió a tener una buena situación económica. Él nunca me pudo ayudar en nada (mi madre menos); nunca tuve ayuda de ninguno.

Me lo devolvieron. Es dinero del estado al fin y al cabo, no me lo podían quitar. Y aquí es donde empezó mi tormento, el tormento de ser consciente de mi situación. Me embargaron el dinero porque soy una morosa. Soy una puta deudora.

De todas formas, el tema no trascendió. Aquí no ha pasado nada. Pero yo sabía muy bien que estaba muy perjudicada. Qué pasaría cuando tuviera una nómina? Me la embargarían, no??


En esos tiempos teníamos internet y todas nuestras líneas de móvil a mi nombre (qué sorpresa). Yo accedí pidiendo que, por favor, se pagara. No era tan complicado. Yo hacía el favor de que pudiéramos tener teléfonos e internet a cambio de que se pagara religiosamente. Sí, sí. No hay problema. Ya ves tú, 4 móviles. Claro que sí. Qué ingenua fui de nuevo. Ya tenía la experiencia anterior, pero no creí que fuera capaz de volver a fallarme y con algo tan estúpido.

Hace medio año aproximadamente me estuvieron bombardeando a llamadas de números muy extraños. Un acoso sin medida que no podía remediar. Como soy muy desconfiada no cogía ninguna llamada, pero mi novio quiso echarle huevos y se puso él una vez. Preguntaban por mí, y cuando dijo: de parte de quién?, no quisieron responder. Se hacían los remolones. Otra vez creo dijeron que era una "asesoría". Después descubrí que era la agencia de cobros de deudas de un banco, un banco que no era el del préstamo pero, sorpresa, se había fusionado y se estaban poniendo las pilas con los deudores. 9 años después la deuda sigue presente.

Justo en esos momentos tuvimos un problema con Movistar, donde teníamos internet y los móviles. Nos cobraron 2 veces una mensualidad. Llamamos, discutimos, peleamos y no solucionamos nada, no entraron en razón :S. Mi padre devolvió la factura duplicada y desde entonces empezaron a llegar facturas por un importe multiplicado con excusas distintas; impago del mes anterior, restablecimientos de línea e historias para no dormir. Mi padre las devolvió todas y empezó su campaña anti-Movistar. Quitó el router, apagamos los móviles, tiramos las tarjetas y nos hicimos de otra compañía. Hacía ya tiempo que mi padre quería irse a otra, lo intentamos con Jazztel, a mi nombre, por supuesto. Y qué pasó? La señorita tiene un asterisco, no podemos atender su pedido. Soy una morosa, papa :)

Sabes a nombre de quién está mi puto móvil ahora? De mi hermana, que ha cumplido 18 años hace poco. Qué patético. Ahora también va a joder a mi hermana? Hace poco rondó el tema de poner un coche a su nombre. Qué bonito todo. Qué somos? Nombres que utilizar mientras están limpios hasta ensuciarlos y cuando eso ya vamos a por el otro. Uf, me estoy enfureciendo muchísimo.

Hace unas semanas me llegó una carta de Movistar muy amenazante: o pagas o tu nombre se va a ver seriamente perjudicado en tus futuras acciones y adquisiciones. Se la enseñé a mi padre y lo mismo que cuando me embargaron la beca: y qué quieres que haga? No les hagas ni caso. Cómo que no???? O sea, no estás dispuesto a pagar lo que piden para quitarme de problemas!!!!??????????? Es que estoy alucinando. Hasta lo iba a pagar yo, pero sólo daban 7 días de plazo y entre que me lo pensaba con el enfado y reunía el dinero, no pude. Joder, macho. Me cago en la hostia. No tengo suficiente con ser morosa de un puto préstamo de miles de euros que ahora se me van sumando cosas para ser más morosa aún. Venga, historial de deudas, ven a mí. Otra más, qué más da.


No puedo tener ni un puto móvil mío. No puedo tener dinero en el banco. No puedo tener ningún bien ni alquilar. No puedo tener una nómina sin que me embarguen una parte (actualmente trabajo en negro, típico). No podré pedir ningún préstamo jamás, ni tener una hipoteca (qué tampoco la quiero pero quién sabe, además que es mi vida y mi libertad, cojones). Nada de nada. Estoy pufada de por vida.

Qué mierda es ésto??? Por qué????? Por qué, tío. Lo peor es que no hay margen de acción para él. Nunca puede hacer nada, no tiene dinero. Que tengo que pagar yo toda mi puta vida por tus errores? Es consciente de que voy a acabar pagando su puto préstamo con mi nómina, si es que la tengo algún día? Porque bienes no puedo tener, nunca tendré nada a mi nombre, de eso ya me he concienciado.

Y es que no puedo tocar el tema en casa porque se me lanzan encima. Mi padre y mi abuela. Oh chica, qué egoísta. Va, niña, que no les hagas caso, que no se puede hacer nada. Otra vez hija? Y mira que lo trato con pinzas y sólo lo hablé por ejemplo cuando el acoso telefónico o la carta amenazante. Me parece lícito, no? Hostia puta.

Estoy hasta los cojones de ésto, y me lo tengo que comer con patatas. Ala, para mí toda la MIERDA y todos los demás impunes. Alucino. Y porque ahora no tengo contrato, ni quiero un alquiler ni nada, pero si lo hubiera? Si no tuviera pareja y tuviera que poner las cosas a mi nombre? Y si nos echaran de casa (de la casa familiar, digo)? 

Me duele en el alma que mi hermana sea potencialmente la siguiente. Un crédito no pedirá, porque no trabaja, pero historias habrá. De hecho cuando yo no tenía trabajo él hablaba con colegas suyos de hacerme un contrato falso para que me dieran préstamos o lo que necesitara. Así que no me extrañaría. Porque a mí no es que no me vaya a tocar más porque a mí no me da la gana (que también), es que ya no puede porque YA SOY UNA PUTA MOROSA y no me dan NI LOS BUENOS DÍAS.


Y lo que me ha detonado esta semana sin duda ha sido que no soy la única. He sido la siguiente. Mi tía, la hermana de mi padre, también está en un marrón. Y ella atendió las llamadas acosadoras y quiso llegar a un acuerdo con el banco porque teme que le embarguen la casa. Ella fue aval de un crédito a nombre de mi padre que, por supuesto, no pagó. No es lo mismo ser aval que titular pero están yendo a por ella porque tiene bienes. Y quiere pagarlo y olvidarse, como yo, aunque no sea justo pagar justos por pecadores. Lo de siempre, vaya. Mi padre le dijo que se quitara de la casa, que no fuera propietaria y listo, no hay riesgo de embargo. Pero ella quiere deshacerse del problema.

Vino el otro día en armonía, porque mi padre es duro de tratar (ya ves sus contestaciones A MÍ), diciéndole que iba a pedir un préstamo para pagar la deuda (oh, dios, más préstamos, esto es el cuento de nunca acabar) y mi padre no se lo recomendó. Y le dijo que no podía hacer nada más, que él no tenía dinero, que se quite de propietaria y ya. Mi tía se enfadó y, sorpresa, sale mi abuela en defensa: hijo, es que tú eres el culpable, pon de tu parte que la van a embargar por tu culpa, etc.

:| yo flipaba en silencio. No sabes la de veces que se me ha lanzado al cuello por quejarme de ser una deudora por asuntos de mi padre. Lo defiende a muerte. Pero ante su otra hija no. Y la situación es más o menos la misma, eh. Vale, ella tiene una casa, pero YO SOY TITULAR DEL PRÉSTAMO (el puto préstamo es MÍO y van contra mí), no aval. Y ya sé que nunca podré tener nada a mi nombre, con lo cual me parece coherente que se quite de propietaria. Vamos, es de cajón, yo no me lo pensaba 2 veces. 

Salta mi abuela y me dice: que te calles anda, te vienes a quejar por 800€. 800??? 8000, abuela, 8 MIL o más por intereses y denuncias y de todo. Qué me estás contando. 


Me sentó fatal que defendiera a mi tía y que por mí no lo haya hecho jamás y hasta se haya posicionado en mi contra en estos casi 10 años.


Me siento súper defraudada por todo el mundo y exageradamente frustrada.

sábado, 15 de octubre de 2016

Cíclica.

Debieron advertirnos de pequeños que la vida adulta era así: cíclica.

Desde que nacemos hasta que nos convertimos en adultos trabajadores es un de 0 a 100.

Cuando llegas al 100 todo queda raso, lineal. Y la vida se vuelve un círculo. Desde lo más pequeño como es un día: te levantas, comes, trabajas, te aseas, descansas. Repite.

Luego semanalmente: de lunes a viernes trabajando y cansado, fines de semana descansando. Repite.

Luego mensualmente: trabajas todo el mes, cobras, pagas. Repite.

Y anualmente!! Trabaja medio año, mini vacaciones de verano (y ni eso), trabaja medio año, mini vacaciones de invierno. Repite.

Y así. Siempre así. No hay nada más. Y pasan los meses y los años y todo sigue igual, raso y cíclico. Aburrido y monótono. Inapetente y tedioso.

Cuando tienes fiesta algún día entre semana te alegras de poder descansar más o poder tener un ratito libre para dar una vuelta y airearte. Pero no hay nada más sustancial en la vida.

Con suerte tendrás un sueldo "decente" y podrás pagarte unas vacaciones de una semana al precio del oro, ahorrando y sacrificándote previamente. (Sinceramente creo que no merece la pena; volver al trabajo después es devastador. Pero qué queda, si no? Ver cada día el mismo puto escenario deprimente).

No hay más. Y lo triste es que ya lo sabía, pero no era consciente de lo duro que iba a ser.


¿Qué puta broma es ésta?

¿Dónde dejé el ticket? Quiero que me devuelvan mi vida.

domingo, 9 de octubre de 2016

Cuando pocas cosas son más placenteras que conducir en plena noche con tu canción favorita a todo volumen, y cantar/gritar como una loca...

O sentir la lluvia caer con la ventana de la habitación abierta, viendo el cielo gris...

domingo, 2 de octubre de 2016

Hipocresía feminista.

Últimamente me estoy dando cuenta de que el feminismo está resurgiendo, está en pleno apogeo. Tiene más visibilidad porque muchas mujeres están ya hartas y gracias a las redes sociales pueden alzar la voz. Esto, a su vez, hace que otras mujeres conozcan el feminismo en profundidad y se unan al movimiento. 

A mí me sorprende muchísimo que haya tantas mujeres que ahora se empiecen a informar (informarse... ¿de qué?) y a ser conscientes de lo que sufrimos. De hecho, admiten que tienen algunos comportamientos machistas o que incluso están en una relación de maltrato por parte de un machista y ni siquiera se habían percatado. Partamos de la base de que para que exista machismo o maltrato no es necesario violar, pegar o matar. Esa sería ya la consecuencia fatal de un maltrato previo y creciente. 

No me ha hecho falta leer nada ni conocer testimonios para darme cuenta de lo que está bien y lo que está mal. Porque no existe ninguna razón real, lógica, coherente ni de sentido común para que el hombre ejerza un poder sobre la mujer sólo por el hecho de ser hombre. No, no la hay. Sí, las conductas machistas son aprendidas como lo normal y correcto desde que somos bebés, pero lo aprendido también se puede juzgar desde un ojo crítico. Tus creencias se pueden desmontar en cualquier momento, y no hace falta que venga nadie a hacerlo. De todas formas, entiendo que suceda (sobre todo en nuestras madres, abuelas...). Lo que me extraña es que sea tan frecuente hoy y en personas jóvenes, hasta adolescentes. Que nos hayan educado en el rosa, en la delicadeza, en las princesitas, en jugar a papás y a mamás con bebés y cocinitas... no nos hace sistemáticamente tan cerradas de mente como para no poder cambiar el chip cuando participamos en el patriarcado.

Quizás he tenido la suerte (qué pena que sea una suerte cuando debería ser lo normal, malditos prejuicios) de poder escoger siempre. Iba en chándal y bambas, pero también me disfrazaba de Minnie. Jugaba con Barbies pero también con Power Rangers y coches teledirigidos. Jugaba a ser un BackstreetBoy con mi primo, concretamente era AJ, el más malote. YO lo decidía. Veía a mis amigas, veía los anuncios, veía TODO y ¡elegía lo que me gustaba! En mi clase de 5º de Primaria sólo había una chica que jugaba a fútbol; la avasallaban cada día con que era "la machomen" (tanto niños como niñas) y yo no lo veía justo, todavía me acuerdo de su nombre y su cara. 

Es evidente que nacer y crecer con pocos prejuicios ayuda, soy consciente. Pero con los años también he sido víctima de los roles de género y el machismo, porque no todo está en casa. No hay más que ver mis primeras entradas. Me han criticado a más no poder y me han hecho la vida imposible por mi físico y mi vestimenta, me han llamado puta, guarra, chupapollas y de TODO, de todo, masivamente. Me tuve que cambiar de instituto 3 veces por el abuso y el acoso recibido. Esto se conoce como bullying, ¿no? En mi época era acoso escolar. Hoy por hoy lo veo como machismo, machismo y una mezcla de envidia y maldad (porque también me odiaban por sacar buenas notas o por mis pensamientos e ideas, aunque seguramente si hubiera sido un adefesio y hubiera vestido con un saco de patatas no me habrían avasallado tanto...). Después del instituto también: en las discotecas y/o lugares de relaciones sociales he advertido muy bien cómo me trataban tanto mujeres como hombres, y hoy distingo el lado machista de todo.

Básicamente lo he visto en la relación que han tenido las personas conmigo; al vivirlo en carnes propias he sabido de lo injusto del sistema. Pero muchas mujeres también lo viven y no se dan cuenta, les parece normal e incluso algunas creen que deben sentirse culpables. Son ellas las que lo hacen mal. Son ellas las que causan que las traten así. Es la mujer la que debe vestir sin provocar, no el hombre el que debe respetar (y se aplica en todo: si no quiero que me pegue, no tengo que hacer ésto).

Aunque me gustaría mencionar que, por desgracia, mi abuela es muy machista y he vivido con ella muchos años. Participó en mi crianza y educación, y a partir de los 12 años fue prácticamente como mi madre. Aún así, eso me hizo ver lo atrofiada que era su idea sobre la mujer y la dominación del hombre. Sus constantes "pobre de tu marido, cuando te cases...", "tienes que aprender a guisar, ¿qué comerán tus hijos y tu marido?", "no hables así o no eructes, compórtate como una señorita", "recoge tu plato (sólo a las mujeres de la casa)", "una mujer tiene que ir siempre arreglada, no vayas con esas pintas, tienes que estar atractiva para tu novio siempre", "¿tu novio te deja salir así? ¿y sin él?", "no te maquilles así, pareces una fulana". Barbaridades, completas barbaridades que me han hecho enfadar mucho. ¿A quién no le hace enfadar algo así? Me cuesta de comprender que suceda, que tenga éxito esta manera de educar. Gracias a ella he visto una pequeña parte de lo horrible del machismo.

Lo peor llega cuando se traslada a las relaciones de pareja. Automáticamente las mujeres adoptan el rol de los cuidados, del orden y la limpieza de la casa, de hacer la comida tanto para ella como para él. Les parece normal, seguramente porque su madre y su abuela también lo hacían, les sale solo (sin necesidad incluso de que una abuela como la mía les dijera todo eso). Los hombres encantados, claro. Cuando se habla de los privilegios de los hombres, a ésto se refiere. A dar por hecho actitudes de desigualdad. Porque no haya maltrato ni abuso no deja de ser desigualdad. ¿Tanto cuesta de ver?

A muchas mujeres les debe costar deshacerse de ese rol, de esa manera de ser. Lo llevan intrínseco porque lo aprendieron desde pequeñas. Pero hay que darse cuenta del sacrificio y la falta de libertad que supone. 

Hoy por hoy nosotras también trabajamos, también somos las del dinero (aunque ganemos menos). No podemos ocuparnos de todo. Nuestras abuelas no trabajaban: el hombre trabajaba y la mujer se encargaba de la casa (lo cual no justifica de ninguna manera el abuso ni el maltrato, por supuesto, y así fue porque tanto hombres como mujeres "aceptaban" el sistema de dominación y pertenencia). ¿Qué excusa tienes hoy?


Por otro lado está la tendencia de no depilarse, de dejar de ser esclavas de nuestra imagen, etc. Pero, curiosamente, la mayoría no lo hace. Está bien reclamar la libertad de decisión y el no ser juzgadas por dejarnos pelo o por dejar de ser femeninas, en general. Simplemente LIBERTAD. Y lo que veo es que muchas de las que promueven el poder dejarte pelo en la sobaquera (por ejemplo) llevan esa parte depilada. Vamos a ver. A mí me parece estupendo que decidamos si nos queremos depilar o no y que digan misa, es que así debe ser, no con depilarse solamente, sino con TODO. Pero no predicáis con el ejemplo. Predicad la libertad, simplemente. Pedid respeto, simplemente. Pero no hagáis una oda al pelo en la sobaquera SI NO LO LLEVÁIS. Porque decís que "ah, no, es que yo decido depilarme" cuando realmente SIGUES SIENDO UNA VÍCTIMA. Yo lo soy, lo admito. No voy con pelo en el sobaco y en las piernas poco. No es que no me atreva, es que no me siento nada cómoda. Puede que esté influenciada, no lo sé identificar pero es una posibilidad. Pero de lo que estoy segura es de que no lo hago por nadie ni para que no me juzguen, lo hago para sentirme bien yo. Porque hasta cuando voy sin tirantes me depilo el sobaco. No estoy cómoda y dudo que llegue a estarlo nunca. Así que no voy a ir publicando fotos en mis redes aplaudiendo que una mujer sale con los brazos elevados mostrando sus greñas de 4 cm de color azul en las axilas. No lo veo mal y me congratula que haya una mujer libre y que reivindique su libertad y su derecho a llevar pelo si le da la gana, pero no me identifico. 

Puedo identificarme en muchas otras cosas. Feminismo no es que todas vayamos haciendo lo mismo como forma de revolución. Feminismo es gozar de nuestra libertad individual, no sentirnos presionadas para nada (ni en lo físico, ni en nuestras acciones, ni en nuestras relaciones) y vivir tal cual nos hace felices sin miedo a las críticas (me parece una soberana tontería que nos afecten tanto las críticas y la aceptación social, lo siento), y si nos discriminan/abusan/maltratan por ello injustamente (en un trabajo, en nuestra relación de pareja o en algo de verdadera importancia... los comentarios de gente estúpida nos tienen que resbalar y nos dicen mucho de cómo son) nos quejaremos y nos reivindicaremos.

Desgraciadamente sigo viendo respuestas del tipo: se lo merecía por zorra, era una guarra que se estaba follando a otro (pero si el novio se follaba a otra no pasaba nada), qué pensarán sus padres cuando sepan que es una PUTA... todo porque una mujer goza de su propia libertad. Sólo por eso ya se merece maltrato. Se merece una paliza. Que le partan la cara. Palabras literales. Por favor. Me da igual lo que haya hecho esa chica con su vida personal, me da más miedo cómo tratarán a sus parejas esas personas que comentan...

¿Queréis a las mujeres, o no? Para lo que os interesa...


Me ha quedado un texto algo raro, he ido soltando ideas que tenía en mente. Como veis, no uso palabreríos raros ni tecnicismos innecesarios en los que se pierden muchas feministas. Es como lo siento. Lo justo y lo injusto, es fácil.

A veces me siento tan enfadada. Me ha tocado de cerca algunos casos y estoy que me salgo de mis casillas. Qué morro, de verdad.

viernes, 16 de septiembre de 2016

La convivencia es la prueba de fuego.

La convivencia es muy difícil.

La convivencia puede hacer que la relación vaya a peor o termine.

La convivencia es la parte mala de las relaciones.

La convivencia...


Me tienen harta todas esas falacias acerca de la convivencia. Sin haber convivido todavía sin ninguna pareja, tenía muy claro que si la convivencia se me hacía dura con alguien, es que ese alguien y yo no conectábamos, por lo tanto el amor puede que no fuera tan grande ni valioso como creíamos.

No voy a negar que puede tener su parte complicada, pues tener que ocuparse de las tareas y las obligaciones no es agradable y menos cuando no hay consenso. Pero, por favor, el consenso se encuentra si con tu pareja las cosas van bien.

Siempre supe que me encantaría vivir con la persona que quiero, porque no puede haber nada mejor para la pareja (aunque tampoco es algo por lo que me muera, yo estoy bien sola, con él, con mi familia... con quien sea mientras sean mis personas importantes). Estás enamorada y por fin vas a tener intimidad y vas a poder organizar todo a tu antojo y tendrás a tu amor más cerca que nunca. ¿Qué hay de malo?

¿Por qué muchas parejas afrontan el paso de ir a vivir juntos con miedo? Cuando es así, lo siento mucho, pero a mí me huele muy mal. Es decir, puedo entender que a alguien no le agrade porque prefiere estar solo, pero no es por su pareja entonces, es simplemente porque le gusta estar solo. Pero no nos engañemos, la mayoría de casos no son así.

Además, vaya, qué casualidad, casi siempre es el hombre el más reticente (en parejas heterosexuales).


Entre las causas estrella tengo:

1) El hombre no ve capaz a su novia de ocuparse de las tareas de casa, no la ve apañá', no sabe cocinar, etc. (machismo).
2) El hombre tiene miedo de perder su libertad, de tener que rendir cuentas de dónde está, de tener que cumplir con un horario para que la novia no se enfade, de dejar de ver a sus amigos o tomar cañas tan a menudo... de sentirse controlado, vaya.
3) Ambos tienen miedo de que por pasar más tiempo juntos tengan más discusiones.

Esta última es el colmo. Me hace mucha gracia cuando la gente dice: "discutimos pero como todas las parejas, es normal", "cada día nos peleamos mil veces pero nuestro amor es más grande que las peleas".

No, perdón, no es normal. Pueden pasar días y semanas que mi pareja y yo no discutimos. No, no discutimos, no hay motivo. ¿Cuál podría ser? ¿Que no ha metido un plato en el lavavajillas? No sé, de verdad, quiero saberlo. Hay mil asuntos que se pueden resolver sin discutir, y si es por la convivencia en si, tenemos que plantearnos seriamente qué es lo que nos enfada... (porque si resulta que uno de los dos es irrespetuoso, imbécil, capullo/a, etc. entonces sí lo entiendo, pero ya no es por la convivencia)

¿Que haya dejado los calzoncillos en el suelo del baño?

¿Que el plato de comida esté en el salón con los restos secos?

¿Que no haya hecho la cama?

¿Que deje el derrape en el retrete?

¿Que no haya tirado la basura?

¿Que no tenga huevos a limpiar/cocinar/tarea X?

... mil ejemplos más.

¿En serio? 

Por quién lo tiene que hacer, por ti o por él? A tomar vientos chicas, si las cosas las deja mal es su culpa y su responsabilidad. Sé que no es agradable encontrarte la casa en condiciones que no te gustan, pero es cosa de los dos. No hay más. Basta de machismo autoimpuesto. Y si habéis llegado a ese punto porque no habéis hablado ni negociado nada, es un problema. Porque si establecéis unos criterios de orden y limpieza no hay más que decir. Y si se lo deja un día no vale decir: "bueno, sólo hoy se lo recojo". No, porque cuando ya lo has hecho muchísimas veces revientas. Y hacerlo tú es motivo para que él siga sin hacerlo.

¿Que la casa está hecha una mierda? Que así se quede si a él le gusta. Tú recoge y limpia lo tuyo, que bastante tienes. Ya se espabilará, y si no lo hace habrá que poner las cartas sobre la mesa y confesarle que no te gustan los tíos guarros como ultimátum.

¿Has probado alguna vez a dejar un tanga sucio tirado en el suelo del baño y esperar a ver qué siente él cuando lo encuentre? Haz la prueba.

Yo soy muy relajada en ese sentido, me da lo mismo cómo deje las cosas, son suyas xD (de hecho me parece una reacción normal) eso sí, podemos negociar el yo preparo hoy los macarrones y tú otro día pagas la cena del restaurante (por poner un ejemplo tonto porque yo cocinar poco, a veces sí pero poco jaja). O tú pones la lasaña en el horno o lo que sea y la vigilas y yo recojo los platos. O yo me encargo de la compra de los dos y tú pagas una parte más. Yo pongo la lavadora y tú tiendes la ropa. Yo limpio ésto y tú lo otro. No sé, pequeñas negociaciones que compensan el trabajo de uno y de otro que son totalmente personales. Y no hay discusiones, lo juro. Y si en algo alguno no está de acuerdo lo dice, lo dialoga, y se llega a un acuerdo. Nosotros ni necesitamos hablarlo porque sale solo: tú haces una cosa, yo otra; hoy por ti, mañana por mí. Se valora todo porque así es como debe de ser: el tiempo y el esfuerzo de cada uno no tiene precio y nadie tiene que salir ganando ni perdiendo.

¿Tan complicado es?

En efecto, llevo varios meses viviendo con mi novio y os aseguro que lo más difícil que me he encontrado son situaciones externas que nos han salpicado sin remedio (temas familiares). De hecho estamos deseando que la gente deje de ser tan tocapelotas para poder disfrutar en paz de vivir los dos solos, a gusto, a nuestro rollo (que ya lo hacemos, pero siempre hay alguien que viene a poner la guinda). Es simplemente ideal.

Claro que llevamos 8 años, y digo yo que será por algo. Pero una amiga me decía: "ya verás cuando viváis juntos, tú es que no has vivido lo que es..."

Jaaaaa, me lo decía ella que era la CHACHA del chaval, sin ánimo de ofender, pero es así. Y encima ella aguantando. Y aún muchos hombres tienen la jeta de quejarse de la convivencia porque tienen menos libertad... manda huevos. Muchos mienten de que tienen que hacer horas extra en el trabajo para poderse escapar un rato con los colegas y no ir a casa a aguantar a la bruja. ¿Hasta qué punto habéis llegado? Es demasiado triste.

En ese sentido, mi novio sale todo lo que le da la gana y sin ningún problema. Yo puedo estar en casa o no. También tengo cosas que hacer fuera (que no son trabajo, aunque últimamente...). Intentamos ponernos de acuerdo de cuando vamos a estar o no para coincidir más o para aprovechar los ratos que el otro tiene cosas que hacer. Y el momento de vernos es sencillamente genial, porque nos encanta encontrarnos y estar en nuestro espacio tranquilos y relajados y dormir juntos, despertarnos y empezar el día con un beso del otro. Y antes de vivir juntos nos llevábamos igual de bien, vaya, que no es nada nuevo. Suelen decir que descubres quién es de verdad esa persona xD yo ya lo conocía, lo que no debéis hacer es ir a vivir de buenas a primeras con alguien prácticamente desconocido porque ni siquiera sabéis si conectáis, ni siquiera os consideráis enamorados de verdad...

Porque no, estar enamorado no es ese primer año en el que estás en las nubes, ahí estás en fase de enamoramiento que puede dar fruto o no, o enchochamiento vulgarmente dicho. Enamorarse viene después. Y yo, después de 8 años, estoy más enamorada que nunca. El amor no se va con el tiempo y se convierte en cariño, no. Si se va, se va. No hay que disfrazarlo. Y sino, es que los conceptos que se tienen son erróneos, porque al principio NO HAY AMOR VERDADERO.

Parezco una enchochada pero esto es así, y mi novio y yo nos conocemos muchísimo y hemos pasado las barreras de la vergüenza, no penséis que somos los modositos del principio. Que no por ver "la otra cara" de esa persona va a haber menos amor. 

Lo que puede que deje de haber es esa chispa de emoción del enchochamiento pero no es nada extraño, ves mucho más a esa persona, te ha demostrado su confianza y el efecto va menguando. Ahora hay otras cosas diferentes y más profundas. Entenderse con una mirada es brutal, más que el sobresalto que me producía un mensaje suyo en el móvil al principio. Obviamente ahora no estoy ansiosa por recibir su mensaje, porque sé que llegará, porque sé que él está ahí, ya no hay incertidumbre (la incertidumbre es un sentimiento muy común al principio de las relaciones pero está maquillado y se confunde con otras sensaciones).

No voy a decir que no hemos tenido alguna mala racha porque sí las ha habido (por cuestiones ajenas a la convivencia), porque no somos fáciles, porque se pueden tener caracteres/pensamientos distintos, porque compartir la vida con una persona (vivas o no con ella) no es algo lineal e inamovible, todos crecemos y cambiamos con el tiempo y lo aceptamos o no. La aceptación es un proceso.


Y me he ido del tema central pero todo era necesario; la cuestión es: la convivencia no se basa en obligaciones ni en hacer nada que uno no quiera hacer... porque cuando uno está con la persona adecuada todo puede ser muy sencillo... :)

viernes, 9 de septiembre de 2016

¿Por qué, hipotiroidismo?

Cuando me dieron la noticia (a mediados de Agosto), me quedé un poco en shock. Poco a poco lo fui asimilando y encontré respuesta a muchas situaciones, pero todavía no lo creía del todo. Me cuesta de creer. Ahora voy leyendo cada vez más y me intereso más por cómo combatirlo, cómo minimizarlo, en definitiva: qué hacer a parte de tomar una pastilla diaria.

Porque a mí eso de medicarme no me gusta ni un pelo. Y tampoco me gusta cómo lo tratan los médicos.

A raíz de informarme más me pregunté desde cuándo puedo estar padeciéndolo. Puedo tenerlo desde hace años o desde hace semanas. No sé. Y empecé a recapitular mi vida en este último año, porque creo que es cuestión del último año, estoy casi segura. Aunque los síntomas los empecé a sentir en los últimos 6-8 meses, pero ya debió estar "cociéndose" algo antes.

Hasta antes de 2016 yo trabajaba de tardes básicamente. Me gustaba que fuera así, podía dormir bastante y bien, tenía ratitos libres por la mañana y no me levantaba acelerada y estresada por ir a ninguna parte. A principios de año me salió trabajo por las mañanas, con lo que podía mantener todas las tardes perfectamente. Era consciente de que trabajaría más horas, no sólo se trataba de "ahora voy a madrugar". Y la idea me agobiaba un poco, porque era renunciar a la vida que me estaba gustando llevar. Pero, oh, es trabajo, ¿cómo lo vas a rechazar? Además, empezaba a las 9, eso no es muy temprano para la mayoría de la población. Y sólo era lunes, miércoles y viernes. Bueno, allá que fui aunque no me gustara la idea.

De todas formas era un trabajo que me gustaba hacer, no se cobraba mal la hora y el sitio era muy bueno. Las primeras semanas me costaron pero creí que sería cuestión de adaptación.

Pues no, acostumbrarme fue terrible y empecé a dormir muy mal. Los días que madrugaba dormía poquísimo, 5 horas y MENOS, y además tenía sueños que me daban mucho malestar, del tipo: estoy yendo en coche al trabajo y voy tarde y yo conduzco, me muevo, pero no llego, tarda todo mucho, estoy paralizada y no voy a llegar y encima me es imposible avisar de que llego tarde. Me creaba unos nudos en la garganta que me moría. Me despertaba cincuenta veces a mirar la hora porque temía enormemente dormirme. Las 5, las 6, las 6:30, las 7:15, las 7:45... horrible. Así eran todas las noches cuando madrugaba.

Cuando al día siguiente no tenía que madrugar, a pesar de estar cansada por haber madrugado ese día, me dormía muy tarde también. No lograba descansar.

La peor parte era que por las tardes también tenía que trabajar. Solía empezar entre las 15 y las 17, dependiendo del día, y acababa a las 20, a las 21 y algunos días a las 22. El día que llegaba a casa a las 22:30 de estar dándolo todo por ahí y tenía que madrugar al día siguiente era mortal, lo juro. Además, a pesar de volver reventadita, no soy capaz de tirarme a la cama y ya. Me ducho, ceno mal y rápido (mierdas, sólo mierdas), me preparo todo para el día siguiente, muchas veces tenía que lavarme ropa a esas horas para tenerla para el día siguiente (ya la había agotado toda)... y estoy con mi novio, porque al tener todas las tardes ocupadas al final lo veía poco, un ratito al mediodía y un ratito por la noche.

Por no hablar de que casi nunca hacía 2 horas seguidas en el mismo sitio, trabajo/trabajaba en un montón de sitios, me paso/pasaba el día entero p'arriba p'abajo con el coche estresadísima, corriendo, buscando aparcamiento... y con un margen de unos 15 minutos (a veces más) entre hora y hora. Notaba que necesitaba mucha gasolina para seguir y en esos mini ratos aprovechaba para comprarme 400-500 g de chuches que me ayudaran y me dieran energía para seguir.

Los días que también trabajaba por la mañana me era imposible echar siesta, nunca he echado siestas y lo odio enormemente. Me cuesta mucho conciliar el sueño de día y si lo logro luego necesito un camión para que me despierte y arrastre de mí para ir a echar más horas de trabajo. Ni de coña.

Ah, por las mañanas no eran chuches, eran latas de olivas xD ya que siempre tuve la tensión baja y al haber dormido poco y ser por la mañana tenía miedo de desplomarme por ahí, así que iba comiendo latas de aceitunas.

Así estuve varios meses, trabajando a full, que aunque no fueran muchísimas horas no las pasaba sentada en una silla ni mucho menos, eran intensas, descansando poco y mal y comiendo mierda pura. Olivas, crispis de todo tipo, chuches, pan bimbo, curasanes de desayuno, dulce de membrillo, colacao a cucharadas, queso en ocasiones, más chuches, zumos azucarados a saco y alguna vez fruta (plátanos, básicamente), alubias y poco más creo... de lo sano poco, vaya.

Al principio me veía capaz a pesar de saber que no estaba descansando suficiente. Con el paso de las semanas y los meses, iba notando alguna consecuencia. Cuando me notaba cansada mi mente rápidamente lo asociaba a la necesidad de azúcar. Máaaas azúcar.

Me he sentido triste, triste y sin ganas. Y pensaba ¿por qué? ¿Por qué se me hace tan difícil a veces? Estoy haciendo algo que me gusta. Entendía que a veces estuviera cansada pero la apatía cada vez era mayor. Llegué a pensar que me estaba engañando a mí misma y que realmente no quería una vida así, aunque en parte era verdad porque yo ya estaba bien sólo trabajando de tardes.

Hasta que llegó el susto. Llegaron los pinchazos en el pecho que me hicieron parar. Que me hicieron estar en medio del trabajo y no seguir. No podía. Tenía que parar o los pinchazos volvían. Me asusté muchísimo porque pensé que me daban arritmias o algo así, y que me podía dar un infarto sin comerlo ni beberlo. Estuve una semana trabajando más relajada, mucho más relajada... la gente con la que trabajo de dio cuenta y eso no me sentaba bien, no estaba haciendo bien mi trabajo ni daba lo que esperaban de mí, pero en esos momentos mi prioridad era que no volvieran los pinchazos, les tenía pavor.

Se lo acabé comentando a mi padre y me dijo que fuera al médico inmediatamente, que no estaba de más.

Me derivaron al cardiólogo, me hicieron pruebas en el corazón, etc. Y han pasado MESES. Los pinchazos cesaron pero ahora sentía otras cosas que yo creía que eran fruto del mismo cansancio. Dolores de cabeza, dolores articulares y musculares sobre todo en piernas y rodillas, más fatiga, más apatía, menos ganas por todo. Creí que al llegar el verano y la disminución de horas mejoraría, pero me seguía costando todo muchísimo, hacer una hora en cualquier sitio me suponía demasiado sacrificio... pero tiraba de mí como podía. Lo atribuí al calor.

Después de una prueba de esfuerzo, electrocardiograma, ecografía del corazón... me hicieron un análisis de sangre. La cardióloga veía que todo era normal y le sorprendió que mi médico de cabecera no hubiera pedido un análisis de sangre antes de derivarme a ella. Era específico, pedía varias cosas concretas entre ellas un estudio tiroideo.

Semanas y semanas hasta que ya acudí al médico a por los resultados hace menos de un mes. Fui bastante confiada, estaba 90% segura de que todo estaría correcto, que estaría 1 minuto y me largaría. Pero ahí estaba, el hipotiroidismo.

Después de mucha reflexión he llegado a la conclusión de que mi cuerpo ha respondido así por la actividad tan exhausta a la que se ha visto sometido. He hecho demasiado, yo lo sé. Lo he puesto al límite, me he agobiado tanto y me he estresado sin dar solución... que él ha dicho: hasta aquí. Voy a bajar el ritmo yo ya que tú no lo haces. De hecho el hipotiroidismo es como si tuvieras el cuerpo envejecido. Esa es la interpretación que hago... no sé si estaré en lo cierto o no. A mí esto no me pasaba. Yo era una tía con energía y que disfrutaba todo. Nunca me he sentido cansada. Soy/era tranquila pero activa.


He hecho envejecer a mi cuerpo, a mi metabolismo, en 1 año. Por no hacer caso a sus señales, por seguir a tope sin pensar en mi salud.

No sé si una cosa es consecuencia de otra (exceso de trabajo -> hipotiroidismo -> cansancio extremo) o al revés (hipotiroidismo -> cansancio extremo -> el trabajo se me hace excesivo) pero estoy en un bucle. Me decanto más por la primera porque no veo razones claras por las que me aparezca hipotiroidismo en mis circunstancias.

Quizás este trabajo no es para mí y ya está, habrá personas que puedan y otras que no... O no, puede que haya sobrepasado los límites de mi esfuerzo. Lo último que yo quería era que mi pasión se acabara convirtiendo en una pesadilla...


Me queda hacerme una ecografía de la tiroides y volver a hablar con mi médico del tema. Seguiré informando y hablaré más detalladamente del hipotiroidismo, qué supone, síntomas, los resultados del análisis, cómo lo voy a afrontar además de tomando pastillas y qué debo hacer a partir de ahora y a largo plazo...

De momento todavía sigo alimentándome bastante mal y la actividad laboral después del verano ¡¡va a subir!! Así que estoy bloqueada, quemada y saturada. Necesito tiempo para reflexionar y tomar decisiones.


Decir que en estas 3 semanas de medicación todavía no he notado mejoría, de hecho tengo más dolores de cabeza, y que además tengo anemia :/ :(

martes, 6 de septiembre de 2016

Tema "rippling" - mamoplastia.

Por lo que veo muchas personas llegan a mi blog buscando información acerca de la mamoplastia y me comentan en aquellas viejas entradas :) ya no hablo de ello porque está prácticamente todo dicho, pero una mujer me preguntó hace poco acerca del rippling que tanto me asustó en su momento.

Rippling son los pliegues que se producen en el pecho a causa de las ondulaciones de la prótesis, y pueden ser más o menos visibles dependiendo del caso. No es ninguna complicación ni nada grave, es un efecto. Suele aparecer cuando la prótesis es demasiado grande, cuando la piel es muy fina, cuando se parte de poca mama/grasa en el pecho para recubrir la prótesis o en una combinación de estas opciones. También es más probable si la prótesis está en el plano subglandular y no en el submuscular.

Ocurre en prácticamente todos los implantes (en los anatómicos quizás no tanto, no sé), pues al caer por la gravedad hacen esas ondulaciones. Por eso depende mucho de la postura en la que te encuentres para que se vean o no.

Ejemplos gráficos:
Resultado de imagen de rippling protesis

Resultado de imagen de rippling protesis


Yo me lo vi a las 2 ó 3 semanas de la operación, pero no tenía nada que ver con estas fotos. Era una simple sombrita y se veía en una postura muy concreta: inclinada hacia adelante y ladeando a la derecha. De hecho me sale sólo en el pecho derecho que es en el que llevo más cc de prótesis porque era más pequeño.

Ahora releo la entrada que escribí y me mondo de la risa. Me siento muy tontita, porque en estos momentos me parece algo insignificante. No le doy ni la más mínima importancia. Y es que nadie se daría cuenta; ni yo me doy cuenta. Llevo ya varios años y no le presto ni le he prestado atención. 

El otro día que leí el comentario de la chica lo recordé y lo volví a examinar. Me costó pero al final encontré la hendidura/sombrita/ondulación. Pero no me preocupa en absoluto, lo juro.

Es algo que puede pasar en mayor o en menor medida. Si fuese rollo escándalo, obviamente es preocupante y no gusta. Pero si se trata de algo mínimo... bah, no pasa nada. Por eso, no os alarméis, yo me volví loca cuando lo vi la primera vez y es que tienes los sentimientos a flor de piel y te angustias a la primera de cambio. Es normal, pero respira hondo, tranquilízate y que sea lo que tenga que ser.


Así es como se ve al natural la zona donde me veo el rippling (es en la parte interior del escote):


Y aquí está el rippling en una postura muy concreta, que incluso tenía que acercar el hombro derecho a la oreja para que se notara:
Parece un culete jajaja es un escote y no se ve nada, además estoy agachada.

Es el mismo pecho en ambas fotos. En el izquierdo no me pasa.

(Cabe decir que cuando voy con sujetador no se nota, pues al haber sujeción las ondulaciones quedan retenidas, por así decirlo).

No es nada, para mí no es ningún drama y me compensa. Entiendo que a muchas les disguste pero con el tiempo se asimila y lo ves de otra forma. Recuerdo que cuando me operé veía muchas chicas muy obsesionadas por las cicatrices. Decían que las tenían horriiiibles, que estaban muy disgustadas... luego veías una foto y las tenían genial. A mí las cicatrices no me preocuparon en exceso y me las veo bien. Sí que les proporcioné unos cuidados y tal, pero de relax. Sin embargo lo del rippling me sentó muy mal, pero tardé poco en restarle importancia (porque no la merecía - habrá casos que sí la merezcan).

No hay que focalizar tanto la atención en pequeños detalles porque es una locura.

¡Eso es todo! Ya llevo... mmm, ostras, ¿cuánto? Tengo que mirar entradas anteriores xD 4 años operada. Me parecía más incluso, porque las siento totalmente mías jaja y ya no existe un pasado de planicie, se me olvidó prácticamente.

viernes, 2 de septiembre de 2016

¡No puedes rechazar esa oportunidad!

Para qué queremos más: más trabajo. No doy crédito. Y muchas personas pensarán: ¡pero qué suerte! ¡No te podrás quejar, que en la época en la que estamos...! Que sí, entiendo perfectamente que el trabajo está muy valorado por muchas personas, sobre todo por aquellas que no lo tienen o no lo consiguen, porque es la única manera en la que pueden sobrevivir. Pero yo he sabido sacarme las castañas del fuego sin tener un empleo como tal y gestionando mis asuntos de maneras distintas a las que veo en la mayoría de gente. 

No me va mal económicamente hablando ahora mismo (en mi situación, claro, para otras personas puede no ser suficiente pero yo me abastezco perfectamente así) y ya estoy bastante a tope de trabajo, pero, por h o por b, por suerte o por destino o por esfuerzo propio (ya puestos, vamos a dar todas las posibilidades) no me paran de salir oportunidades. Y esta última ha sido ya el colofón: darme trabajo de algo que ni sé hacer. Porque que me quieran para lo que hago porque tienen buenas referencias de mí me parece lógico. Pero que confíen en mí para hacer cosas en las que no estoy NADA preparada... es, wow, de agradecer pero sorprendente. Sorprendente ni en el buen sentido ni en el malo; chocante quizás es la palabra. 

Sé que soy plenamente capaz de desarrollar lo que me piden, pero necesito informarme, formarme, prepararme. A corto plazo puedo buscarme la vida, pero a plazo INMEDIATO me pone MUY NERVIOSA. Sólo tengo este fin de semana para ya el lunes ser capaz de hacer cosas que no he hecho jamás. De hecho ya llevo un par de días leyendo muchísimo, tomando apuntes y haciéndome chuletas porque las tendré que usar. Al principio seré una patata pero con el tiempo puedo ser buena, soy consciente de ello (de lo que no estoy tan segura es de si me va a gustar). 

Es que me pilla tan de sopetón que todavía no he asimilado NADA y NOPUEDOCONMIVIDA ES DEMASIADO. He hecho cosas mucho más difíciles en el ciclo o en la carrera y ahora ésto, que es casi una tontería, se me hace un mundo. ¡¡Pero es que tengo muy poco tiempo y tengo que ser 100% autodidacta!!

Otra persona lo aceptaría sin preocuparse porque, oh, es trabajo, y alá, a la aventura. Pero de ahí que haya tantos trabajadores incompetentes, que ya he visto varios con mis propios ojos. A mí me gusta hacer las cosas bien, estar segura de lo que ofrezco, saber que estoy haciendo algo beneficioso para los demás, de la manera correcta y con prácticamente la totalidad de mi capacidad. Desgraciadamente esto me hace no sentirme satisfecha muchas veces de cómo lo he hecho, pero no doy para más. Hoy he estado con la fuerza y el ánimo bajo mínimos y he hecho todo lo posible por dar algo valioso... me joroba no conseguirlo en mi escala de exigencia.


¿Y por qué lo cogí...? No es la primera vez que me ofrecen algo así, aunque no tan a lo bestia, y he dicho que no sin problema (y me cuesta mucho decir que no, pero cuando tengo algo muy claro no hay tutía). Pues porque es una "oportunidad de oro" y "no la puedes rechazar". Me cago en la leche. Esta vez me siento TAN presionada que lo tengo que aceptar por ovarios.

Y yo cada vez más cansada y con unos dolores de cabeza que me hacen el día. Joder.

Puedo, sé que puedo. Pero es mucho esfuerzo, y más esfuerzo que habrá después con más y más horas, porque va a ser duro, lo sé. Voy a acabar exhausta. Creo que ya sé por qué tengo hipotiroidismo (quién diría que tengo el metabolismo ralentizado, vaya) y es que el ritmo de vida/trabajo de estos últimos meses me está consumiendo y mi cuerpo responde bajando marchas. 

A lo mejor me estreso con facilidad, tengo poca tolerancia a la hiperactividad y valoro y necesito en exceso la tranquilidad y la paz interior, yo qué sé. Pero soy así y tengo unas prioridades que me apetecería respetar. 

Ya veremos qué pasa...

viernes, 26 de agosto de 2016

CANSADA.

Me siento muy saturada. Necesito un descanso urgente y no lo tengo. No he tenido ni una semana de descanso en todo Agosto ni la tendré.

Tengo muchas ganas de mandar todo a la mierda, hacer parón y empezar de 0 con todo.

Supongo que así acaban muchas personas al llegar el viernes, hartas y con ganas de descansar el fin de semana. No es tan raro. Pero lo siguen haciendo, lo siguen tolerando. "Así es la vida". Yo no puedo más.

Estoy haciendo malabarismos para tener libres el jueves y el viernes que viene, y así empalmar 4 días sin hacer NADA. Es que no quiero hacer nada, lo juro. Despertarme tardísimo y no tener ni una puta obligación en todo el día. Obviamente no toda mi vida pero sí de vez en cuando.

Aún así hay días que trabajo 3 horas, como hoy, pero me cuestan demasiado. Aunque cuando estoy ahí lo disfruto, me cuesta empezar pero luego me gusta, pero cuando acabo es como: me quiero morir, me quiero teletransportar a mi habitación inmediatamente y desconectar de TODO.

Esto que me sucede me hace súper improductiva, porque los ratos que tengo para estar tranquila los utilizo para leer cosas interesantes, jugar, ver vídeos, comer algo rico... ocio, vaya. No soy capaz de seguir aprendiendo, prepararme algo innovador para el trabajo o empezar a dedicarme a otras cosas profesionalmente... NO. Ni ganas.

Estoy hasta el moño. Estoy negativa. Estoy bloqueada.

lunes, 22 de agosto de 2016

Consecuencias de alimentarme como una mierda.

Sí, ya llegaron.

No estoy bien de salud.

A mis 27 tacos todavía no he aprendido a alimentarme correctamente.

Hace varios meses visité a mi médico porque no me encontraba bien. Pero era distinto a lo que otras veces me ha podido pasar. Esta vez eran pinchazos en el pecho, en la zona del corazón, por lo que me asusté. Nada, no era más que fatiga, aviso ya porque no quiero armar drama jaja. Me hicieron un electro, prueba de esfuerzo y todavía me queda una ecografía pero todo pinta bien, no es del corazón.

Con esto me derivaron a cardiología y les sorprendió que el médico de cabecera no me hubiera mandado hacer análisis de sangre. Fui el otro día a recogerlos, muy segura de que todo estaría perfecto, y nada de eso.

Mi hemograma es un completo desastre. Anemia, hierro bajo y, además, tengo hipotiroidismo.
¿Hola? ¿Por qué? Mi glándula tiroides no segrega la suficiente cantidad de hormonas. Pam, hostiazo en la cara.

¿Me la he jodido yo? Probablemente sea un cúmulo de causas, entre ellas el estrés. Aunque antes de sacar conclusiones me harán una ecografía en el cuello para ver como está, pero inflamada no se ve.

Total, medicación a largo plazo y quizás de por vida. La verdad es que ha sido un chasco muy grande, pero ya tengo explicación a muchas cosas. A todas esas veces que sentí que no podía más y me iba a desplomar. A esas veces que subía a un primer piso y me agotaba. A ese cansancio desmedido sin razón. A esos dolores de cabeza. A esos pinchazos que me decían que parara con urgencia. A esas veces que no lograba que la energía me llegara a las extremidades. A cuando me sentía muy mareada al levantarme del sofá. A esos días sin ganas de nada.

Y es que, a pesar de alimentarme de puro azúcar, carbohidrato, harina, cereal, la energía no era/es eficiente. Hay también que nutrirse. Existen muchas más necesidades que cubrir. A mi médico le comenté que no comía carne ni pescado y me dijo que eso explicaba el hierro bajo.

Me preguntó si tomaba cosas de gimnasio :S cosas a las que ni sé cómo llamar porque no las he probado en mi vida ni tengo ninguna buena referencia.

Por lo visto el hipotiroidismo ralentiza el metabolismo, por eso todo cuesta más... supongo. No sé, a pesar de haber leído no acabo de comprender, y mucho menos por qué me sucede a mí, sin claros antecedentes, sin que sea de nacimiento, sin bocio, siendo aún relativamente joven... Falta de sodio? Sale como una posible causa, pero es raro.

Lo que sí sé es que he tenido una etapa de estrés y de sobreesfuerzo físico y mental que me estaba sobrepasando y veía claramente que me costaba aún más sobrellevarla por la fatiga y las consecuencias físicas. Un círculo. Ahora en verano me he relajado más y he bajado el ritmo pero sigue costándome mucho todo.

Poco a poco mejoraré ya que estoy en medicación. Pero no lo es todo.

He hablado con mi familia y mi novio y tengo que cambiar, tengo que hacer cosas que me den salud, no me la quiten. Voy a volver a comer algo de proteína animal (pavo, no sé si recordaréis que yo comía bastante pavo xD de hecho lo hacía porque sabía que era propensa a padecer anemia. Hace mucho tiempo que no lo tomo) y voy a ir dejando a un lado poco a poco tantos azúcares y tantas harinas procesadas y dar prioridad a legumbres, tubérculos, arroz integral, verduras y frutas. Y ya me está costando una barbaridad... me lo dijeron la semana pasada y no he mejorado apenas, sigo haciéndolo mal, pero entiendo que es un proceso y que los cambios requieren tiempo. Algo sí que he tratado de modificar, pero me siento aún débil emocionalmente y caigo.

Cuando me noto falta de energía, para mí lo más sencillo es la comida chatarra. Por ejemplo, a media tarde, en un ratito que tengo entre trabajo y trabajo, ya noto que me cuesta la vida seguir. Entro a la tienda de chuches y me embuto una bolsa que quita el hipo y así me siento enérgica y segura de poder con todo, cuando realmente es una sensación falsa. O cuando llego a casa de trabajar cansada, es mucho más fácil ir a por los crispis de miel, los curasanes de desayuno, la barra de pan y las guarradas en general. MIERDA, vaya. En fin :(


Los hábitos no se construyen ni se destruyen en un día. El caso es que lo he intentado tantas veces y he fracasado que no creo en mí. Pero ahora tengo motivos reales y debo despertar de este letargo y ACTUAR, esforzarme y poner empeño.

No me siento 100% preparada pero prometo que voy a ir pasito a pasito y voy a dejar todos esos venenos :(


martes, 26 de julio de 2016

Qué trabajadora y formalita es.

El otro día, en la cola del supermercado, dos mujeres hablaban de que sus hijos no acabaron juntos y que qué pena. Una chica enamorada de un chico que no le correspondía. Y la madre del chico decía:

- Pues qué lástima nena, con lo trabajadora y buena chica que es, tan formalita, con su trabajillo.
- Y tanto que sí, mi niña es muy responsable y trabajadora, pero a él no le acababa de gustar, no.
- Qué pena porque ella le habría querido de verdad.
- Y tanto que sí. Ahora tiene su trabajo, su piso, todo con mucho esfuerzo, y hace su vida.
- Pues él anda de aquí p'allá...

Se dio a entender que él había estado con otras pero no había formalizado nada, un pingoneante. La madre quería para él una niña decente, trabajadora y formal, y la madre de la chica ponía también mucho énfasis en esas cualidades.

Y me recordó que cuando comencé con mi novio pasaba algo similar en su familia. La familia quería una chica formalita para sus niños. Que le gustara pasar horas y horas en el trabajo dejándose los sesos, las horas y el alma. Que llegara a su casa e hiciera la comida, la colada, limpiara... que fuera "apañá". Vamos, que le solucionara las papeletas al chaval, hablando claro. Que hiciera todo lo que a la mujer se le ha dado "bien" durante tantos años para que el niño no tuviera que aprender, porque eso no es faena de hombre. Y no sólo eso, sino que también tiene que trabajar. Que pase muchas horas en el trabajo que así no está de pingoneo por ahí.

Pero, aaaaay, aparece una niña más descocada, que se arregla mucho, que no trabaja (pero estudia), que no sabe cocinar (ni quiere - importante), y ya no es un buen partido. Ya no es de fiar. "Ésta le pondrá los cuernos o se la liará pronto". "Lo traerá de cabeza".

Y es que para ser una buena chica tienes que ser gilipollas. Tienes que dejar de disfrutar y dejar de ser libre. No puedes llevar ropa extremada ni maquillarte. No puedes preferir viajar/salir que trabajar. No puedes pretender perseguir tus sueños porque es mejor una vida que te dé estabilidad para tener una pareja y formar una familia.


Es gracioso porque hace poco un amigo cercano y su novia lo dejaron, y él comentó, decepcionadísimo: te buscas una que parece formal/decente para que te acabe haciendo ésto...

Es decir, ¿la buscaste de esas características a propósito para tener menos posibilidades de cornamenta y/o abandono? Increíble...

No me extraña que no saliera bien, seguro que acabó harta de recoger tus calzoncillos ;)

sábado, 23 de julio de 2016

Alarmista.

Como siempre, he sido algo alarmista y me he tomado las cosas al pie de la letra. También soy demasiado exigente con las personas cuando yo doy mucho de mí... Pero exigente con tonterías, por así decirlo. Unas cuantas palabras bastan, ya marcan la diferencia.

Hay personas que dicen cosas y al cabo de los días ni se acuerdan. Yo sí. Y más si es algo que me ha herido.

Que te digan que hay cosas que no tienes que saber sienta mal. Bueno, a mí me sienta mal.

Yo no temo ser transparente 100% con un hombre por no perder el misterio. ¿Por qué? Porque aún así sigo teniendo misterio para él, y por supuesto no es mi intención mantenerlo pero así sale. En ciertos aspectos me conoce, sabe mis respuestas y mis reacciones, pero en otros no. Los va descubriendo día a día y siempre hay algo nuevo. Siempre hay algo que descubrir y por lo que sorprenderte. No tengo que ser una cabrona para tenerle a mis pies, pero me las traigo porque no soy una chica sencilla. Y cuando se me hinchan los ovarios, se me hinchan.

Los días después jugué un poco al despiste, aunque estaba cabreada también, pero me callaba y sí, fui un poco hdp pero me apetecía, me salía. Estaba enfadada. Y fui viendo respuesta. Algo ha ido comentando. Después, tonta de mí, me salía hablar a veces de alguna chorrada que me había sucedido y al instante se me cambiaba el chip: bueno, no, paso de contarte nada, no quiero.

Hace dos días volví a callarme en algo y ya vi otra reacción. Me insistió e insistió. Y era una gilipollez, pero hasta que no se lo conté no paró, y me puse pesada en que no quería, que no hacía falta (sin enfadarme ni nada). Y es que me sale contarle cosas, y sí pienso muchas veces que debería ponerle freno pero me cuesta. No puedo evitarlo. Con él no hay mentiras, no hay secretos. Este blog era un secreto hasta que lo descubrió xD y lo leyó de arriba abajo. Ahora hace tiempo que no lo lee y espero que no lo haga porque me gusta descargar mis frustraciones cuando ya con él me siento limitada o no quiero avasallarle demasiado con mis historias.

En fin.

sábado, 9 de julio de 2016

Cuando no es como creías.

Cuando confías plenamente en una persona al punto que no tienes secretos, no tienes nada que ocultar, eres tal y como eres con ella. Y, seas como seas, recibes aceptación. Aunque no comparta tus ideales y piense que estás loca y que eres un caso de Cuarto Milenio. Te acepta y hasta parece que te escucha con gusto. 

No soy alguien que necesite explayarse con las personas contando cada minucia de mi vida. Pero con esa persona es distinto. Llegas a divagar tanto con ella que te acabas descubriendo a ti misma. Es sorprendente.

Esa persona parece que también confía en ti y no duda en contarte sus inquietudes, sus problemas, sus buenas noticias... pero tienes que preguntar en muchas ocasiones. Oye, ¿qué tal en el trabajo sobre aquél asunto que me comentaste? Y entonces habla. 

Un buen día descubres la otra cara. La cara que no quería mostrar. La cara sobre la cual tú nunca podrías preguntar porque la desconoces. Y te das cuenta de que esa persona, la persona que te ha hecho tan grande, que te ha aguantado en lo inaguantable, que a pesar de todo cree en tus historias, no confía en ti al 100%.

"Hay cosas que no tienes que saber".

¿Tiene derecho a no contármelo todo? Joder, sí, creo que lo tiene. Pero no así. Es decir, yo lo daba todo. Y todavía más pensando que era recíproco. He hablado de las putadas más descabelladas, de humillaciones brutales, de traumas y también de sueños, deseos y alegrías. Todo lo que me pasa por la cabeza en cada momento. No sólo eso sino que ha sido partícipe de muchas cosas. Y pensaba que era mutuo. 

No lo es. No me siento traicionada, me siento apartada. Y si me apartan así, desaparezco. Desaparece la Michelle abierta, alegre, entusiasta, enfadona, sarcástica, criticona, filósofa, con humor negro, con humor tonto, con ganas de cosquillas o con ganas de pelea. Desaparece. Y eso a la larga no es bueno. Se ha abierto una distancia. Ya me he planteado cosas que jamás me había planteado en mucho tiempo.

Si doy, quiero recibir. No quiero saber por cotilleo, quiero saber porque me importas y, por supuesto, me importa todo lo que tiene que ver contigo. No soy posesiva ni celosa, en absoluto. De hecho no tiene nada que ver. Solamente no quiero sentirme una desconocida al lado de la única persona con la que me he abierto.

Pero si así va la cosa, esto va a cambiar. Me cierro en banda. Todos vamos a tener secretos, aquí no hay unos pocos privilegiados.

martes, 5 de julio de 2016

27 desilusiones.

Cada año que cumplo trato de verlo como algo positivo, algo bonito, algo por lo que estar contenta y algo por lo que celebrar. De hecho así lo hago, sobre todo desde los 22 o así, siempre trato de ver la madurez adquirida y las experiencias buenas vividas. Evidentemente no me gusta crecer, no me gusta cumplir años, no me gusta saber que me queda menos para tener canas y arrugas, pero no podemos luchar contra ello.

Me gusta que cada año sea especial por algún motivo y este año tenía todas las papeletas. He hecho algunas cosas nuevas, diferentes, radicales, pero mi cumpleaños no fue "para recordar". Ha pasado como si nada, un día más. Sí, lo celebré, soplé velas, cantamos y reímos todos, me felicitaron mucho. Pero no sentí gran cosa dentro.

Y recuerdo... recuerdo mi 18 cumpleaños. Recuerdo que lloré el día que cumplí 18 años, sola, en mi habitación. Y me vino esa misma sensación de vacío. Si mi padre me hubiera visto ese día, el de los 18, me habría dicho: ¿pero por qué lloras, si lo tienes todo?. Sé que ahora me diría lo mismo y con más motivo. Ya lo tengo todo, ya he estudiado, ya trabajo, ya tengo pareja estable. Pero es que eso no es todo y sé que él lo sabe. Pero no ve motivos para no ser feliz. Quizás necesito tener más de 50 para darme cuenta, no sé. Espero que no.

No me considero infeliz, pero no me hace feliz este mundo con estas directrices. Lo repudio.

Cumplí en mayo y hago esta reflexión ahora. A veces intento vivir más y pensar menos; simplemente aprovechar el momento y no comerme la cabeza. Pero la vida pasa y sigue y no perdona. Un año más, una oportunidad menos.

Pero, ¿qué es lo que quiero? 
Quiero viajar, quiero montar un negocio, quiero conocer lugares, personas, vivir experiencias nuevas, aventuras, disfrutar de días espléndidos y de noches mágicas y abandonar este mundo rutinario de trabajo 5 días y descanso 2. 


¿Qué estoy haciendo para conseguirlo?

...

martes, 28 de junio de 2016

¡¡SOS Sandalias!!

Hacía muuuucho tiempo, ¡años! que no tenía un flechazo con algo roperil. Llevo varios veranos pasándolos con unas chanclas de goma negras con destellitos plateados que me hacen el apaño. Me costaron menos de 5€ y las sigo llevando xD el caso es que vi unas sandalias muy majas, de aspecto cómodo y casual pero combinándolas bien pueden quedar muy elegantes y además con plataforma. Dije: ¡perfectas! Son la solución perfecta para lo que necesito. Para ir decente por tanto de día como de noche y dejar un poco el look sport o chanclil. 

Mi novio ya me ha alarmado varias veces... "¿otra vez así?", "¿vas a Zumba ahora también, no...?". Y no me avergüenzo en absoluto, no tengo problema en ir así. Pero tuve un flechazo con las sandalias.

El problema es que sólo me gustan esas concretamente. No quiero otras si no son como esas, porque no me gustan otras. Ni parecidas. QUIERO ESAS. 

¡¡Y ya no están!! :(

Eran del Pull and Bear:


Respeto totalmente a quien le parezcan horribles, a mí también me lo parecerían a primera vista, pero es que las vi puestas en una chica monísima y ya no hay vuelta atrás, ¡me he enamorado! Jajajaja, qué tonta.

Busqué y busqué y encontré esta página en la que solamente las presentan y ponen el enlace al Pull and Bear pero ya no sale porque no están. 

Seguí buscando poniendo de mil maneras las palabras clave: sandalias, plateadas, plataforma, cuña, esparto, hebillas, pie abierto... y............ ¡tachán! Encontré las que supuestamente son originales, de Jeffrey Campbell. Lo cual me hace pensar que deberían estar de imitación en otras tiendas pero no las he encontrado.

Lo peor de todo es que me gustan más las del Pull and Bear... bastante más. Y son más baratas, claro.

Aquí están:

Modelo 1.


Modelo 2.


Son súper parecidos ambos modelos pero tiene mejor acabado el primero. Casualmente es más barato y no quedan números.

De todas formas, no estoy dispuesta a gastarme casi 60€ en esto, por lo que sigo en la búsqueda... si alguna alma caritativa sabe dónde encontrarlas, que me lo deje en comentarios jajaja.

Me dicen que de estas las hay en todos lados, bla, bla... ¡¡y no es cierto!! Yo no las encuentro, y no me vale algo que "se parezca" porque no se parece en nada, las quiero así ;(


También he visto algo similar en la página del Corte Inglés:
Son más bajitas y el estampado no es liso, es como de piel de serpiente... no me gustan.


En fin, me veo sin ellas. Para una vez que algo me gusta...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...