miércoles, 24 de diciembre de 2014

No entiendo.

Nos quejamos de la hipocresía de la Navidad, pero somos los primeros y casi únicos culpables de que así sea.

Mi familia no es creyente y yo mucho menos, pero son días festivos, simplemente. Al fin tenemos todos tiempo para hacer algo grande. Nosotros sí nos vemos el resto del año, pero poco. Trabajo, trabajo en el extranjero, estudios en otra ciudad... y ahora que todos somos "mayores", se nota aún más la separación. Yo sí tengo ganas de ver al resto de mi familia, pero sólo a esa porción que es la buena y diría que corresponde a 1/4 de mi familia "real". Me parece absurdo tener que reunirte con personas que no quieres ver...

Otra cuestión son las comilonas, y tampoco lo comprendo. Nadie nos pone una pistola en la cabeza para comer sin medida. Hoy, en mi casa, habrá sopa de pescado y calamares rellenos o algo así (no lo sé muy bien) algo que no es desorbitado, está bien (por suerte o por desgracia odio el pescado y me dan de comer a parte jaja). Lo que veo más problemático son los dulces navideños, pero veo bastante control en la gente. Coger unos trocitos no hace mal a nadie. Yo algún año me he comido tabletas enteras y luego he acabado como el lobo de Caperucita: con piedras en el estómago moribunda en la cama jajaja espero que este año no sea así, me he propuesto no ponerme mala del estómago. Es que soy bruta con todo... Preveo que hoy no pasará, la verdad ya no me llaman demasiado.

Además, las comidas "fuertes" sólo son dos días, el 24 y el 31. ¡Ya está! Y está en nuestras manos. ¿Quieres divertirte o amargarte?

En fin de año, nos reunimos en casa de mis tíos con más invitados y cada uno trae su plato. Es genial. Está la típica mujer-ensalada, que trae un par siempre, con queso de cabra, nueces, vinagre balsámico... ¡riquísima! Muchos aperitivos, huevos rellenos, gambas, tortilla de patata... ¡está muy bien! Es como un buffet, y tú eliges. Siempre la última decisión la tienes tú.

Así que disfrutad, de verdad, me duele ver ese negativismo generalizado. Elige tus fiestas, está en tus manos que sean como TÚ quieres que sean. Y si tienes "obligaciones" familiares, transfórmalas a tu favor. Sé que no siempre es fácil, pero es hora de coger las riendas.

martes, 2 de diciembre de 2014

Cada vez menos materialista y superficial, supongo.

Cada vez me siento menos materialista. Nunca lo he sido en el sentido completo de la palabra, pero sí me gustaba tener mucha ropa, bolsos, zapatos, maquillajes... todo relacionado con mi imagen. Cada vez resto importancia a ésto. Soy mucho más práctica y huyo bastante de las modas. Quiero cosas útiles, que vaya a sacarles provecho. No voy a comprarme un jersey porque me guste si ya tengo otros que ponerme.

Estas Navidades, estamos a dos velas en casa. Poco vamos a dar y recibir. Por mi parte, voy a intentar regalar un detallito a mis dos hermanos, a mi padre, a mi abuela y a mi novio. No será nada extraordinario, pero espero que les haga ilusión. Yo no necesito recibir nada, la verdad, me sabe hasta mal. Pero, a ver si para las rebajas puedo abastecerme de:

- Mallas deportivas gruesas (15€, aproximadamente).
- Chaqueta deportiva abrigada (espero que no más de 20€).
- Pijama calentito cuqui (espero encontrar algo por 15€).

Y nada más... pensé que se me pasarían más cosas por la cabeza, pero no... No necesito ropa, no necesito zapatos... Y ahora no me importa ir de sport en el día a día, no me parece que quede feo y además es muy cómodo. Pero para pasar el invierno sufriendo menos algunos días, me gustaría tener esas tres cosas.

Antes, cuando veía blogs de moda, se me caía la baba con las prendas y complementos de las chicas. Ahora me producen bastante indiferencia... pienso que es un gasto innecesario y me siento mal por haberme gastado tanto dinero en su momento (aunque siempre he sido de ir a por lo barato). Antes me encantaba probarme modelitos, combinar bolsos con zapatos... hasta que me di cuenta de que era una locura y ya nunca me veía bien con nada. Llegué a la conclusión de que cada vez necesitaba comprar más y más. Hace algo más de un año empecé a cortar con esta conducta (al fin), comprando sólo prendas básicas de colores básicos.

Mi look por excelencia es un jersey cualquiera (de cualquier color y cualquier estilo) con mallas negras, zapatillas negras y bolso negro. Sí, todo muy dark, pero a mí me gusta el resultado, y no me como la cabeza en absoluto. A veces, puedo ponerme unas manoletinas o un bolso de otro color, que vaya con el jersey. O, en lugar de mallas, un tejano (pero muy poco, me gusta ir extra-cómoda).

Todos mis esfuerzos y mis acciones van encaminados a la sencillez, quiero una vida simple en todos los aspectos. Menos materialismo, menos gastos, menos tiempo desperdiciado.


En lo que respecta a la superficialidad... hace años me levantaba 1 hora antes para arreglarme. Ahora en 15 minutos estoy lista, incluida ducha rápida. No voy corriendo a los sitios, me lo tomo con tranquilidad. No quiero más estrés en mi vida.

Ahora veo vídeos de gurús del maquillaje y, sinceramente, me horrorizo. Me horroriza el punto al que han llegado muchas chicas. Me horroriza el contorno y el iluminador que cambian tu cara al 100%. Me horroriza lo diferente que eres después. Esa capa sobre nuestra cara, es una capa en nuestra alma. Un maldito disfraz que es perfecto pero nos tenemos que quitar cada día, por mucho que nos duela. Cada día hay que ponérselo ante la cruda realidad. Y ya basta. Prefiero vivir con esa realidad que taparla cada segundo de mi existencia.



Esta aceptación ha sido poco a poco, no ha sido fácil pero era lo que de verdad quería, por mi salud. Quiero ser natural, depender de lo mínimo posible. No me voy a amargar nunca más por el pelo si me pilla un poco de lluvia por la calle. No voy a embadurnar mi piel de maquillaje para esconderme de mí misma.

Tenía problemas de ansiedad horribles. Comía 60 chicles al día. Me daba atracones. Estaba de los nervios. Y todo parecía desvanecerse cuando salía de mi casa impecable (una máscara que hacía más mal que bien). Ahora soy consciente de que no tiene sentido castigarme más de ninguna de esas maneras. Todo va menguando, a su tiempo, y soy siempre yo misma, sin disfraces. Insisto, tiene trabajo. Hay días que no quiero verme la puta cara en todo el día. Hay días que cojo una caja de cereales entera y se esfuma en un visto y no visto. Pero ya no es lo habitual.

Todavía tengo que hacer más introspección y mejorar muchos aspectos. Hay una parte de mí que me exige belleza y perfección. Otra parte le dice que lo conseguirá, pero sin que eso me haga retroceder. Por ejemplo: mi cara. Odio mi cara. Y voy a tratar de mejorarla cuidándola, haciéndome peelings o lo que sea (cuando pueda). Lo que no voy a hacer es volver a maquillarla, volver a ser una esclava, volver a dedicar tiempo diariamente a un mal hábito del pasado.

También, estoy tratando de alimentarme mejor. Como muchas cosas que antes no comía porque estaba enfrascada en chucherías y guarradas cada día (aunque eso no quiere decir que no lo haga de vez en cuando ni mucho menos; me doy muchos caprichos, pero no vivo de ellos).

No puedo cantar victoria, estoy en pleno camino. Pero ya avancé, y algún día llegaré a la meta.


Ojalá alguien me hubiera dicho a mis 16 años todo lo que yo ahora le diría a una chica como yo en esa edad. Aunque he tenido que pasar por ello para hacer posible el aprendizaje. Pero no compensa.

Recuerdo que mi abuela me decía que dónde iba así de maquillada, que estaba tapando lo bonita que era mi cara; o que si iba a la discoteca en lugar de al instituto. ¿Sabéis lo que me dice hoy? "Hija, ponte un poco de colorete, que me traes una carina...", "ahora se llevan unos vestidos monísimos que realzarían tu figura, nena". Gracias abuela, qué contradictoria eres. Ya ves que nunca te he hecho caso.

Sé que voy con mi peor cara. Eso, a la vez, no me anima a ir con mis mejores galas. Pero es un trance, tengo que pasar por ello. Además, insisto, mi objetivo es la sencillez en todos los aspectos. Sé que lo lograré, y no hay mejor belleza que la de la felicidad.


Aix, qué difícil. Qué difícil, de verdad. Pero se puede.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Operaciones faciales.

Cuando vi el cambio radical de Renée Zellweger, me quedé muerta. Muy muerta. No lo podía creer ni comprender. Totalmente diferente; otra persona


En el caso de Renée, mi impresión fue muy mala. Ha perdido toda su dulzura y su esencia. Me parecía una chica monísima, con mucho encanto. Me gustaban especialmente sus ojos, iban con ella, eran "suyos".


Ha envejecido sus rasgos y, en fin, un desastre. Un desastre que nadie esperaba.

Entreteniéndome más con este tema, encontré a Eiza González, y me quedé a cuadros también.


Tampoco hay nada malo que decir, pero cuando vi el después...


Espectacular, simplemente espectacular. La veo guapísima. 

Fue un completo chasco descubrir que se había operado tanto para este resultado. Me costó mucho creer que la de antes era ella.


Nariz, labios, el contorno de la cara... incluso los ojos son distintos, pero quizás es una cuestión de maquillaje, no sé. 

Estoy entre indignada y celosa. Indignada por dos cuestiones:
- La falta de aceptación física que tenemos muchísimas personas.
- Lo fácil que resulta para algunas personas cambiar.

Celosa porque veo a Eiza después, y siento cierta envidia. Me encantaría tener su cara. Y su pelo, su ropa, su estilo, su todo. Y dudo que sea la única a la que le pase.

Pero, ¿es justificable ese cambio? ¿Hasta qué punto es lícito criticar a estas personas por lo que han hecho? Por un lado me horrorizo por la envergadura del tema (operarse tanto... la falta terrible de autoestima...), y por otro admiro que hayan hecho lo que les apetece y estén ahora a gusto consigo mismos (aunque es cuestionable en algunos casos).


¿Qué opináis? Yo estoy flipando, es la mejor frase que tengo para describir mi estado ahora mismo jaja.

martes, 21 de octubre de 2014

Me he puesto un DIU y más cositas.

Hace exactamente 11 días me puse un DIU (Dispositivo Intrauterino - método de anticoncepción) de cobre y plata, sin hormonas. Volví a hacerme una citología y la prueba del VPH y nada de nada :) todo perfecto! Contentísima! Así que ya tocaba dar el paso y olvidarme por completo de tomar otras precauciones.
Según tengo entendido, muchas jóvenes no optan por este método por creer que no está indicado para mujeres que no han parido, la cual cosa es totalmente absurda. No hay ningún problema. Simplemente es una cuestión de tener el útero ensanchado. Seguramente será menos doloroso y notará menos los efectos secundarios una mujer que ha sido madre que una que no.

Un útero "virgen" todavía está estrechado. El DIU posiblemente provocará reglas más abundantes, sangrados entre reglas o más flujo, pero dependiendo del caso puede tratarse de poca diferencia. Yo todavía no he notado nada, aunque es pronto para hablar. Por suerte, mis reglas nunca han sido dolorosas ni extremadamente abundantes, así que eso juega a mi favor.


El momento de la introducción del DIU fue tremendamente horrible. Lo pasé muy mal, pero soy demasiado aprensiva y sensible para estas cosas. Todavía recuerdo la operación de la vista, todos como Pedro por su casa y yo al borde de la muerte. En fin, lo pasé fatal. Mi novio estuvo dándome la mano, como en los partos de las películas. Una situación completamente inverosímil para mí.

Después de pasarlo algo mal dije: ¿Ya está? Y todavía no me lo habían introducido... qué chasco, me quería morir, sólo saber eso ya me puso peor. Me dolió bastante, y pasé el día entero cual caminante de The Walking Dead. Por no hablar de los siguientes 2-3 días. Fue como pasar una terrible regla. Una regla como nunca jamás la he tenido. Quizás no estoy acostumbrada, porque nunca me ha ocasionado estos malestares. Puedo tener un ligero dolor de ovarios o sentir las piernas débiles, pero poco más. Así que, fue horrible. En la cama 2 días, a base de Ibuprofeno (yo que soy anti-medicamentos total).

Todavía me tomo algún Ibuprofeno eventualmente, no me encuentro del todo recuperada. El cuerpo necesita aceptar al nuevo huésped. A veces noto dolores en el abdomen o debilidad en las piernas, pero bastante menos. A ver si pasa pronto, por favor.

Me lo puse al 5º día de la regla, que yo para el 5º ya puedo llevar un salvaslip y no manchar apenas. Me recomendaron tomar Ibuprofeno antes de ir a la consulta y así lo hice, y ni con esas me salvé del dolor.

Al mes y medio tengo visita de nuevo para comprobar que está bien colocado. Tiene una duración de 5 años, con un 98-99% de fiabilidad. ¡Genial! De momento, a pesar del mal trago y de los malestares del primer mes, lo recomiendo por completo. Ya veré cómo respondo ante él, cómo cambian mis sangrados, etc. Pero tengo bastante confianza en él.


Por otro lado, ¡TENGO UN NUEVO TRABAJO! (una nueva profesión, mejor dicho). Todavía no estoy ejerciendo porque me estoy preparando, podría hacerlo ya pero prefiero esperar un poco. Estoy contentisísisisima, me muero de ganas de comenzar. Es todo lo que quería. Se ajusta perfectamente a mi filosofía de vida y a todo lo que he estado criticando jaja. Tengo que complementarlo con otro pequeño proyecto que está en marcha, y nada, paciencia, dedicarle tiempo y poco a poco irá dando sus frutos. En realidad, tiene "algo" que ver con mi carrera, pero a la vez es completamente diferente. Cuando tenga algo seguro lo diré abiertamente :)


¡Hace meses y meses que no me maquillo! El acné es inexistente, aunque reconozco que me salen granitos de vez en cuando, pero son GRANITOS no esos asteroides que eran 10 veces más grandes jajaja. Ojalá no me saliera nada, pero qué le voy a hacer. No me maquillo para nada, sólo si salgo un fin de semana. Me lavo asiduamente la cara y la exfolio. Rara vez me pongo crema hidratante. Lo hice alguna vez con una de rosa mosqueta para las marcas del acné y lo que me provocó fue pequeños granitos y grasa. No tengo la piel seca para nada. Quizás en breves iré al dermatólogo por el tema de los peelings.


En general, estoy haciendo pequeños grandes cambios en mi vida (poco a poco), que me alejan de esa autosuperficialidad que tanto daño me ha hecho. Y estoy cada vez más satisfecha por ello (aunque todavía tengo mucho por hacer y por mejorar). No, no estaré lo más radiante posible cada día, pero no soy esclava de nada, ni siquiera de mí misma. Sé que puedo estar mona igual, y si no lo estoy, pues es la cara que me ha tocado tener y la tengo que aceptar. Podré tratar de cuidar y mejorar mi piel, mi pelo, etc. pero la base es la base. Y cada día me siento mejor. Sólo pensar en volver a depender de cosméticos e historias y me da un patatús.

Hace años me quería operar la nariz y las orejas. Todavía hoy a veces lo pienso y me digo: pues sí, me gustaría cambiar ciertas cosas. Pero mi vida no va a ser peor por ser como son ahora mismo. También tienen su parte buena. Todo siempre podríamos vérnoslo mejor, todo. ¿Y qué voy a hacer? ¿Martirizarme cada día? ¿Vivir amargada y triste por ver cada día mi nariz, mi pelo, mis piernas llenas de pupas...? NO. Poco a poco, sin hacer locuras, intento paliar mis defectos (ya sea cuidándolos o aceptándolos).


Todo está en la mente y en la manera de llevar las cosas. Las obsesiones nos hacen esclavos e infelices.


miércoles, 8 de octubre de 2014

Pelos encarnados. Límite.

Llevo años con el problema de los pelos encarnados en las piernas. Poco a poco, se fue extendiendo y agravando sin darme cuenta. Recuerdo el primer año de carrera, hace ya 4 años, algunas chicas me preguntaban: ¿qué te ha pasado? Los mosquitos, ¿no?... ¡Nada que ver!

 



Cuantos más recuerdos me vienen a la mente, más me doy cuenta de que llevo demasiado tiempo con este problema y no encuentro solución. (Cabe decir que en las fotos se aprecia mucho menos, y más con la calidad de mi cámara xD)

Me depilaba con cuchilla hace años, y cambié de método de depilación por ello, para ver si los pelitos, al nacer más débiles, no me hacían esos destrozos en las piernas. Desde entonces me depilo con máquina de depilar, y el problema persiste. Me dicen que vuelva a la cuchilla y no sabéis la pereza que me da; me he acostumbrado a que tarden a crecer y que, cuando crezcan, salgan pequeños y casi invisibles.

Pero se me olvida que tengo muchas marcas de pelos encarnados, que tengo muchos pelos ya encarnados y que me saldrán todavía más. Ahora el problema es que son demasiado débiles. Se quedan debajo de la piel y crecen sin salir. Paso los dedos por las piernas y cuando noto un bultito, lo saco. También a veces se irritan y se hace un grano. Sale grasa/sebo y uno o dos pelitos. De 3 mm o de hasta 1,5 cm. Me he asustado muchas veces de la largura de los pelos, o de la cantidad de grasa/pus que acaba formándose debajo de la piel.


Otras veces veo la trayectoria del pelito que transparenta la piel, pero está debajo. Y cuesta mucho de sacar. Me hago heridas. Tengo muchas heridas y muchas marcas ya. Hasta hace poco no me importaba, pero me doy cuenta de que ya me incomoda llevar las piernas así. No me gusta.

Me las hidrato, las exfolio, utilizo guante de crin y froto bien.

No noté que esto mejorara con el tratamiento anti-acné, no creo que sea una cuestión de piel grasa, más bien la tengo muy dura en las piernas (mi novio dice que parece ya piel de cocodrilo xD, porque él me ve también que hay irritaciones o poros en los que hay pelo debajo y no me los puede quitar, los hay que no salen de ninguna de las maneras). 

Mi última opción ahora mismo es pasar a la cuchilla de nuevo, pero me esperaré a llevar pantalón largo. No me hace gracia porque me arrancaré las costras de las heridas... iré con cuidado. Pero estoy desesperanzada, la verdad.

Ahora me las miro y no es para tanto. Otras veces me las miro y digo: madre mía. No me acompleja tener tantas pupas en las piernas, puedo vivir con ello. Pero es un problema. Cuando me noto un pelo encarnado y me lo saco, a continuación me puedo pasar media hora con ambas piernas sacando pelos. Y cuando salen de los largos largos me asusto, sinceramente. 
¿Cuántos más tendré así de largos? 
¿Qué pasaría si no los sacara? 
¿Tengo que pasarme la vida abriendo paso a la mitad de los pelos de mis piernas?

Creo que sigo las indicaciones que recomiendan (menos, todavía, la de cambiar el método de depilación) y no he visto ninguna mejora. El siguiente paso es, si es grave, acudir al médico. Pero no se me ha puesto grave ningún poro, siempre los ataco antes. El problema es que tengo decenas y decenas.


Le daré una oportunidad a la cuchilla, pero no tengo demasiada fe. Tengo miedo incluso de empeorarlo.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Todo el mundo adorando el otoño.

Y yo no puedo sentirme más contrariada.

Es como si las personas se cansaran de las cosas permanentes. Quieren cambios, cambios ajenos, externos, que les obliguen a cambiar su vida de algún modo.

La rutina. Amor a la rutina, a volver a tener responsabilidades, a sentirse útiles. A tener el día lleno de asuntos y no tener tiempo de pensar en uno mismo. Quizá porque la vida personal es demasiado triste o vacía. Esa necesidad de llenar la cabeza de otros pensamientos no hace más que evitar, esquivar, un problema que está latente. Estará siempre. Cuando tengas un momento a solas contigo mismo, florecerá.

Las personas se sienten productivas cuando llega el final del día y están cansadas; cuando sienten que no tienen tiempo para nada más, están exhaustas y caen en la cama rendidas. Y, al día siguiente, otra vez. Más de lo mismo.

Llega el ansiado fin de semana, deseando tener planes y hacer todo lo que no se puede hacer entre semana. Pero, después, el domingo es aburrido y desolador.

Si tu vida es buena, el domingo debe ser un día genial. Me atrevería a decir incluso que es el mejor día.

Lunes, motivación a tope para empezar de nuevo: expectativas y querer hacerlo todo bien. Como el primer día de un mes, o el primer día de un año. ¿Por qué? Como si cualquier día no fuera bueno para hacer lo que de verdad quieres hacer. Esas acciones "impuestas", esas exigencias a menudo ridículas, no hacen más que elevar la presión, la frustración y la infelicidad.

Y ahora se acaba el verano, esa época tan perfecta, ideal. Calor. Ese calor que cansa y que se echa de menos en cuanto tenemos que agarrar el abrigo. Contradicción.

Odio el frío, no soporto tener que ponerme capas interminables de ropa, no soporto tener mis extremidades cual hielo, no soporto que el día acabe tan pronto... No soporto la complejidad que conlleva. Quiero una vida sencilla.

No quiero el otoño. No quería que llegara. No lo quiero nunca.

sábado, 30 de agosto de 2014

Se avecinan cambios.

Este verano me está sirviendo mucho para pensar. Pensar en mí, en mi futuro, a qué me quiero dedicar, cómo quiero vivir... y parece que voy a dar un giro de 180º a mi vida. Todavía es pronto para hablar, pero así lo espero. Y si no lo consigo a la primera, seguiré intentándolo. No me pienso rendir. 

O elijo vivir de una manera o de otra. Está en mis manos arriesgarme o conformarme. Si quiero algo, debo ir a por ello, sin miedo a fracasar. Lo daré todo. En un mes sabré si he dado el primer pasito. Pasito que condicionará mucho lo que estará por venir.

Por otro lado, al margen de lo dicho antes, necesito adaptación. Adaptarme a un nuevo yo, muy distinto de cómo ha sido durante estos últimos años. Con otros principios y otras prioridades.

Todo esto implica una fusión entre lo profesional y lo personal que construirán lo que yo quiero de mi vida.

Todavía todo son proyectos, pero ya van cogiendo forma en mi mente y en algunos actos.

Es como si hubiera estado unos 8 años engañada, engañada pero perdida, sin rumbo. Intentando encontrar mi identidad. Hablando de ello como la conciliación entre lo profesional y lo personal.

En resumen: quiero vivir de mi vida. La frase es simple pero rebuscada, tiene mucho detrás. Y no lo puedo conseguir ejerciendo la profesión para la que he estudiado, por mucho que me guste.

Tengo muchas ganas de materializar mis ideas, pero va a ser difícil y con mucho trabajo detrás.

No sé por qué no logré empezar antes. Quizás necesitaba un parón. Tener la mente en blanco y mi vida parada, sin estímulos externos que me entorpezcan. Y algo de maduración.

lunes, 18 de agosto de 2014

Resultados alisado japonés.

¡Que sí! ¡Que me ha quedado liso! ¡¡Estoy alucinando!! Contentísima es poco :D:D:D

A ver, no está como una tabla, no está como el día que salí de la peluquería, pero ha ganado mucho. He perdido prácticamente todo el encrespamiento. Los pelos no están separados entre sí, es como si pesaran más, están más juntos. El tacto es totalmente distinto, lo noto hasta sedoso. La sensación de las puntas es increíble, todas a una, juntitas. 

La gente me pregunta si me he cortado el pelo, pues al llevarlo liso se iguala y se nota el corte de hace 2-3 meses. Con mi pelo natural (de antes) enmarañado no se notaba.

Después de llevar 5 días el producto, habiéndome puesto pinzas (grandes, para evitar en lo posible las marcas) y habiendo sudado inevitablemente, lo lavé como siempre. Champú Gliss y la mascarilla nueva de argán, que me la dejé 1 horita o algo menos. Normalmente me la dejo muchísimo rato, varias horas, pero no podía esperar a ver el resultado.

Fue impresionante ver cómo se iba secando y no se iba levantando ni tomando formas extrañas. Lo dejé secar al natural, nunca utilizo secador (lo que me faltaba). Reconozco que está reseco, pero ya lo estaba antes, no es ninguna novedad, y ahora se nota mucho menos.

Está manejable y con una forma bonita. Se nota más aplastado, cae más. El flequillo no está liso del todo, pero queda muy decente. Al fin y al cabo, que quede liso tabla tampoco es mi finalidad, pero teniéndolo tan estropeado un alisado me hace ganar mucho. Igualmente, ha quedado prácticamente liso (mejor que cuando me lo planchaba), con peso, sin espacio entre pelo y pelo y sin encrespamiento

Antes, coger el pelo con las manos fingiendo una coleta era como enredarse entre lianas. Ahora es sedosidad. El volumen ha disminuido una barbaridad.

Tengo la zona derecha más estropeada que la izquierda (ya lo sabía) pues la raya la llevo en la izquierda, con lo que en la parte derecha hay más cantidad de pelo. Esa parte me la planchaba mucho más y ha quedado escaldada de tanto machaque. La parte izquierda me ha quedado fenomenal.

Ahora no tengo la necesidad de marcar la raya, me lo voy moviendo a un lado u otro y me gusta cómo queda. Eso antes era imposible. Haga lo que haga, duerma como duerma, así sude o no, paso el cepillo y queda genial. Me hago la raya lateral y queda genial. Brilla más y se ve más sano. 

Al segundo lavado, rezaba: que se quede así, por favor. Me pareció increíble haberlo lavado y que quedara así. Es un regalazo. Ya me lo he lavado varias veces más, y lo veo incluso mejor. Estoy que alucino. Ojalá sea verdad que es definitivo de verdad para siempre siempre, porque se acabaron los quebraderos de cabeza.

No quepo de gozo :D

Dejo varias fotitos, tanto del primer lavado como cuando lo llevo 1-2 días, y otros lavados que ya me he hecho. Están desordenadas pero escribiré a pie de foto.

(fotos eliminadas)

El primer lavado, dejando que se me secara al natural, súper impaciente... jaja pero ya veía cómo las puntas estaban tiesas y mucho más juntas. Antes ya se me habrían ondulado/encrespado.

(fotos eliminadas)
Aquí me lo veo perfecto.


Éstas son de hace 2 días, el sábado antes de salir! Qué pena que no se vean bien los colores, el color del vestido es un azul monísimo, y una foto random del maquillaje ;D

(fotos eliminadas)
¡Aquí me lo veía tan genial! Conforme pasa el tiempo me va quedando mejor.

Mi lado derecho (izquierdo en la foto), el rebelde xD



Ésta es menos reciente. Echando todo el pelo hacia delante.

Brilla más.

Ésta es más reciente. Ha cambiado mucho desde el primer día.

Ésta y las siguientes son del primer lavado, el mismo día que me lo iba dejando secar.



El primer día sí lo noté seco, pero ahora ya no.




Me lo iba dejando al libre albedrío, sin poner sérum ni nada. La verdad es que lo comparo ahora con el primer día que lo lavé y está mucho mejor ahora!! Quería haberlas colocado de más antigua a más reciente pero vaya faena xD el primer día estaba contenta de vérmelo así, pero ahora mucho más!! Es visible la diferencia.

No ha quedado liso tabla, pero las pequeñas ondas que hay están ordenaditas y sin encrespamiento. Lo de las puntas es increíble, con lo feas que las tenía, han mejorado una barbaridad.

Ahora que ni lo plancho, ni echo espuma ni nada, lo voy a tener mucho mejor. No me hago nada, NADA! Es una comodidad enorme. Me echo sérum cuando ya se ha secado y alguna vez he puesto laca, pero no sé ni para qué jajaj muy poca. La verdad es que no la necesito, pero tenía la costumbre de echarme de todo para domarlo: mil sérums, cera, laca, espuma... ahora sólo me echaré sérum para cuidarlo, pero sólo lo necesito en las zonas más críticas, las puntas y algunas zonas medias, porque lo demás lo veo bastante bien. Antes la zona de arriba era un show también.

Éste es el sérum que utilizo, de Mercadona, nada del otro mundo:

En definitiva, lo recomiendo enormemente. Yo sabía que esto funcionaba, pero tenía dudas de si había escogido el sitio y los profesionales adecuados (además, estaba muy rebajado de precio) y sí, acerté. Estoy tan feliz con mi pelo, que es que no me lo creo!! La comparación es asombrosa, podéis ver mi pelo antes en otras entradas del blog, en el apartado "Pelo".

Cuando leía información sobre el alisado, muchas chicas preguntaban si el pelo se cae más. En mi caso, siempre he notado que me cae pelo, no sé si en cantidades normales. Tengo mucho, mucho pelo y cuando lo tenía tan largo era muy exagerado lo que dejaba en la ducha. Cuando tuve anemia no noté que se cayera más tampoco. Concluyo que me cae la cantidad normal, y ahora también, ni más ni menos. Cuando, por ejemplo, llevaba espuma, era una pasada... porque al estar encementado, el pelo no cae diariamente (se queda pegado a los demás xD) y se cae todo en el momento de lavarlo. Cuando lo llevaba liso, iban cayendo pelillos cada día. Tampoco me parece exagerado... pero voy dejando pelos por todos lados, es mi señal. Mi coche? Podría hacer una peluca. Hace unos 2 años lo comenté con el médico y lo que hizo fue, de la nada, agarrarme los pelos de un lateral de la frente y tirar (flipé un poco jaja). Y me dijo que lo tenía muy fuerte, que las causas de la caída abundante pueden ser muchas (y que el medio ambiente influye bastante). En fin, que ya no me preocupo tanto por ello, quizás es lo normal. Por tomar Dercutane tampoco he notado diferencia. Así que, dudo mucho que el alisado haga que se caiga más.

Eso es todo :) si tenéis alguna pregunta, ¡comentad!

sábado, 2 de agosto de 2014

Bikini + resultados mamoplastia a los 2 años. ADJUNTO OTRA FOTO.

Me han regalado un bikini totalmente out de temporada jajaja nada modernito, pero bien recibido es. No me disgusta en absoluto. Tampoco soy de bikinis, nunca tuve devoción por ellos. Siempre escogía los que tuvieran relleno, aros y fueran push-up, que, casualmente, eran los más feos. Estuve mucho tiempo con uno gris-marronoso liso, sin nada que llamara la atención, pero me quedaba fenomenal.

Así que me dan bastante igual los volantes, los colores flúor, las cadenitas y el centenar de monerías que puedes encontrar. Total, para ir a la playa...

Es de Massimo Dutti, plateado:

El caso es que este bikini, no lleva aros. ¡Oh! En principio dije: no sé si será para mí. Siempre he llevado aros, operada y sin operar. Me siento más sujetada, qué sé yo. Además, pensé que me iría pequeño... ¡pues no!

No sé cómo me sentiré haciendo el tonto en la playa, si me botarán demasiado o qué... ya lo comprobaré jajaj. Es totalmente suelto. Pero es cierto que últimamente ronda en mi cabeza: ¿por qué llevar aros en el sujetador? Molestan, se clavan... y creo que debería optar por sujetadores normales, que aguanten, que se ajusten a mi espalda y no vayan grandes de hombros, pero sin aro. ¡Qué comodidad!



Aprovecho la coyuntura para recordar que llevo 270 cc y 300 cc en el plano subglandular. Me operé hará 2 años el 8 de Agosto. Me ha quedado una 90C, pero es relativo... porque esa talla me va un poco grande de espalda (aunque quizás me queda perfecta, pero estoy acostumbrada a ir más prieta). Con lo que llevo sujetadores de la 85C (que me ajusta mucho mucho) y 90B (que me va más suelta de espalda y me aprietan un poco los aros), sin arreglarlos ni nada. La 90C genial de aros, pero sueltísima al máximo. Creo que mi talla ideal es la 85D que en tiendas como Oysho y Tezenis, que son las que habitúo ahora, no está.

Antes de operarme tenía copa A fijo, lo que siempre utilizaba sujetadores con relleno, así que no sé exactamente cuál era mi talla. Me costaba muchísisisimo encontrar sujetadores que me quedaran bien, los tenía que arreglar absolutamente todos de espalda y de tirantes. De H&M tengo varios en los que su talla europea es 70B, 75A (ésta me iba fatal)... tengo entendido que 70B corresponde a 85B. Más pequeño no encontraba (en tiendas asequibles, claro... nunca fui a Intimissimi ni a Calzedonia).

Después descubrí buenos push-up's con rellenaco en Blanco a buen precio (8-9€, y en H&M 13-15€...), y la talla más pequeña era la 85B. Para que me quedara bien e hiciera efecto-pecho, los arreglaba también. No utilizaba ningún sujetador tal y como era de la tienda. Si no los arreglaba, el pecho se me escurría xD el sujetador se subía y la copa quedaba hueca, con espacio (supongo que alguna me entenderá). Apretándolos de espalda y de tirante, el relleno subía mi poco pecho y quedaba un buen resultado.

Total, las pasé canutas con mi pecho y la batalla con los sujetadores, las camisetas... pf. Sólo me veía bien con escotes pronunciados; una camiseta/jersey que tapara el pecho me quedaba horrible, pues siempre llevaba el pecho subido y quedaba anti-estético. Siempre escote, siempre.

Ahora me pongo una camiseta normal, un jersey de cuello alto... y el efecto es totalmente distinto. Además, no clavarme los tirantes en los hombros, dejar de ir aprisionada en esos sujetadores... todo un alivio

Me da un poco de vergüenza poner estas fotos, pero sé que hay muchas curiosas que buscan ver resultados, y puede ser de mucha ayuda... aunque una foto así, estática, no dice mucho del resultado. Pero sí del tamaño. Igualmente, os recuerdo que todo depende de vuestro cuerpo: altura, peso, tamaño de pecho a priori... y de vuestros deseos. Muchas os preguntáis cuántos cc necesitáis para obtener X talla, y no hay una fórmula matemática, todo depende de nuestra complexión.

He de decir que estoy totalmente satisfecha del tamaño, y en absoluto me arrepiento. No me habría puesto más, y tampoco menos. ¡¡Y me las veo grandes!! :)

No me he enganchado, no ansío más, no NADA. Pura palabrería. Quien luego quiere más, es que no está satisfecho consigo mismo (a no ser que te hayan puesto muy poco y sea cierto que no corresponde). Son muchas las que empiezan poniéndose algo similar a lo mío y a los 2 años (por decir) se ponen más y más. Son muchas las que afirman que cuando empiezas, no puedes parar. ¡Por Dios! Un poco de cordura.

Me siento genial, no cambiaría nada. Los cirujanos me entendieron, supieron dar respuesta a mi demanda. No me imagino con otro resultado, acertaron de lleno. Y, como veis, llevo distintos tamaños en cada pecho pues tenía uno más grande que el otro (más follón aún para arreglarme los sujetadores antes) xD y ahora me han quedado igualados. ¡Yo estoy contentísima!


Adjunto otra foto que me hice otro día, probándome un bikini viejo y roñoso, pero ésta es frontal. Nótese que no es frontal del todo pues tengo el brazo sujetando el móvil, el cuerpo un poco ladeado y, en fin, es difícil salir bien recta en "selfies". Así que, querido anónimo, no me seas absurdo xDD de paso, también servirá para quienes estén interesadas en la mamoplastia, para verlo desde otra perspectiva.


Comprendo que se necesita ver más, incluso sin ropa. Os aconsejo que acudáis a foros, pues ahí se comparten álbumes privados (especialmente en enfemenino); a mí me fue de gran ayuda. Pero no vale recibir sin dar, y tampoco no dar confianza ni ser amable y no escuchar a las demás chicas. Es un tema serio e íntimo.



Si tenéis alguna duda, ¡comentad! :)

miércoles, 30 de julio de 2014

Me encanta el verano.

Lo adoro, sin más. Quisiera vivir en un verano eterno. No recuerdo los días fríos de invierno, saliendo de casa a las 7:30 de la mañana, llena de ropa, muerta de frío y de mal humor, quitando el hielo del cristal del coche... el coche tarda más de lo normal en arrancar, la calefacción comienza a calentar cuando llego a mi destino... mi nariz y mis manos congeladas, no me quito la chaqueta en todo el día... estoy compungida, con los hombros hacia arriba, el cuello encogido, las manos entre mis piernas entrecruzadas... No quiero salir de casa para absolutamente nada. No recuerdo apenas esos pequeños detalles que hacen del invierno un infierno. Odio el frío.

Sí, pasas calor, ¿y qué? Lo soporto perfectamente. Me gusta. Dicen que el frío se arregla poniéndote ropa, el calor no. Tonterías. Por mucha ropa que me ponga, a parte de estar incomodisísísíma, sigo teniendo frío. No hay nada como ir con una camisola de tirantes, una coleta y poder refrescarte cuando te plazca. No hay nada como las noches de verano. No hay nada como ver el Sol resplandeciente. No hay nada como una vida tan sencilla y tan cómoda como la que te da el verano.

Y, por descontado, no hay nada como estar de vacaciones. No hay nada como no tener obligaciones ni responsabilidades. No hay nada como descansar. No hay nada como despertarse cuando el cuerpo lo pide.

Mi novio lleva semanas diciéndome que tengo mejor cara, que tengo muy buena cara. No me extraña. (Oh, ¿tan mala cara tenía antes? ¬¬ xDD sí, estoy amargada en invierno)

Es cierto, estoy feliz, no cambio esto por nada. No quiero que termine jamás. No estoy haciendo nada extraordinario, pero es que no me hace falta. Para mí, vivir así, es vida. No hay más.

sábado, 26 de julio de 2014

La incógnita del alisado japonés.

Mis pelos andan tal que así: http://obsesaporlabelleza.blogspot.com.es/2014/06/regalos-6-aniversario-outfit-pelos.html y, aunque es sobrellevable, finalmente me decidí por el alisado definitivo japonés al encontrar una oferta (de 300 a 69€).

La peluquera insiste en que queda liso tabla, que con un alisado de queratina mi pelo ganaría salud y perdería encrespamiento, pero dejaría un liso más natural y de una duración de 6 meses. De modo que, de cabeza, al alisado definitivo.

He depositado esperanzas en esto, pero no las tengo todas conmigo. No puedo esperar a lavármelo y ver el resultado.

Salí de casita:






El muy simpático en su línea/a su bola. Ni siquiera me molesté en peinarlo demasiado. Me hice la raya al lado y hasta luego. Tengo unas ondas incomprensibles y un volumen y una cantidad tremendos.

Llegué a las 9:30 de la mañana y salí a las 13:30 pasadas.

Me lavaron el pelo y me aplicaron, mechón por mechón, un producto con un olor muy fuerte. Lo tuve unos 40 minutos/1 hora y la chica venía regularmente a peinarlo para re-alisarlo y a chafarme la zona de arriba. Me lo aclararon simplemente, sin lavar, dejando restos de producto para proceder a alisar, mechón por mechón, primero con secador y luego con plancha, todo el pelo. Vaya faenón, pobre chica. Se me hizo eterno jaja me he puesto al día de toda la actualidad rosa.

Una vez alisado, me aplicaron una especie de sérum y luego otro producto con una esponja, mechón por mechón, impregnando bien. Otros 40 minutos con el producto y aclarar.

Para acabar, solamente me lo secó con secador, ayudándose con la mano, y ya iba quedando liso, ¡sin peine, sin plancha ni nada! Y para rematarlo cogió un peine grande, normal, cepillo de peinado, no redondo, y peinó con éste pasando el secador también.

El resultado fue el siguiente:








Me dijo que el volumen seguiría teniéndolo, pues tengo mucha cantidad. Y que tengo que hidratarlo mucho que el verano lo reseca, además ya lo tengo algo seco.

Desde el día que me lo hice, tengo que estar 4 días como mínimo sin lavarlo y sin ponerme pinzas ni coletas (pues pueden quedar marcas).

En vivo el alisado quedó súper marcado. Mi novio me preguntó, anonadado: ¿te va a quedar así para siempre? :| y yo le dije: ¡ojalá!

No creo que quede así, no sé qué grado de fe tengo en el resultado, pero me da que liso liso no quedará. Quizá me da una sorpresa, quién sabe, yo encantada. Creo que el encrespamiento sí mejorará, y quizá las ondas estarán menos locas. Y puedo decir que me conformo con eso. Sin embargo, me gustaría que quedara liso tabla de verdad para siempre, pues ya lo tengo bastante feico, seco y estropeado como para que encima tenga una forma amorfa y sin sentido.

El pelo todavía huele al primer producto que me echaron, y para sobrevivir con el calor me pongo a veces una pinza grande y redonda que no aprisione mucho. Y para dormir hago lo que puedo xD me dijo la peluquera que si me veía alguna onda, podía pasarme la plancha.

Y como se me ha acabado la mascarilla de la gama Gliss (el champú todavía no), quise comprar una buena mascarilla que hidrate bien pero que tampoco me saliera por un ojo de la cara.
Fui a una tienda que vende únicamente productos de peluquería y la dependienta me asesoró un poco. Finalmente, escogí una con aceite de argán y me costó 7€ (las comerciales normales cuestan 4-6€, así que, por unos pocos euros más, prefiero apostar por ello, ya que las comerciales me hacen lo que es NADA).


Me gustaría no estar invirtiendo en vano, quisiera al fin ver buenos resultados en mi pelo y estar contenta y a gusto con él. Seguiré intentándolo siempre.


Para acabar, últimamente, aunque mi cara está perfectamente en cuanto a granos (por cierto, ¡no me estoy maquillando en absoluto! Qué liberación, se agradece mucho en verano), tengo la zona de la nariz muy grasa. Sobretodo por las mañanas. Es como... aceite puro. Muy desagradable. Brillos y aceite. Un horror. Estaba usando un gel purificante para pieles grasas/mixtas de Garnier y, ahora, me lo aplicaba aún más, pero no veo resultados. Así que busqué otra cosa que no se saliera demasiado de mi presupuesto:


Equilibra-t, espuma limpiadora control grasa para pieles mixtas/grasas de Pond's (especialmente indicado para la zona T: frente, nariz, barbilla). Me costó 3,99€, no mucho más que el otro gel... así que vete a saber. Confío en ver algún pequeño cambio. Pero me da rabia que haya tantos buenos productos a precios altísimos. Podía haberme comprado lo más de lo más por 10-20-30€, pero ¡no es posible! Dios, no doy a basto, tengo que priorizar y no sé si lo estoy haciendo bien.


Cuando me lave el pelo contaré cómo me quedó :) :/ :S Estoy confusaaa, quiero saberlo ¡YA!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...