martes, 21 de enero de 2014

Parte de mis rebajas y de mis Reyes. ¡Muy contenta!

Hace varios meses, antes de irme de vacaciones en Setiembre, un espléndido día de sol, nos marchamos a comer por ahí. Hacía calor, dejé la ventana de mi habitación abierta (con mosquitera). El escritorio de mi habitación está justo debajo de la ventana y, con lo cual, el ordenador también. Siempre que me voy, lo aparto en un rincón, alejado de las vistas exteriores. Me da cosa dejarlo justo debajo de la ventana. Pero ese día teníamos prisa y lo dejé ahí. ¡Qué iba a pasar...!

Después de comer fuimos a dar una vuelta, tomamos un helado y... chaparrón. Llovió mucho. Cuando llegué a casa... las manos a la cabeza. El ordenador empapado... durante estos meses parecía que tenía arreglo, pero finalmente se estropeó la placa base. No hubo manera de recuperarlo. 

Soy un caso. Nunca lo dejo bajo la ventana. Soy gafe.

Era un netbook, pequeño, práctico y muy rápido. Llevaba 4 años con él. Quizás es por esto que ya uso menos el ordenador... Pero lo cierto es que, para el trabajo de final de carrera, LO NECESITO.


Después de esta chapa, estos fueron mis regalitos de Reyes Magos:

¡Sudaderas chulísimas!



¡WOOOOOW! Estoy súper contenta... :D

Muchas gracias Papa por el portátil... A pesar del mal momento en el que estamos has sacrificado dinero, has ahorrado, has trabajado donde has podido para podernos dar algo que necesitamos. Te admiro tanto... eres lo más generoso y desinteresado que hay en el mundo. Me sabe fatal, porque creo que él también se merece disfrutar de su dinero. Con 3 hijos no es nada fácil, mantenerlos, alimentarlos... yo sé que él nos lo daría todo si pudiera. Puf, menudo detallazo. Impresionante.

Además, he recibido algo de dinerito por parte de familiares, y falta el regalo de mi novio, que mostraré en breve... :)


Al día siguiente, cómo no, ¡a las REBAJAS! Hacía, ni más ni menos, ¡¡1 año que no me compraba ropa!! En las últimas rebajas, y, la verdad, no fueron demasiado productivas.

Pero éstas sí... :D Puedo considerar que he renovado mi armario, aunque no sea gran cosa, pero, ¡vaya cambio!




Los 5 jerseys son de Mango, me enamoré completamente. 14,99€ cada uno, y valían 29,99€.
La chaqueta tejana es de Bershka. Me costó 19,99€, y valía 29,99€.

Collar, que sale al revés, que tan de moda está ahora. Pero es más finito, y no es toda la correa. Es de Shana, y me costó 3,99€.


Bambas de Bershka. 15,99€. No recuerdo cuánto valían antes, pero más de 20 seguramente. Traían cordones rosas, pero los cambié.

Manoletinas de Bershka. Me costaron 9,99€ y valían 17,99€. 
No tenía ningunas negras, ¡menudo pecado!

En definitiva, estoy contentísima con todo lo que me he comprado. Ha merecido la pena ahorrar, y ha supuesto un subidón para mi autoestima, porque con la ropa que llevaba últimamente, me veía horrible. También me compré unas mallas negras y sujetadores, todo rebajado :)

¡Cúanto lo necesitaba...!

miércoles, 1 de enero de 2014

¡¡Feliz año...!! 2014

No quería pasar por aquí sin desear un muy feliz año nuevo 2014 a todo el mundo... :):) de corazón! Todos merecemos ser felices y tener la esperanza de seguir subiendo escalones! Podemos equivocarnos, resbalar, tropezarnos, caernos... pero no debemos quedarnos en el suelo.

Ayer/hoy no mandé ni un mensaje, ni una llamada. Es curioso, pero estaba con todas las personas que realmente me importan y a las que quiero a morir. No me hacía/hace falta nada más. Y así quiero seguir siempre.

Una pena no tener fotos decentes, porque la cámara de mi móvil es... penosa como poco! Pero no importa, no necesito un cacharro de última generación con detodo.

Llevé un look total black monérrimo, elegante y sencillo. Una blusa negra con zonas semi-transparentes y con buen escote pero sutil, mallas negras de cuero "imitación" y zapatos de tacón cerrados hasta el tobillo, color marrón y con detalles peculiares que daban el toque distintivo. 

Buen maquillaje, buen eyeliner y buen rímel. Cuánto tiempo sin arreglarme tanto. ¡Me encanta! Eso sí, ir en tacones no lo echaba de menos jaja y qué pereza desmaquillarse después a las tantas de la madrugada y con una botella de Malibú entre pecho y espalda! Qué le haremos! 

Ahora pienso... dónde quedaron aquellas noches loquísimas de fiesta discotequera... es como que me apetece mucho pero a la vez me da pereza. Y se nota en mi generación, todos los que fuimos fiesteros hasta la muerte ahora estamos "repachingaos". Pero la fiesta casera mola mucho también, hay que saber montársela. Y eso que nos ahorramos en entradas carísimas.


Espero que hayáis pasado una noche genial y que este nuevo año depare muchas cosas buenas para todos...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...