miércoles, 25 de junio de 2014

Ya acabé la carrera. Divagaciones.

Se acabó. Acabé la carrera.

Todavía estoy que no lo asimilo.

Todo limpio, todo a tiempo, todo perfecto. Ya he acabado de estudiar.

Me queda un sabor agridulce, sin embargo. Y es que este último curso ha sido muy intenso a la par que injusto. He vivido más injusticias y discriminaciones que en prácticamente toda mi vida estudiantil. He visto mis notas bajar muy injustamente. No sé por qué todavía me sorprende la baja competencia de esta universidad (o de sus trabajadores) y sus criterios.

¿Por qué? Por el castellano. Aquí está prohibido el castellano, a pesar de que es legítimo. Pero si a un profesor no le da la gana de aceptar que hables en castellano o presentes un trabajo en castellano, estás jodido.

Por mi parte, he ido cediendo. Mucho. No tengo reparo en hacer cosas en catalán, pero también demando mi pequeño espacio con mi lengua, que también es oficial aquí. Y no se me ocurre otra cosa que hacer un trabajo en castellano en la asignatura de "Lenguas", sí, lenguas, en plural. La profesora me armó la de San Quintín y me puso una nota bastante baja (tengo varios e-mails que quitan el hipo).

Otra ocasión en la que no veía problema de presentar algo en castellano, fue en mi trabajo final de carrera, un trabajo serio y profesional, pero a la vez personal. Obviamente, para hacer la investigación, entrevistas, observaciones... así como para redactar todo, en general, me sentía mucho más a gusto haciéndolo en castellano. Además, fluyo, me salen oraciones muy reflexivas y filosóficas y describo mucho mejor. 

No hubo problema. Hasta mi tutora, con la que siempre he mantenido conversaciones en catalán, nunca me dijo nada. Por su parte, tenía el 10. Pero, llegó la hora de presentarlo ante un tribunal; un tribunal formado por un señor catalán de gas (lo conozco de una asignatura en la que me tenía hecha la cruz) que me preguntó, vilmente, por qué lo había hecho en castellano.

Suelo ser catastrófica y esperar menos de lo que tengo, pero me esperaba cerca de un 9. Como poco, un 8. Pues no, un 7,5. Menudo chasco me llevé. Me lo curré muchísimo y cuando se lo comenté a mi tutora ella también creía que me merecía más. (La nota se dividía entre el tutor y el tribunal. Del tutor 6/6 y del tribunal 1,5/4, ¿qué curioso, no?)

Y me dirán: "mujer, si es un notable, está muy bien", "¿de qué te quejas? Dando saltos estaría yo, tomándome unas cañas". Pues no, yo no. Porque sé lo que me he esforzado.

Estoy muy indignada. Mi nota media de la carrera bajará. Hasta ahora tenía un 8 clavado. Si lo mantengo, será un milagro. Y todo por culpa de este último curso, que me han hecho la vida imposible (omito muchas experiencias...).

Hasta este año, sólo se me ha resistido "Lenguas" (curioso de nuevo), en la que siempre me ponen un 6,9, no sé cómo me lo monto. Un 6,9 es aprobado, un 7 es notable. No quieren ponerme el notable. Para colmo, la media era 6,95. Tócate los pies. En las demás asignaturas, la verdad, genial.

Tengo esperanzas en el 10 que tengo de las prácticas, ya que las prácticas ponderan más. ¡Sí! Notaza. Qué ganas tengo de saber mi media. 


Y después de todo lo que me ha pasado este curso, me siento algo desmotivada. Debería estar contenta y eufórica, pero cuando no valoran tu trabajo como es debido, ¿cómo se siente uno?

¿Qué me espera a partir de ahora? Estoy muy desorientada. Quiero hacer muchas cosas, pero no sé ni por donde empezar. De momento, quiero tener mi mes sabático sagrado. Pero no puedo evitar pensar qué voy a hacer.

Tenía pensado sacarme el nivel C de inglés, pero no tengo muchas ganas. Además, ese nivel ya no se oferta en cursos intensivos. Debería ser de Septiembre a Junio, varias tardes a la semana... y no me gusta ni un pelo. Además, es bastante caro. Puedo ir por libre, pero me la juego mucho, y sólo por hacer el examen también es una pasta. Lo malo es que, si me quiero apuntar a algún curso, debe ser para este año. Si lo dejo pasar un año más, el valor del nivel que tengo ahora queda anulado (qué injusto) y me pedirán pruebas de nivel. Y es que no me apetece... sé que es importante el inglés, más aún con la importancia que le están dando... como maestra, te abre más puertas, tienes más tablas. Pero dudo que acabe siendo profesora de inglés. Me he formado porque el inglés me gusta, pero en el momento que tengo presiones por seguir, paso. En realidad sí quiero seguir aprendiendo, pero los caminos para acceder a estos niveles son más complicados, caros, sin facilidades, horarios inconciliables... Estoy hecha un lío.

Y trabajar... trabajar... No sé si trabajaré en verano, lo más seguro es que no. Pero luego, ¿qué? Puedo echar currículums en colegios privados, pero tampoco sé si me apetece estar encerrada de 9 a 5 de la tarde de lunes a viernes (y, encima, llevar trabajo a casa). Ya, qué espero, es un trabajo, todo el mundo trabaja, ley de vida, bla, bla... estupendo. Pero sigue sin apetecerme.

Había pensado en buscar un trabajo de fines de semana, que me dé tiempo libre. Pero, ¿de qué? También puedo optar por ser administrativa-contable... a media jornada o algo así.

Para que quede claro, trabajar por cuenta ajena para mí es una solución temporal. Será el trance para buscarme la vida por otro lado, abrir mi negocio o lo que sea (idea aún por madurar). Para mí, trabajar es una tortura humana, es lo peor que nos hemos podido labrar los humanos. Al menos de la forma en la que está planteado actualmente y aquí. Para las personas que el trabajo sea su vida, sí es viable. Pero para quienes trabajan para vivir, no.

Probablemente esté algo negativa y en un tiempo vea las cosas de otra manera, pero no creo que cambien demasiado. Me encanta mi profesión, pero me siento muy encasillada. Todos me preguntan por oposiciones, por colegios, por másters de "inclusión social" o "escuelas rurales", y yo no estoy por esas historias. La educación es mucho más que eso.

Antes quería hacer un máster para dar clases en FP, a adultos... y me he enterado de que no se puede. Esto me ha cerrado muchas puertas interesantes. Porque, aunque me guste la Educación Primaria, también quiero retos intelectuales, enseñar cosas más difíciles. Y los niños, a la larga, te pueden desgastar emocionalmente (especialmente para quienes no son su pasión. No es ningún secreto que no me gustan los niños, pero no tiene nada que ver con la enseñanza).

Pensándolo bien, si tuviera un horario de 8 a 2 creo que sería feliz, sería capaz de amoldarme por más tiempo.

Es evidente que si la situación aprieta, deberé fastidiarme y ceder. Pero para algo me he formado, y creo que tengo derecho a exigir. De hecho, lo tenemos todos. 

No quiero grandes cantidades de dinero, quiero vivir mi vida y mi tiempo libre. Mi trabajo no será el centro de mi vida ni lo que me permita vivir una jubilación decente. La jubilación me la repampinfla, quiero vivir bien en mi juventud, no en mi vejez (bueno, lo quiero en ambos casos, pero por preferir...).

Ya buscaré la manera. Tengo la extraña confianza de que la situación cambiará. El sistema por oposiciones hace aguas, y ya se plantea el horario intensivo en las escuelas (aunque no tiene mucho éxito).


Otro tema que sale a la luz últimamente es la independencia. A ver, es algo que me llama la atención, pero no me es imprescindible. Estoy bien en mi casa, con mi familia, a pesar de todos los problemas que haya. No me quiero ir todavía (tampoco puedo). Y si me fuera, sería un gran dilema el dónde. Porque quiero estar cerca de mi familia. Creo que aún continuaría yendo a mi casa, a mi habitación, cuando estuviera independizada (si no se adueñan de ella mis hermanos, claro). Me gusta su compañía. Independizarme supondría una pérdida de contacto grande e inevitable.

El problema es mi pareja. Mi familia no es su familia. Ni la suya la mía, por descontado. Pero estoy a gusto en mi casa, mucho más que en la suya. Me cuesta horrores ir ahí. Necesito mi espacio, mis cosas, mi vida, mi pueblo. Me gusta mi pueblo. Entiendo que para él sea difícil acostumbrarse (aunque siempre lo ha llevado bien) porque yo no me acostumbro al suyo, ni por asomo. Al principio de la relación era yo la que estaba ahí, y las pasé canutas. Y ahora, después de estar tanto tiempo en mi hogar, ¿cómo voy a irme a su casa...? Días sueltos aún, y aún así tampoco me hace gracia.

Cederé un poco, pero no quiero dejar mi casa. Y es obvio que no nos corre prisa ir a vivir juntos. Gozamos de bastante intimidad. ¿Por qué meternos en gastos importantes e innecesarios? Por mí, estaría aquí hasta que nos echen (ya conté una vez que nuestra casa no es nuestra, nos la quitaron por mil y una historias a consecuencia del divorcio de mis padres, pero no se regula el asunto y somos una familia numerosa monoparental). Además, que quiero a mi familia, leñes, y quiero apoyarles, que bastante difícil está todo. Y hace años que soy independiente económicamente.


De momento, no me queda otra que dejar el tiempo pasar... dejar de comerme la cabeza y disfrutar de las vacaciones. Es extraño ver como ahora no hay nada en el futuro. Nada o todo, quien sabe. Después de tantos años seguidos estudiando... Podría seguir estudiando, y de hecho no me disgusta. Pero creo que sería alargar la pena, por así decirlo. ¿Me serviría? Pero, ¿quiero ganar dinero y disfrutar ya de mi vida o no?

sábado, 7 de junio de 2014

FIN, en principio, DEFINITIVO del tratamiento anti-acné.

Después de año y medio tomando isotretinoína, los primeros 7 meses con Dercutane y el resto con Isdiben, SE ACABÓ. Hace dos días tomé la última pastilla. Ya me he hecho análisis de sangre y el lunes voy al dermatólogo, a ver qué pasará a partir de ahora.

Me gustaría bastante atenuar las marcas. Por lo demás, estoy tan contenta... ni un grano, joé! Sí que me sale alguno chiquitín que no dura más de un día, pero ya está! :D

Resultados de los análisis de sangre.

Colesterol total:
2012
Noviembre - 147
2013
Febrero - 135
Marzo - 159
Mayo - 153
Junio - 159
Julio - 156
Octubre - 126
2014
Febrero - 166
Abril - 170 (Más alto que nunca!)
Junio - 149

Triglicéridos
2012
Noviembre - 43
2013
Febrero - 49
Marzo - 78
Mayo - 78
Junio - 120 (Más alto que nunca!)
Julio - 36
Octubre - 65
2014
Febrero - 64
Abril - 71
Junio - 60

Glucosa:
2013
Meses anteriores 80, 80, 80, 85.
Octubre - 76
2014
Febrero - 90
Abril - 87
Junio - 77

Enzima - Aspartato aminotransferasa:
2013
Meses anteriores 21, 22, 22, 65 (El límite es 40).
Octubre - 19
2014
Febrero - 38
Abril - 21
Junio - 27

Todo está dentro de los límites, pero, no cabe duda, un pelín más alto que antes de comenzar el tratamiento. No me preocupa tampoco. Estoy perfecta. Y ahora, sin las pastillas, quizás vuelven a bajar un poco.

En mí no ha hecho grandes variaciones el tratamiento, aunque si hubiera partido de valores más altos, quizás sí. Pero no fue el caso. El colesterol me subió una pizca, pero ya está casi igual. Los triglicéridos también tuvieron su punto en auge, y ya vuelven a normalizarse. Supongo que también la dosis afecta. Estuve tomando 40 mg y en los últimos meses sólo tomaba 10 mg.

La glucosa más o menos estable siempre. La enzima del hígado también tuvo un punto alto pero se fue regulando. Nada, bastante bien. Mi cuerpo ha reaccionado bien y mi piel también. No se me ha escamado ni he tenido sequedad extrema. Los labios sí se me agrietan con frecuencia y tengo sequedad en las aletillas de la nariz jaja pero poco más!

En conclusión, no tengo nada malo que decir de este tratamiento (a excepción de tanto análisis brrr). Sólo me ha traído alegrías!

Ahora a afinar los hoyitos y ya seré extremadamente feliz jajaj quiero poder lucir mi cara sin maquillaje! Estoy a un pasito! Reconozco que los hoyos me disgustan. No son muchos, pero los noto. Tengo días que voy sin maquillar y, por ejemplo, por el centro comercial, en alguna tienda que la luz es traicionera... te miras en el espejo y ves todos esos relieves en el pómulo... desalienta! Además estoy tan tan tan blanca!!! Como no puede darme el sol... pero tampoco es algo que me condicione! Ser blanquita me gusta, pero hay cierto tono pálido que sobrepasa lo bonito...

El lunes sabré cómo seguiré! Dudo que pueda hacerme peelings ahora pues el verano está aquí! Seguramente me diga que para Septiembre. Confío en que los granos no reaparezcan, pues tomaba una dosis muy baja. Diferente fue cuando dejé de tomar 40 mg diarios de golpe, que no tardaron en volver los malditos.

domingo, 1 de junio de 2014

Aclaración anticonceptivos y Dercutane / Isdiben.

Hace más de un año, antes de comenzar el tratamiento hormonal anti-acné, publiqué un post en el que quizás no dejé claro lo que iba a hacer e hice en relación a los anticonceptivos hormonales

Además, creó algo de controversia en los comentarios...

Antes de todo, aclarar que somos individuos libres y tenemos pleno derecho a decidir qué tomar y qué no. Es evidente que un profesional se ha especializado en ello y sabe muchísimo más, pero en este caso es un poco relativo. Tu salud queda en un segundo plano, a mi parecer. Aunque todo depende de las necesidades individuales.

Mi intención era acabar con el acné, punto. Un hombre que hace el tratamiento hormonal anti-acné no necesita anticonceptivos hormonales; pues una mujer tampoco. Parece un disparate, pero es así. Las personas que no lo vean de esta manera, pues... lo siento mucho. Pero no los necesitamos

Diferente es si, además del acné, quieres controlar tu menstruación, acabar con dolores menstruales o evitar el embarazo. Entonces me parece estupendo. Pero estoy segura de que si querías eso, ya lo habrías abordado antes sin necesidad de hacer el tratamiento anti-acné, ¿me equivoco?

No es rebeldía. No quiero tomar más pastillas. Y no me voy a quedar embarazada, llevo 25 años sin quedarme embarazada con una vida sexual activa y sin tomar pastillas. Soy consciente, realista y estoy en mis cabales. Si me quedara embarazada, ya sea con el tratamiento anti-acné o no, abortaría. Sí, lo siento si hiere los sentimientos de algunas personas, pero es mi opinión y mi decisión. Cada una es libre de decidir si crear vida o no. Es suyo, no debe interferir nadie más en ello (como mucho el padre). Y, aquí, es legal.

Acepto y respeto plenamente a las mujeres que no lo harían. Me parece genial, olé. Porque es una decisión muy dura, difícil y arriesgada (el tener un hijo). Yo soy partícipe de no traer una vida al mundo si ni estoy preparada ni tengo las condiciones de vida óptimas para que esa persona crezca como es debido. A parte, estoy en un momento de mi vida en el que la protagonista soy yo, y quiero que sea así por muuuuchos años (y ojalá toda mi vida).

Dicho esto, queda claro que tomo las medidas necesarias para no quedarme embarazada. No me quedaré. 

Los médicos te mandan anticonceptivos hormonales en este tipo de tratamientos anti-acné para asegurarse de que no tendrás hijos, pues si te quedas embarazada y lo quieres tener, puede tener malformaciones. Es únicamente eso. Entonces, vuelvo a cuestionarme: ¿por qué tengo que tomar la píldora si no voy a tener hijos?

Es una manera de limpiarse las manos y que no puedas tomar represalias contra ese profesional por tener un hijo con malformaciones. Es protocolario, quieren estar 100% seguros de que no quedarás embarazada. Por eso también te hacen firmar un consentimiento. Entonces, es ahí donde yo decido que no quiero tomar la píldora anticonceptiva... He firmado y ¡soy consciente de las malformaciones del feto! ¡me doy por enterada! Y decido seguir con mis métodos anticonceptivos, como siempre he hecho.

No quiero medicarme de más. He leído muchísimo sobre las pastillas anticonceptivas y no las pienso tomar en mi vida (a no ser que las necesite por el motivo que sea, que lo dudo). Sé que el tratamiento hormonal tampoco es lo más, pero es temporal y ha sido la última opción para solucionar un problema. Se supone que hacemos este tratamiento porque tenemos una alteración hormonal que hay que regular, ya que provoca un acné severo. Entonces, ¿¿qué necesidad de tomar anticonceptivos hormonales?? Para mí, menstruar y no quedarme embarazada no es un problema, forma parte de nuestra naturaleza y tenemos otros métodos para evitar el embarazo.

Me parece genial que las pastillas anticonceptivas quiten el dolor y mejoren la vida, pero es que no tengo ningún dolor y me encuentro genial así, no tengo necesidad de depender de una pastilla diaria que bloquee el funcionamiento natural de mi organismo, que funciona a la perfección por el momento.


Aclarado este tema, lo que hice fue (por indicaciones del dermatólogo) tomar durante un mes Diane 35. Me hicieron análisis de sangre completo y vieron cómo estaban todas mis hormonas. No quisieron recetarme Dercutane hasta que no llevara un mes con la anticonceptiva (esto puede ser diferente según el médico). Muerta de miedo y llena de dudas, accedí a tomarla un mes por si en los análisis de sangre detectaban que no la había tomado.

Sabréis que con el tratamiento anti-acné se necesita llevar un control de análisis de sangre mensuales.

Un mes después, acudí al dermatólogo de nuevo, le confirmé que estaba tomando la anticonceptiva y, sin mandarme análisis de sangre ni nada, me recetó directamente Dercutane (tenía la cara tan mal)...

Ese mismo día, dejé de tomar Diane 35. Desde entonces ha pasado 1 año y medio, y no estoy tomando anticonceptivos y sí Dercutane e Isdiben.

Mi mayor duda era si lo verían en los análisis de sangre, pero no se ve, porque te hacen un hemograma y te miran la glucosa, el colesterol, los triglicéridos, la urea, enzimas relacionadas con el hígado (todo lo que se puede ver afectado por el tratamiento anti-acné) y la prueba de embarazo. Con estos datos, no pueden saber si tomas anticonceptiva o no.

El doctor, los primeros meses, me preguntaba rutinariamente si la estaba tomando y decía que sí. Pero no me lo pregunta con frecuencia, se entiende que lo estoy haciendo.

Suelen recetar Diane 35 porque es el anticonceptivo hormonal que más ha ayudado indirectamente a tratar el acné, así hace de apoyo al otro tratamiento, pero no es necesario. Para algo estás tomando isotretinoína. Un poco absurdo. 

Cuando llevaba unos 5 meses él mismo me cambió de anticonceptivo. Me recetó Elynor a lo que yo accedí sin problemas, pues tampoco pensaba tomarla. Me dijo que era mucho menos agresivo y peligroso, y que como ya estoy con el tratamiento anti-acné, ¿para qué tomar Diane 35? En fin, como veis, los anticonceptivos hormonales no son nada buenos...

Todavía sigo con el tratamiento anti-acné. Ya lo conté, estuve hasta Agosto del año pasado (unos 7 meses) tomando Dercutane. El doctor dio por acabado el tratamiento, pues tenía la piel muy bien, y al mes siguiente volvió a salirme un asteroide importante en la cara. Decidió reanudar el tratamiento y desde entonces tomo Isdiben. Al doctor le dije que en ese tiempo de suspenso del tratamiento no dejé de tomar la pastilla anticonceptiva. Y nada, cero problemas.

Para las que se interesan sobre mi decisión y la apoyan, os digo que tened cuidado porque quizás otros médicos piden más cosas en los análisis, y la verdad no tengo ni idea si lo pueden descubrir de alguna manera. Creo que no hay que ser transparente 100% con el médico en ese sentido porque si no quiere no te sigue recetando el medicamento. Igualmente, antes de comenzar, firmas unos papeles de compromiso de no quedarte embarazada, y eso te respalda. La manera en que yo evite quedarme embarazada, es mi problema

Tenemos que ir a favor de nuestros intereses. No digo que esté bien mentir, pero estás mirando por ti. A mí eso de que un desconocido te mande X mierdas para medicarte y te las tomes porque sí, como un ser inerte sin juicio ni opinión, me parece un abuso por parte de los médicos y una falta de consciencia y de criterio por parte de quien se lo toma.


En definitiva, creo que es una decisión personal que no tiene por qué ir ligada a un tratamiento anti-acné.
Siento el tocho pero creo que es interesante para quien se encuentre en esta situación.


Me gustaría añadir un comentario que me hicieron y mi respuesta. No quisiera llamar a nadie retrógrado, porque respeto que quien no quiera, que no lo haga. De verdad, a mí me da igual. Pero, así como comprendo y respeto la opinión de los demás, ya sea elaborada/argumentada o no, la mía también tiene derecho a ser respetada. Y, personalmente, no lo veo nada descabellado, más bien al contrario.


Estas loca... abortar??? anticonceptivos malos??? entonces yo que soy un mutante seguro jjajaja. Tomo anticonceptvos +roaccutane y no me voy a morir por eso. si eres una rebelde alla tu.. ahh y soy muy joven.

No es ser rebelde, es ser libre. El acné y los anticonceptivos no van en una misma línea, es decir, para tratar una cosa no es imprescindible la otra. Los hombres toman Roacután o Dercutane sin necesitar nada más. Con lo cual, que nosotras debamos cerciorarnos de que no nos quedaremos embarazadas, es una simple cuestión de limpiarse las manos (para el médico). Porque luego viene alguna inconsciente que se queda embarazada, el feto le sale mal y la paga con el doctor. 

No pienso quedarme embarazada. No es ninguna locura abortar, aunque si fuera necesario, lo haría. Pero, pierde cuidao', no lo necesitaré, porque utilizo preservativo y llevo muchos años teniendo sexo, hablando claro, y aquí sigo sin ser madre y sin necesitar abortos ni píldoras del día después. Quiero acabar con los granos y punto, mi "maternidad" corre por mi cuenta. Y os lo aconsejo a todas. Pero todas somos libres de decidir, y yo he decidido no tomar anticonceptivos, es simple.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...