martes, 21 de octubre de 2014

Me he puesto un DIU y más cositas.

Hace exactamente 11 días me puse un DIU (Dispositivo Intrauterino - método de anticoncepción) de cobre y plata, sin hormonas. Volví a hacerme una citología y la prueba del VPH y nada de nada :) todo perfecto! Contentísima! Así que ya tocaba dar el paso y olvidarme por completo de tomar otras precauciones.
Según tengo entendido, muchas jóvenes no optan por este método por creer que no está indicado para mujeres que no han parido, la cual cosa es totalmente absurda. No hay ningún problema. Simplemente es una cuestión de tener el útero ensanchado. Seguramente será menos doloroso y notará menos los efectos secundarios una mujer que ha sido madre que una que no.

Un útero "virgen" todavía está estrechado. El DIU posiblemente provocará reglas más abundantes, sangrados entre reglas o más flujo, pero dependiendo del caso puede tratarse de poca diferencia. Yo todavía no he notado nada, aunque es pronto para hablar. Por suerte, mis reglas nunca han sido dolorosas ni extremadamente abundantes, así que eso juega a mi favor.


El momento de la introducción del DIU fue tremendamente horrible. Lo pasé muy mal, pero soy demasiado aprensiva y sensible para estas cosas. Todavía recuerdo la operación de la vista, todos como Pedro por su casa y yo al borde de la muerte. En fin, lo pasé fatal. Mi novio estuvo dándome la mano, como en los partos de las películas. Una situación completamente inverosímil para mí.

Después de pasarlo algo mal dije: ¿Ya está? Y todavía no me lo habían introducido... qué chasco, me quería morir, sólo saber eso ya me puso peor. Me dolió bastante, y pasé el día entero cual caminante de The Walking Dead. Por no hablar de los siguientes 2-3 días. Fue como pasar una terrible regla. Una regla como nunca jamás la he tenido. Quizás no estoy acostumbrada, porque nunca me ha ocasionado estos malestares. Puedo tener un ligero dolor de ovarios o sentir las piernas débiles, pero poco más. Así que, fue horrible. En la cama 2 días, a base de Ibuprofeno (yo que soy anti-medicamentos total).

Todavía me tomo algún Ibuprofeno eventualmente, no me encuentro del todo recuperada. El cuerpo necesita aceptar al nuevo huésped. A veces noto dolores en el abdomen o debilidad en las piernas, pero bastante menos. A ver si pasa pronto, por favor.

Me lo puse al 5º día de la regla, que yo para el 5º ya puedo llevar un salvaslip y no manchar apenas. Me recomendaron tomar Ibuprofeno antes de ir a la consulta y así lo hice, y ni con esas me salvé del dolor.

Al mes y medio tengo visita de nuevo para comprobar que está bien colocado. Tiene una duración de 5 años, con un 98-99% de fiabilidad. ¡Genial! De momento, a pesar del mal trago y de los malestares del primer mes, lo recomiendo por completo. Ya veré cómo respondo ante él, cómo cambian mis sangrados, etc. Pero tengo bastante confianza en él.


Por otro lado, ¡TENGO UN NUEVO TRABAJO! (una nueva profesión, mejor dicho). Todavía no estoy ejerciendo porque me estoy preparando, podría hacerlo ya pero prefiero esperar un poco. Estoy contentisísisisima, me muero de ganas de comenzar. Es todo lo que quería. Se ajusta perfectamente a mi filosofía de vida y a todo lo que he estado criticando jaja. Tengo que complementarlo con otro pequeño proyecto que está en marcha, y nada, paciencia, dedicarle tiempo y poco a poco irá dando sus frutos. En realidad, tiene "algo" que ver con mi carrera, pero a la vez es completamente diferente. Cuando tenga algo seguro lo diré abiertamente :)


¡Hace meses y meses que no me maquillo! El acné es inexistente, aunque reconozco que me salen granitos de vez en cuando, pero son GRANITOS no esos asteroides que eran 10 veces más grandes jajaja. Ojalá no me saliera nada, pero qué le voy a hacer. No me maquillo para nada, sólo si salgo un fin de semana. Me lavo asiduamente la cara y la exfolio. Rara vez me pongo crema hidratante. Lo hice alguna vez con una de rosa mosqueta para las marcas del acné y lo que me provocó fue pequeños granitos y grasa. No tengo la piel seca para nada. Quizás en breves iré al dermatólogo por el tema de los peelings.


En general, estoy haciendo pequeños grandes cambios en mi vida (poco a poco), que me alejan de esa autosuperficialidad que tanto daño me ha hecho. Y estoy cada vez más satisfecha por ello (aunque todavía tengo mucho por hacer y por mejorar). No, no estaré lo más radiante posible cada día, pero no soy esclava de nada, ni siquiera de mí misma. Sé que puedo estar mona igual, y si no lo estoy, pues es la cara que me ha tocado tener y la tengo que aceptar. Podré tratar de cuidar y mejorar mi piel, mi pelo, etc. pero la base es la base. Y cada día me siento mejor. Sólo pensar en volver a depender de cosméticos e historias y me da un patatús.

Hace años me quería operar la nariz y las orejas. Todavía hoy a veces lo pienso y me digo: pues sí, me gustaría cambiar ciertas cosas. Pero mi vida no va a ser peor por ser como son ahora mismo. También tienen su parte buena. Todo siempre podríamos vérnoslo mejor, todo. ¿Y qué voy a hacer? ¿Martirizarme cada día? ¿Vivir amargada y triste por ver cada día mi nariz, mi pelo, mis piernas llenas de pupas...? NO. Poco a poco, sin hacer locuras, intento paliar mis defectos (ya sea cuidándolos o aceptándolos).


Todo está en la mente y en la manera de llevar las cosas. Las obsesiones nos hacen esclavos e infelices.


miércoles, 8 de octubre de 2014

Pelos encarnados. Límite.

Llevo años con el problema de los pelos encarnados en las piernas. Poco a poco, se fue extendiendo y agravando sin darme cuenta. Recuerdo el primer año de carrera, hace ya 4 años, algunas chicas me preguntaban: ¿qué te ha pasado? Los mosquitos, ¿no?... ¡Nada que ver!

 



Cuantos más recuerdos me vienen a la mente, más me doy cuenta de que llevo demasiado tiempo con este problema y no encuentro solución. (Cabe decir que en las fotos se aprecia mucho menos, y más con la calidad de mi cámara xD)

Me depilaba con cuchilla hace años, y cambié de método de depilación por ello, para ver si los pelitos, al nacer más débiles, no me hacían esos destrozos en las piernas. Desde entonces me depilo con máquina de depilar, y el problema persiste. Me dicen que vuelva a la cuchilla y no sabéis la pereza que me da; me he acostumbrado a que tarden a crecer y que, cuando crezcan, salgan pequeños y casi invisibles.

Pero se me olvida que tengo muchas marcas de pelos encarnados, que tengo muchos pelos ya encarnados y que me saldrán todavía más. Ahora el problema es que son demasiado débiles. Se quedan debajo de la piel y crecen sin salir. Paso los dedos por las piernas y cuando noto un bultito, lo saco. También a veces se irritan y se hace un grano. Sale grasa/sebo y uno o dos pelitos. De 3 mm o de hasta 1,5 cm. Me he asustado muchas veces de la largura de los pelos, o de la cantidad de grasa/pus que acaba formándose debajo de la piel.


Otras veces veo la trayectoria del pelito que transparenta la piel, pero está debajo. Y cuesta mucho de sacar. Me hago heridas. Tengo muchas heridas y muchas marcas ya. Hasta hace poco no me importaba, pero me doy cuenta de que ya me incomoda llevar las piernas así. No me gusta.

Me las hidrato, las exfolio, utilizo guante de crin y froto bien.

No noté que esto mejorara con el tratamiento anti-acné, no creo que sea una cuestión de piel grasa, más bien la tengo muy dura en las piernas (mi novio dice que parece ya piel de cocodrilo xD, porque él me ve también que hay irritaciones o poros en los que hay pelo debajo y no me los puede quitar, los hay que no salen de ninguna de las maneras). 

Mi última opción ahora mismo es pasar a la cuchilla de nuevo, pero me esperaré a llevar pantalón largo. No me hace gracia porque me arrancaré las costras de las heridas... iré con cuidado. Pero estoy desesperanzada, la verdad.

Ahora me las miro y no es para tanto. Otras veces me las miro y digo: madre mía. No me acompleja tener tantas pupas en las piernas, puedo vivir con ello. Pero es un problema. Cuando me noto un pelo encarnado y me lo saco, a continuación me puedo pasar media hora con ambas piernas sacando pelos. Y cuando salen de los largos largos me asusto, sinceramente. 
¿Cuántos más tendré así de largos? 
¿Qué pasaría si no los sacara? 
¿Tengo que pasarme la vida abriendo paso a la mitad de los pelos de mis piernas?

Creo que sigo las indicaciones que recomiendan (menos, todavía, la de cambiar el método de depilación) y no he visto ninguna mejora. El siguiente paso es, si es grave, acudir al médico. Pero no se me ha puesto grave ningún poro, siempre los ataco antes. El problema es que tengo decenas y decenas.


Le daré una oportunidad a la cuchilla, pero no tengo demasiada fe. Tengo miedo incluso de empeorarlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...