viernes, 28 de junio de 2013

Varios.

Después de mi post-depresivo, no mejoraron demasiado las cosas.

El siguiente día comenzó bien. Estaba concienciada. Comí sin apenas hambre ni ansiedad... y el tormento comenzó. Parece que es abrir la veda... ¡¡Debo comer con hambre!!

Para calmarme, opté por las cosas más sanas. Pero desencadenó un no-parar hasta que conseguí mi objetivo. Empezamos:
- Tubo de 400-500 g de pechuga de pavo.
- 2 melocotones.
- Por no acabar con los melocotones, comí bastantes caramelos.
- Seguía ansiosa: fiambre de 100 g de queso havarti.
- Nada, que no. Tableta entera de chocolate con caramelo y avellanas.
- Media tableta de otro chocolate con almendras.
- Un paquete de cacahuetes garrapiñados (150 g).
- Un paquete de almendras garrapiñadas (150 g).
- Otros 100 g de queso havarti, para quitarme el regusto. Y lo fundí en el microondas.

Acabar con todas las existencias es mi vocación. Y tengo un antojo de frutos secos que no me deja tranquila.

Hasta que no me comí los garrapiñados no paré. Probé con todo lo anterior, pero no me servía, no valía. Quería comerme eso, y hasta que no lo hice no paré. Podía haber comenzado por ahí, y todos contentos. Pero tenía fe en calmarme. No pude. Me atormenta saber que hay algo que quiero.

Total, terrible desastre. Dolor de tripa, hinchazón, mala digestión.

Ayer y antes de ayer fueron mejores días, no tenía ningún alimento susceptible de ser arrasado. Igualmente, compré chicles y caramelos a porrillo, por si las moscas me daba la ansiedad. Llevaba una semana sin comer chicles, he pensado que ha podido influenciar bastante.

Pero surge un nuevo problema, me como un paquete de chicles y otro de caramelos enteros al día. A las 9 de la noche tengo unos gases de alucine. Es lo que me ha pasado estos dos últimos días. Fatal también. Unos pinchazos en el estómago que me impedían hasta caminar bien.

Hoy parecía que iba a ir mejor, pero por la tarde me dio de nuevo "la cosa", "el ataque"... me siento como atrapada, no sé explicarlo... y, bueno, me comí 2 yogures, un bote de tomates pelados, medio paquete de chicles (que lo dejé, porque empecé a notar de nuevo gases y malestar) y, finalmente... mucho colacao a cucharadas, pero mucho. Ahí la cagué. Bueno, ha sido hace cosa de media hora.

No sé... no sé por qué he caído en el colacao, y no sé qué será de mí mañana... cada día lo afronto con fe, pero la cago. Voy a comprar kilos de pavo para no tener excusa (hoy no tenía jaja). Los chicles no son la solución: son un buen recurso, pero me como todo el paquete y acabo peor... Nunca me había percatado de que afectaban tanto.

En fin... poco a poco, supongo.


****
Esta semana he llevado el pelo liso, no he podido evitarlo, y seguramente siga haciéndolo... hoy toca mascarilla de aceite, veremos cómo queda. En contrapartida, ¡llevo más de 3 semanas SIN MAQUILLARME! Menuda liberación. Me he atrevido a enseñar el jeto en las clases de inglés... algo inconcebible para mí. E ir de centros comerciales y paseos callejeros. Aún no doy crédito. Aunque me miro en los espejos, y ahí está ese contorno de ojos mejorable, esa palidez, esos tonos amarillentos, esas imperfecciones, esos hoyitos... Mejor no mirarme y ya. Me coloco el pelo liso hacia la cara, para taparla en la medida de lo posible.


****
Me llamaron, por X circunstancias, de una clínica oftalmológica para hacerme un preoperatorio gratuito. Fui el miércoles, por simple curiosidad. Tenía en mente operarme de la vista, pero era algo lejano. Cual mi sorpresa que... corregirme la vista costaría 1900€. ¡Me esperaba bastante más! Obviamente, ahora mismo no puedo... de hacerlo, me quedaría sin apenas dinero para pasar el curso. Quiero asegurarme el próximo año de carrera, así que... no puedo, muy a mi pesar.

La verdad es que me animó mucho el hecho de asistir al preoperatorio. Es una operación que me da algo de miedo, lejos de la de pecho. El ojo me parece demasiado delicado... No quisiera quedarme ciega jaja. Sé que es absurdo, porque podemos morir por una anestesia total. Pero no es probable, así que, tampoco es probable que me quede ciega. Lo más seguro es que me recupere sin problemas y vuelva a ver tan nítido como cuando era una mocosilla.

La operación consiste en retirar una pequeña capa de la córnea (5 segundos), aplicar el láser (20 segundos) y volver a colocar la capa, que se regenera sola. Se opera por la tarde, se descansa por la noche (en casa) y al día siguiente ya comienzas a notar que... ¡no ves nada borroso! Se operan los dos ojos a la vez, la probabilidad de éxito es prácticamente un 100%.

Estoy en plena edad de operarme la vista, 24 años. Hasta los 45 aproximadamente sin gafas ni lentillas... (hasta que aparezca la vista cansada). Cuánto más tarde, menos años de gozo. Saben convencer estos oftalmólogos... Pero tiene razón. Además, mis dioptrías son estables... llevo años con la misma graduación, no tiene pinta de empeorar. En el caso de que apareciera, a posteriori, media dioptría, se puede volver a intervenir (sin apenas gastos, creo haber entendido).


****
Lunes... lunes. ¡REBAJAS! No tengo pensado despiporrar, pero NECESITO estas preciosas sandalias negras con perlas plateadas de Stradivarius *.* 
Ahora cuestan 19,99€ con alguna rebaja ya. Espero encontrarlas a mejor precio. ¡Ojalá queden! No tengo ningunas negras... y quiero llevar mi elegante bolso negro de Mango en las noches de verano.

Y este monérrimo bikini de Oysho, que tengo ganas de estrenar YA ¡sin tenerlo! Jaja.
En otro color. Lo vi naranja, y me gustó mucho. Pero un naranja brillante, ¡radiante! Creo que el conjunto en total valía 26€, no recuerdo muy bien. ¡Ojalá lo encuentre rebajado y, sino, otro!

No tengo más necesidades... algún chollo caerá, aunque tengo especial interés en encontrar camisetas o camisas elegantes, para cuando comience en el colegio privado. He estado leyendo su página web, y una de sus normas es "vestir dignamente". Cabe decir que fue fundado por curas, "padres", "hermanos", cardenales o como quiera que se llamen. Durante muchos años estos fueron profesores, se rezaba y esas cosas. Hoy en día los maestros son personas "normales", pero supongo que van recataditos, nada de ir de fashion victim. Los alumnos/as llevan uniforme... que me den uno a mí también, así no me como la cabeza!). 
El tema de rezar no sé cómo anda...


Sin más... espero que los próximos días sean mejores, ¡y a la espera de mostrar el lunes mis adquisiciones! 

¿Tenéis alguna expectativa especial en estas rebajas?



PD: ¿Alguien de la época de la canción "El tiburón"? Madre mía, será el bombazo del verano... La versión es un bodrio, pero me ha traído tantísimos recuerdos de cuando era pequeñísima... anda que no la bailaba con mi abuela. ¡"Era" mi canción favorita! Jajaja. Todo un inolvidable y divertido hit.




lunes, 24 de junio de 2013

HARTA de esta faceta mía.

No quería escribir nada por vergüenza y porque no me apetecía, pero quiero reflexionar seriamente.

Estoy en la cama, me encuentro fatal. Me acabo de meter entre pecho y espalda un bote de nocilla y dos tabletas de chocolate con caramelo. Tengo una estomagada que no me deja ni caminar. 

El jueves pasado me comí un paquete de cacahuetes, dos de cacahuetes garrapiñados, uno de almendras saladas, otro de almendras garrapiñadas y otro de nueces macadamias. Sentía la pesadez pero seguía comiendo, porque sabía que si no lo hacía en ese momento, lo haría más tarde. En ocasiones paraba, pero volvía a coger un puñadito, otro... y así. No podía parar. Pasé una mala noche, no fue terrible pero no me encontraba para nada bien.

El viernes me compré un paquete de pan bimbo de medio kilo, tranchetes, pavo, mermelada... y me lo comí TODO en forma de tostadas, sándwiches o a palo seco. Y no me duró toda la tarde, me duró un suspiro. Lo que me duró toda la tarde fue el dolor de tripa, en la cama.

El sábado fui a dar una vuelta y me compré unos 250 g de caramelos diversos en Belros riquísimos. Después un zumo con leche de un litro. Bien, estaba algo llena y ya notaba los gases, pero era soportable. Cuál mi sorpresa que nos invitaron a una cena, que era estilo buffet. Pinchitos y tapas: tortilla de patatas, croquetas, jamón salado, queso, pan con tomate, sándwiches con queso de cabra y mermelada, gambas, curasanes de jamón y queso, copitas rellenas de queso y nueces macadamias, ensaladilla rusa, pinchos de pollo e higos... Brutal. Bien, supongo que ya adivináis quién arrasó con todo sin tener hambre alguna. Me puse hasta arriba no, lo siguiente. No paré de comer, no paré. Cuando pasaron 10 minutos de haber decidido que ya era hora de acabar (empezaba a encontrarme demasiado pesada), me entró un chungo horrible en la barriga... tenía hasta náuseas, pero jamás vomito, lo evito a toda costa, me da demasiado asco. La última vez que lo hice (y salió solo) fue hace 5 años; todavía lo recuerdo: fueron lentejas y desde ahí no las he vuelto a comer. Bien, pues estuve como media hora sentada en el baño con algo de diarrea, porque tampoco salía apenas nada. En definitiva, lo pasé de pena.

Ayer todavía me quedaba un malestar tremendo del sábado y no hice ninguna locura, aunque me comí un bote de 200 g de mermelada. Eso no es nada para mí.

Y hoy ya me encontraba bien, pero no sé qué coño me ha pasado... no lo sé, no lo entiendo, que he arrasado con todo el chocolate y nocilla. Ha sido un impulso inconsciente. Como si mi cuerpo actuara por su cuenta, ajeno a la mente. Fue abrir el armario de la cocina, abrir el bote, meter la cuchara y no parar. Sin pensar. Después abrir las tabletas y, sin partirlas, a bocado limpio hasta el fin. Todo seguido, rápido y con nervios.

Después de esto viene como una hora de stand by: no piensas nada, no quieres horrorizarte. Haces como si no hubiera pasado. Y cuando el dolor de tripa es demasiado obvio, empiezas a meditar entorno lo sucedido.

No quiero seguir así, estoy muy harta, me encuentro mal. No sé qué mierdas me pasa. No tengo nervios por nada, estoy tranquila. Sin embargo, en el transcurso de tiempo desde que me levanto hasta que cojo lo que me voy a comer, noto una ansiedad muy grande dentro. Una ansiedad que me pide que me llene hasta el fin de comida. 

Y, a pesar de lo mala que he estado en estos días anteriores y haber razonado, haber llegado a la conclusión de que no me merece la pena el atiborramiento por lo pésimamente que me encuentro, vuelvo a caer. No sé por qué.

Dicen que esto es por alguna carencia emocional... Sé que problemas he tenido, problemas de no-aceptación en los colegios, bullying, insultos, peleas... Problemas familiares, separación de padres... pero no llego a encontrar el vínculo. Y mucho menos después de haber pasado tanto tiempo. El caso es que de nada sirve buscar en el pasado, lo que ocurre está ahora, y sólo yo puedo solucionarlo.

¿Qué necesito? ¿Fuerza de voluntad? Sola no va a aparecer. Como siempre, debo recurrir a las prohibiciones. Pero ya me las paso por el pito del sereno. "No más frutos secos en X tiempo"... se me presentan los frutos secos en las narices y me los zampo.

Ya me han dicho alguna vez... y ¿qué más te da, si estás delgada igual?

¡Es que eso no es lo que me preocupa! Me preocupa que hoy, por ejemplo, he tirado toda la maldita tarde en la cama con dolor de barriga. Me preocupa que no tengo dinero para comprar más. Me preocupa que el dinero que tengo para alimentarme lo gasto en guarradas. Me preocupa que la base de mi alimentación sean guarradas.

Vamos a hacer un listado de desventajas:
- Tengo estreñimiento crónico desde los 16 años. No hago nada, puedo estar semanas. Ya tuve que ir a urgencias una vez por obstrucción... y no fue una experiencia agradable de recordar. Quiero acabar con el estreñimiento y así NO PUEDO.
- La base de mi alimentación últimamente son las chucherías, los zumos, los frutos secos, el cacao en todas sus formas, el queso graso, los dulces, los azúcares... Normal que los triglicéridos se hayan disparado, seguro que no es por el tratamiento hormonal.
- No es sostenible económicamente. Mi compra de la semana pasada fueron CAPRICHOS. Únicamente. Y me los como en un visto y no visto. Hoy no tengo ni dinero ni comida (la nocilla era de mis hermanos y el chocolate de mi novio. Podía haber comido fruta, yogures... pero NO). Encima cojo cosas que no son mías; no tengo perdón.
- Me encuentro tremendamente mal después de comer tanta mierda. Día sí día también. Mi estómago no puede más. Hoy, de verdad, estoy que hasta me mareo si me levanto. El estómago palpita fuertemente y siento como si tuviera piedras dentro. Cada vez me sientan peor los atracones, y esto petará por algún lado (qué sé yo; úlceras, intolerancias...).

Sé que siempre he comido muchísimo y no me ha pasado nada, he tenido dolores de barriga, he tenido y tengo estreñimiento, sigo flaca... en fin, no ha pasado nada, pero es que últimamente siento que no puedo más, que cada vez lo tolero peor y que esto me domina y que sólo pienso en volver a encontrarme bien para volver a comprar chuminadas. Planeo las compras de guarradas, cuánto me costarán... En ningún momento tienen cabida en mi mente alimentos normales.

Así que ya, STOP, no puedo seguir así. Acabo de hablar con mi novio y me he derrumbado. Dice que cuando lo hago no me acuerdo de lo mal que lo paso después... y que qué raro que me haya comido el chocolate. Y tanto, si es que no me gusta el puto chocolate. Mientras lo comía lo pensaba, pero me daba igual, la cuestión era engullir. Hasta la nocilla estaba asquerosa, era de un color, y a mí me gusta sólo la blanca. Ha sido asqueroso, no me ha gustado nada. Si al menos hubiera merecido la pena... y si supiera racionar, comer un poquito, un trocito... pero no, tengo que comer medio kilo como mínimo siempre.

Y ahora, otro listado de lo que voy a hacer a partir de ahora:
- No comer nada más que no sea mío, que no haya comprado yo.
- Comprar con cabeza, comprar alimentos de verdad.
- Olvidar los caprichos una temporada (fuera chocolate, fuera frutos secos, fuera chucherías, fuera caramelos y chicles). Me voy a dar 1 mes.
- Comer con hambre, comer sin atracarme, comer con tranquilidad.
- No sucumbir a lo peligroso si sé que no voy a poder parar.

Hoy es mi DÍA 0. No sé cuántas veces me he planteado mentalmente ésto y la he cagado al día siguiente. Ahora será distinto. Si la cago, lo haré público. Debe servirme de motivación.

En estos días estoy cogiendo un miedo terrible a las vacaciones en Tenerife. Me apasionaba la idea del todo incluído, estaba flipando colorines de lo contenta que me hacía. Me encanta comer, es un hecho. Ahora me da terror. No quiero pasar una semana de vacaciones mala del estómago, pero es que no me veo capaz, NO ME VEO CAPAZ... ¡¡querré probarlo todo y empacharme!!

¿Cómo voy a controlarme con barra libre para todo y buffets cada día?

Por suerte nos iremos en septiembre, así que me queda todo un verano para reeducarme de verdad y acabar de una vez por todas con la maldita ansiedad. Debo hacerlo por mi bienestar, por mi salud y por mi economía.

Mañana empiezo el curso de inglés que dura un mes. Quizás estos días locos sin obligaciones me han trastocado. Espero que tener una rutina diaria me equilibre un poco. También debo crearme yo mis propias rutinas y hábitos de alimentación y cumplirlos, aparte de hacer una lista de la compra fija y no salirme de ahí. ¿Comenzamos?



Lo peor es que, todavía encontrándome mal, ya me están apeteciendo unas almendras, y no veo el momento de comprarlas... 
Las querré, mañana o pasado, las querré a mansalva. Qué tortura.

viernes, 21 de junio de 2013

Lameculos.

De toda la vida. Siempre los ha habido.

Pero ya me está empezando a tocar un poco bastante la moral el lameculismo que se respira en el ambiente diariamente...

La culpa es de la sinceridad, la preciada sinceridad, tan demandada en las relaciones personales, tan valorada y querida... pero cuando la das de verdad y no es lo que se quiere escuchar, todo cambia. 

Es muy agradable recibir buenas palabras, buenos consejos... que te alaben todo el día, que coincidan con tus opiniones, acepten tus decisiones, te comprendan... es precioso, sí, pero en muchos casos, por desgracia, es HIPÓCRITA. Es mentira, es una nube de humo. Sin embargo, se tiene muy en cuenta a esas personas. Se las tiene como un gran apoyo, alguien que está siempre ahí...

A esa persona tampoco le cuesta demasiado regalar palabras bonitas. Es más sencillo tener contentas a las personas, ahorrándote discusiones y obviando tu punto de vista para no entrar en conflictos. ¡Que viva la personalidad y el criterio propio!

Luego llega esa persona realista, que es la única capaz de expresar su verdadera opinión, siendo sensata y con argumentos y siempre educadamente, y hace que todos se den con el palmo en las narices y se den cuenta de que... no mola que te digan la verdad. De que, a veces, duele.

Y pasas a ser una borde, amargada, con problemas en su vida... y decenas de excusas más para no abrir los ojos y seguir sucumbidos en su mentira. Ok.

Lo siento si he podido ser demasiado dura o hacer daño, pero me hierve la sangre con tanta hipocresía. Digo lo que pienso e intento ser lo más objetiva posible. Y si nadie tiene la poca vergüenza de plantar cara, lo haré yo. Soy igual de políticamente correcta, pero por lo menos digo la verdad.

Lo que pasa es que molesta que te rompan tus esquemas inexistentes, basados en una estructura sin fundamento para justificar las sandeces que predicas. 

Creo que el mundo necesita más gente con los pies en la tierra.

Pero si queréis seguir lamiendo culos o seguir teniendo quien os lama el culo, y rechazando / infravalorando / excluyendo las opiniones que no os gustan, jamás podréis llegar a ser realmente críticos con vosotros mismos.

Yo prefiero escuchar y aprender, rectificar si es necesario, dialogar, exponer puntos de vista. 


Y si alguna vez argumento en contra, ojalá alguien sea capaz de rebatirme con un buen razonamiento en lugar de obviar mi opinión por no corresponder con vuestros intereses, y luego chismorrear a las espaldas.


Hipócritas.


miércoles, 19 de junio de 2013

Más de 5 meses con Dercutane... se acerca el fin.

En este último mes, tomando 40 mg diarios, he notado una mejoría impresionante. Sigo teniendo "cosas extrañas" en la cara: marcas rojas, marcas que no son rojas (como hoyitos y bultitos pequeños, y hoyos más grandes por los granos asteroides) y poros muy dilatados (sí, un desastre, pero de lo mejor en los últimos tiempos)... pero cero granos enquistados (tumores, como los llamo yo). Aunque sí me sale alguno pequeñito, que asoma su cabeza blanca y se marcha en seguida (o lo expulso yo misma).
Estoy contentísima.

Otro punto a favor es que, hace unos 10-15 días QUE NO ME MAQUILLO. Nada, cero.

Los últimos días de universidad me sentía tan mal cuando me maquillaba... ¿os imagináis tener la cara quemada y pelada del sol y maquillaros encima? Así estaba, aunque sólo por las zonas de barbilla y alrededor de la nariz. Fatal. Llevaba crema hidratante en el bolso y me iba poniendo (encima del maquillaje) en las pieles para que se bajaran (pero cuando se secaba, volvían a notarse xD). Un show.

El último día me maquillé mucho menos, me puse base sólo en las zonas rojas o con granos curándose y me sentí cual enferma, aún llevando algo de azul en los ojos. Qué fea. Es que tengo mala cara de serie. Parecía que no había dormido nada y que estaba resacosa. Horrible.

Para la cena de fin de curso sí me maquillé más, pero fue muy meticulosamente, sin tocar las zonas resecas.

Total, me encontraba libre todos los días, aunque seguía y sigo dando clases particulares. Un lunes debía ir y... me dio tal pereza maquillarme para una hora... (antes ya iba maquillada de por la mañana) Ya no es el hecho de que sea una niña de 10 años la que me vaya a ver, eso me da igual, era el desperdicio de maquillaje y el maltrato a mi cara SÓLO POR UNA HORA... no merecía la pena. Fui sin maquillar, a sabiendas de que mi niña me comentaría algo sobre mi mal aspecto. Pero lo llevé con naturalidad, no me sentía resacosa ni enferma como la otra vez. Me atreví. Fui sin nada, cara recién lavada. Y la niña no me dijo nada, y eso que no se corta un pelo.

Fue como una liberación. Y llegar a casa y saber ¡QUE NO ME TENGO QUE DESMAQUILLAR! Oh, es genial. Últimamente me daba una pereza tremenda desmaquillarme también.

Sé que mi cara no es lo más, soy muy pero que muy blanca, tengo marcas considerables de los granos, mis poros dan pena... pero hacía muchos años que no la tenía tan bien. Y es como que, poco a poco, me voy adaptando a esta cara, a verme en el espejo y no extrañarme.

El hecho de no poderme maquillar por las pieles sumado a una temporadita en la que el maquillaje era como que me estorbaba, me hacía sentir sucia, necesitaba saber que estaba limpita... me han ayudado muchísimo, porque por decisión propia no lo habría hecho. Han sido factores externos a mi voluntad xD

Y es que me agobiaba no poder apoyar la mano en la cara por no estropear el maquillaje, y mira que llevo años haciéndolo... pero me cansé. Ahora me siento culpable porque me toco más la cara, sin pensarlo. Y estoy más obsesionada aún con tener las manos limpias. También me reconcome pensar que expongo mi cara al aire libre y coge todas las mierdas del ambiente directamente. El maquillaje hacía de barrera protectora jajaj en fin... quiero pensar que esto será bueno para la cara y poco a poco mejorará. Debo aprovechar el verano y la ausencia de obligaciones para dar este paso.

Apuntar que la sequedad no es evidente cuando voy desmaquillada. No se nota para nada. Aparte, me pongo hidratante 3 veces al día. Por las mañanas sí que se ve algo de piel levantada, de toda la noche sin crema y rebozarme en la almohada.

Me quedan pastillas para 15 días más una caja que me ha recetado el médico... serán 25 días más. En total quedan 40 días más de tratamiento a 40 mg diarios y se suspenderá. Lo entendí como un: quizás después del verano, por el peligro del sol, seguimos el tratamiento. Ya le pediré que me lo aclare en la próxima visita, que será cuando acabe las 40 tomas que quedan.

Los análisis están genial, es la primera vez en mucho tiempo que el hemograma me sale perfecto, sin asteriscos por bajos leucocitos, plaquetas ni nada :)

Lo malo es que los triglicéridos me han vuelto a dar el susto, han subido muchísimo (aunque siguen dentro de los parámetros). Le pregunté y me dijo que era normal, que hay personas que se les dispara por encima de los límites. Pero como mi alimentación está siendo pésima últimamente, entre tantos desayunos buffet, chucherías y frutos secos, no sé qué pensar. Bueno, pienso que debo cuidarme, eso sí, y que no lo hago.

Colesterol total:
Noviembre - 147
Febrero - 135
Marzo - 159
Mayo - 153
Junio - 159

Triglicéridos: 
Noviembre - 43
Febrero - 49
Marzo - 78
Mayo - 78
Junio - 120 !!

¿Qué tal si dejamos de atiborrarnos a guarradas, maja?


Aprovechando el tirón del maquillaje, añado que ¡¡¡llevo una semana sin plancharme el pelo!!!! Un logro y un martirio a la vez, porque vaya problemas me da para arreglarlo. El primer día me puse espuma y fue un desastre, aparte al día siguiente estaba como un chicle y la espuma había desaparecido totalmente. Me lo lavé y opté por poner cera en las zonas resecas (es decir, mucha cera jajaj) y laca bocabajo para dar volumen y un toque despeinado, para que parezcan adrede estas malditas ondas sinsentido. No me gustó mucho, pero conforme pasaban los días, el pelo se veía menos seco, más sobado pero sin sensación alguna de sucio (algo bueno tiene tanta sequedad). Probando distintos peinados con pinzas, colocándolo hacia un lado, hacia otro... al fin he encontrado una manera en la que me siento un pelín a gusto. Y es que si lo tuviera ondulado pero bonito, armónico y no tan seco, estaría encantada de la vida. Pero es que de raíz a cuello lo tengo liso, y en el cuello tengo una ondulación permanente (porque siempre está ahí, aunque crezca el pelo), como si siempre llevara coleta (y NUNCA llevo coletas). A partir de esta ondulación, lo que sigue es un despiporre de ondas desordenadas. Y tela, tela lo que cuesta peinar este pelo.

Pero bueno, es otro pequeño avance. Entre que voy desmaquillada y los pelos de loca, evito constantemente los espejos. Paso completamente... hago un favor a mi autoestima. Pero es la única manera de comenzar a sanear tanta mierda. A ver si para septiembre estoy medianamente decente y curada.

Sobra decir que si nos vamos de cena, de fiesta o similar, voy a desempolvar las planchas y a sacar el maquillaje. No tendré remordimientos por ello. Pero, por lo demás, espero no mirarme mucho al espejo porque se activan los impulsos de agarrar las planchas. "Sólo en ocasiones especiales..." (repite, Michelle).

De hecho, ya estaba planeando planchármelo para cuando comience el curso de inglés... me da la impresión de que si no lo hago, iré desganada, desanimada y con ganas de largarme y encerrar este monstruo en su habitación. Tengo como un dilema interior... ¿me plancho el pelo y no me maquillo, o me maquillo y no me plancho el pelo? Porque si voy sin ninguna de las dos cosas, me siento tan horrible y dejada... Con el pelo liso y sin maquillar aún me veo cierto encanto, me gusto un poco.

No sé... espero que mi pelo sea agradecido, se adapte y encuentre su forma, porque este verano quiero mucha playa y piscina.



Sorteo del rincón vegetariano de Marga :) ¡A ver si hay suerte!



lunes, 17 de junio de 2013

Fin de curso - Comienzo del verano :)

Me encanta el verano, adoro el calor. Aunque me abrase y me derrita. A veces, me hace pasarlo mal si tengo que hacer un trayecto andando a pleno sol... acabo con toda la camiseta mojada y mi trabajo acicalándome se va al garete. Pero no importa, lo soporto. Lo que sí que no me gusta... son los insectos. Ni me acordaba de ellos. Baaaaaaaj! Sobretodo los que miden medio palmo o más... me asustan mucho.

Acabé la universidad la semana pasada e hicimos cena informal de fin de curso. Este año no ha sido muy de compañerismo. Entre que hemos estado 3 meses reclusos en colegios y después las clases han pasado volando... poco tiempo hemos tenido de estrechar lazos. Antes hacíamos cenas cada trimestre e incluso más. Este curso sólo UNA. Anual. Qué declive...

Iba a llevar un vestidito veraniego, palabra de honor, floral, marrón y beige, pero me pareció elegante (me lo pondría para una boda, por mucho que mi abuela no me dejara). Finalmente cambié de idea, me apetecía ir en short, y estiliza más.

El look que escogí:

¡La camiseta me costó 2,99€! En las rebajas de invierno de Bershka. Costaba 12,99€. Jamás la habría comprado a ese precio. Me gusta mucho la imagen del collar, y tiene unas piedrecitas que lo adornan (piedrecitas de plástico). 


*Detalle pulsera pinchos + casio retro dorados.


La noche fue genial, pero me dejó un poco chafada... no veré más a mis compañeros hasta... ¿enero? En septiembre volvemos a hacer prácticas, así que... ciao. Y no se ha creado una enorme amistad como para llamarnos y quedar, aunque les aprecio. Es una pena. (Además, no tengo was y estoy un poco al margen)


Estoy en mis últimos días de regla y me ha ocasionado un fin de semana algo triste. Estaba decaída y sin ganas de moverme de la cama. No me encontraba mal, aunque estoy algo hinchada; estaba muy desanimada. Pocas veces me pasa. Tampoco es que tenga un motivo especial para estar tristona... por eso creo que será la regla. A ver si esta semana estoy más activa y con más ganas para todo :)

No paran de decirme que estoy más delgada. ¿Cómo puede ser? Empiezan a cabrearme. Con todo lo que como, por favor. Por ejemplo, estos días depresivos me comí, en el tramo de 2 horas, un paquete de tostadas entero, un paquete de tortitas de maíz entero, una tarrina entera de queso de untar, 400g de pechuga de pavo y tazas de café con leche a tutiplén.

Ayer un bote de olivas, fiambres de queso (vuelvo al queso... snif) y muucho colacao a cucharadas (maldición...). Otro día un bote de miel entero, y no pequeño eh. Otro día me puse fina a avellanas, venían en bolsitas pequeñas y en mi basura acabaron unas 15 bolsas vacías. La noche de la cena universitaria, aparte de ponerme fina, volví a las 5 de la mañana y me comí 2 bolsas de quicos de las grandes y unos 6 puñados de almendras. Benditos desayunos jajaj. Y no sé qué más se me ocurre... vamos, que soy la misma loca de siempre comiendo.

Creo que, acostumbrados al invierno que vamos tapados con 5 capas, no es evidente lo que hay debajo. Ahora nos destapamos y se ve la realidad. Y soy así, siempre fui así. Qué le voy a hacer. No es nada malo tampoco, al contrario, mejor para mí ¿no? Que, aunque no haga nada por mantenerme delgada, no me siento mal conmigo misma en este aspecto. Siempre he sido así y no me disgusta en absoluto. "Necesitas 5 kg más, nena" ¿quéé? No necesito nada, es mi cuerpo, mi constitución, mi organismo. No lucho contra él. Aparte, estoy sanísima y los análisis lo corroboran.

Además, peso lo mismo y... LA ROPA, prueba de fuego, me queda exactamente igual. Llevo ropa de hace muuuchos años, alguna más de 5 incluso (recuerdo que los shorts de las fotos los llevaba cuando conocí a mi novio). Y pantalones largos de hace 1, 2, 3 años... todos me quedan perfectos. Por mí estupendo, así no necesito comprar nada extra, sólo compro por desgaste o porque me ha dejado de gustar algo.

Y fotos, tengo muchas fotos al espejo (siempre me hacía antes de salir de fiesta xD) y estoy igual.

"Es que tienes unos bracitos de somalí...", bueno, los que me ha tocado. Yo misma veo que son sílfides, pero siempre fueron así, no me sorprendo, estoy acostumbrada. Me sorprendería si un día se ponen fofos y gordos jaja. Había pensado, de hecho mi padre me lo ha recomendado, tonificarlos un poco. Hacer algo de pesas, nada, mínimo, no hace falta ni que sean pesas (botellas de agua o por el estilo) para que cojan algo de forma. No es mala idea, al contrario de mi tía que me recomienda bocadillos de chorizo y mortadela jajajaj. Pero el ejercicio y yo... nos llevamos muy mal. No sé. No me apetece, vaya.

Precisamente ayer hacía limpieza en mi habitación y encontré, entre tantos papeles, uno de una báscula de farmacia que estaba casi blanco, pero se podía leer. Es del 2002, 14 años tendría, medía 161 cm y pesaba 39,8 kg. Al cabo de pocos años me acabé de desarrollar como mujer, cogí unos kilitos, y no he cambiado desde ahí. Siempre he sido así, así que no sé a qué viene que se alteren tanto ahora.

Quizás influye que mi hermana de 15 años ya es como yo, o incluso algo más corpulenta, y al compararnos parezco poca cosa. ¡Pero deben aceptar que mi hermana ya no es una cría! Y también tengo una prima, un mes mayor que mi hermana, que siempre fue una sílfide y ahora ha cogido sus formas de mujer y está como yo también. Y me comparan: ¡pero si estás como ellas! No, familia, ellas están creciendo y están como yo, que es distinto. Hasta mi prima me dice: ¡si tenemos las mismas piernas! Jajaja claro, ¡algún día tenías que crecer, cielo! Yo no he menguado, tú te estás desarrollando.

Y seguramente, por suerte, las tres seremos así siempre si no sucede nada extraño.

Volviendo... a ver si pasa esta regla y este bajo ánimo, que me hace comer de todo a todas horas (what? si eso es siempre!) y después estoy con una hinchazón, dolor, pinchazos... tremendos. Y es que, las horas que no las paso comiendo, las paso con chicles y caramelos. 2 paquetes de cada me fundo al día. Estoy casi segura de que es por eso. Así que, a partir de hoy, voy a intentar comer muchos menos chicles y caramelos, es más, no los compraré (que no me pase nada...) y a ver si noto mejoría.


Este verano me hacía especial ilusión. Pero se me ha ocurrido la gran idea de hacer otro curso de inglés, que no es obligatorio para la carrera (el obligatorio es el B1). He querido aprovechar el tirón y formarme bien. Será para el nivel B2, que se divide en dos cursos (parece ser que es muy amplio xD), así que me sacaré el B2.1 y el verano que viene el B2.2. Ya tengo un mes de verano jodido. Pero no pasa nada.

También tenemos planeado ir a Tenerife a pasar una semana. Me encanta la idea, me apetece muchíííísimo. Lo malo es que iremos con otra pareja y debemos ponernos de acuerdo. Ellos querían ir en julio y me pilla en pleno curso de inglés. Nosotros queríamos ir en agosto y a ellos les resulta muy caro y agobiante por el gentío. Total, que nos iremos en septiembre... a ver, genial, no importa, ¡¡pero me resulta mucho más atractivo en agosto!! Nada más volver de vacaciones ya tendré que ir a la universidad y comenzar las prácticas en el colegio... me apetece cero. Y todo agosto sin nada... o quizás alguna escapadita habrá^^... nunca hemos sido de irnos por ahí, aunque tampoco podíamos, pero en cuanto lo haces, le coges el gustillo y mola muy mucho... jaja

Por cierto, haré las prácticas en un colegio privado muy prestigioso y demandado por todos los universitarios. Yo lo escogí, como la mayoría de nosotros y... ¡me tocó a mí! La asignación es por nota. Qué alegría cuando lo vi... tenía esperanzas de entrar, pero no las tenía todas conmigo. No conozco las notas de la gente x)

He aprobado todo :) todavía me falta por saber la nota de las prácticas, que es una incógnita total para mí... (aunque no he suspendido, eso seguro) no sé cómo me habrán valorado. Quizás espero un 7, pero no quiero llevarme un chasco.

Sin más, me voy a poner seriamente esta semana a no arrasar con la comida ¡y a no comprar más chicles ni caramelos! Esto de arrasar me trae de cabeza, porque me compro mi propia comida y no soy capaz de racionarla... Hice una buena compra el miércoles pasado, y hoy no tengo NADA... ayer por la noche piqué de la nevera comunitaria, como se den cuenta me matan jajaj no puede ser... Prometo también no coger nada que no sea mío, y esto a rajatabla, porque es una falta al respeto tremenda...


¡Buen verano a todo el mundo, y a disfrutar en la medida de lo posible! La vida, el mundo que hemos creado/construido no nos permite siempre vivir al 100% ni hacer lo que nos gustaría hacer, nos obliga a ir en contra de nuestros deseos... Realmente nos hemos automutilado, hemos creado un modo de vida esclavo... Y yo todavía estoy pensado cómo no caer en ello. No sé lo que quiero, pero sí sé que NO me apetece sacrificar todos los días de mi vida ni todas las horas de mi día en asuntos que no me harán feliz. No sé qué haré, pero algo haré. No quiero ser una sumisa más del sistema.


PD: Muchísimas gracias por los comentarios de la anterior entrada.


jueves, 13 de junio de 2013

VPH - Mi caso.

Hace dos días me confirmaron que tengo el Virus del Papiloma Humano.

No me da ningún reparo decirlo aún siendo consciente de lo tabú que resulta hablar del tema. Estoy segura de que he conocido a muchas chicas que lo han tenido o lo tienen y no lo sé. Suena mal de entrada, suena a ¿sexo imprudente? ¿sexo con desconocidos? ¿sexo sin protección? Sí, parece que suena a eso. No cabe duda de que las posibilidades se multiplican, pero no necesariamente se coge así. También se puede ser consciente y responsable, y correr la mala suerte.

Llevo 5 años con mi pareja (el 6 de junio fue nuestro aniversario ^^) y, yo por lo menos al 100% jaja, no hemos "estado" con más personas. ¿Pero quién sabe si alguna persona de nuestro pasado estuvo con otra persona que estuvo con otra que sí lo tenía...? No se puede saber, y es absurdo buscar la raíz.

Comencemos por definirlo. Es un virus/enfermedad que se transmite sexualmente y existen distintos tipos, los cuales presentan más o menos riesgo de evolucionar en cáncer de cuello de útero, entre otros. Suele manifestarse en verrugas genitales y/o infecciones.

El tema es bastante más complejo. Cuánto más intenta explicar el especialista en ginecología, más te descoloca el esquema.

El VPH se presenta en el 70% de la población alguna vez en su vida, y en un mismo 70%, el virus desaparece espontáneamente (porcentajes aproximados). No tiene cura en sí. Se hace un seguimiento, se observa su evolución y se eliminan las verrugas, si existen. Si apareciera cáncer, se procedería a alguna intervención de más calibre.

Ha resultado un palo conocer que lo tengo, pues el tema se ha alargado lo suyo. Me explico. Tanto mi pareja como yo notamos algo extraño hace cosa de un año y medio. Además, el color de mi flujo era, en ocasiones, marronoso. Se fue, sin más, pero hizo que nos decidiéramos a visitar nuestros respectivos médicos. 

A mi pareja le hicieron un volante para el urólogo, al cual fue hace relativamente poco (¡al fin!) y le dijo que estaba bien. A mí me mandaban a un centro especializado para la mujer (?) y debía hacerme una visita previa una comadrona (?) para valorar mi situación y decidir si requería visitarme un ginecólogo. Además, me daban hora en 3 meses como pronto. ¡Estupendo!

No hubo manera por mucho que luchamos, así que me afilié a una mutua privada únicamente para ir a un ginecólogo. En seguida fui y me hicieron una citología. Al volver a por los resultados... salieron alterados.

Concretamente ésto:
ASCUS - Células escamosas atípicas de significado indeterminado.

Me dijo que era posible que hubieran restos, células "X"... que alteran el resultado, o que podría ser debido a la existencia del VPH. Me recomendó que me hiciera la prueba, ¡y cuál mi sorpresa que la tenía que pagar a parte!

Fui al médico de cabecera con el informe, y me derivó inmediatamente y de urgencia al especialista en ginecología de la seguridad social. En un mes ya tenía visita.

Después de hacerme la prueba del VPH (que salió negativa) y de un tiempo de citologías correctas en la SS, el pasado noviembre, mientras me hacía la citología, la ginecóloga observó algo extraño. Un pequeño bulto justo en el cuello del útero. Me lo extrajo, y fue muy incómodo y desagradable. Lo pasé muy mal. Después puso formol.

Siempre me insistió en la vacuna, que vale unos 400-500€, con lo que estoy bastante contrariada. Era una decisión por tomar a largo plazo, ya que, si no tengo el virus y tampoco hay expectativas de tenerlo, tengo tiempo para pensarlo.

Volví a por los resultados del análisis del bulto. Citología normal y el bulto se trataba de un condiloma (?). No había problema. Pedí cita de nuevo para seguir controlando con visitas periódicas, cada 6 meses. Fui a principios de mayo, me hizo la citología de nuevo y... otro bulto. No sabía con exactitud si era el mismo, pero se decantaba por que sí. Me lo extrajo de nuevo, fue menos doloroso (era más pequeño) pero me causa mucha tensión la situación. Puso formol de nuevo, y durante un par de días estuve sangrando.

Este martes volví a por los resultados y... se trataba de una verruga genital. Tenía el virus. Tengo el virus. Me explicó que ahí estaba, y que "al fin" "había tomado forma", se había expresado en la verruga, vaya. Le pregunté sobre el bulto anterior, y no me aclaró demasiado si estaban relacionados o no. Le pedí los informes de todas las pruebas y observo que la descripción del bulto de noviembre y la de mayo es prácticamente la misma. Me vino a decir que el condiloma anterior (condiloma también es verruga, según he leído) no estaba directamente relacionado con el virus, pues las citologías eran correctas. No sé, la verdad que no entendía nada, y esta última vez me dijo al fin que SÍ.

Todo esto me hace pensar que tengo el VPH desde la primera visita en el centro privado, y me cabrea, no lo entiendo.

Dice que no debo preocuparme pues se trata, en principio, de los tipos 6 y 11, que no son de alto riesgo (aunque en algún sitio he leído que sí lo son). Me hizo una citología normal y en septiembre debo volver. Si se confirma que es de bajo riesgo, simplemente se llevará un control hasta que desaparezca espontáneamente; si se desarrollara, ya estaríamos al caso y, bueno, ella sabrá cómo actuar. Si fuera de alto riesgo, pues... no lo sé. Seguramente se sigue haciendo un control pero más exhaustivo.

Estoy entre tranquila, porque confío en que no derivará en nada, y descontenta por el lío. La vacuna de nada me sirve ya. Me serviría para los tipos de virus que no tengo, claro. 

No cabe duda de que me ha preocupado la verruga, y encima tan escondida en el cuello del útero. Pero mejor eso, que a otras mujeres les salen de 2 cm y exteriores. Por suerte, las manifestaciones del virus son nulas, es decir, estoy perfectamente y no me da ninguna molestia.

No me he comido la cabeza pensando en por qué lo tengo... no merece la pena. Sólo sé que ahora, con mi pareja estable, deberemos utilizar siempre preservativo. Para no pegárselo a él, ni él me lo pegue a mí de nuevo y entremos en un círculo infinito. 

Desde aquí me gustaría que todos/as tomáramos conciencia de lo que son las enfermedades de transmisión sexual. El VPH es muy común y, generalmente, no ocasiona más complicaciones. Pero quién sabe qué nos puede tocar... Jóvenes, podemos disfrutar, podemos acostarnos con quien nos plazca... pero... si sabéis poco de esa persona, si no tenéis una relación estable y de confianza... tomad precauciones. Yo las tomé hasta llevar varios años juntos. Ninguno de los dos sabía nada y... mirad, tengo el virus. 

Toda prevención es poca.


Cuánto me gustaría que se pudiera hablar sin prejuicios del tema, poder charlar tranquilamente con personas que también pasan por ello... Realmente, todos desearíamos encontrar otras personas con nuestros mismos problemas, ¿verdad? Pero... ¿cómo saberlo? Siendo anónimo en la red...

lunes, 3 de junio de 2013

Visita a Torrelodones - Madrid.

Vengo de pasar 3 días estupendísimos con mi pareja... 

Madrid... Madrid para mí siempre ha sido como la ciudad idílica... esa de la que siempre se oye hablar pero ¡ni de broma crees que irás nunca! Capital de España, el centro, la que maneja, el Real Madrid... jajaja es una estupidez, lo sé. Pero mola; me hacía especial ilusión. 

Igualmente, no fuimos a la ciudad. Paramos a tomar algo, eso sí. Y fue muy caótico. Horrible en coche. Policías por doquier, atascos, semáforos, manifestaciones, calles cortadas... qué agobiante, por favor. Pero de ahí no nos íbamos sin tomar un yogurcito. Vimos la Plaza de España, Sol, la Moncloa... tiene partes muy bonitas, bien decoradas. Otras no tanto. Se me pusieron los dientes largos con tanto Mango, Blanco y tal, pero bah. Y leñes, un Starbucks a cada esquina, ¡qué pesados! Jajaj.

500 g de yogur sabor cheesecake y fresa, con nubes y ositos de gominola, plátano, kiwi, fresa, piña, pipas peladas, cacahuetes garrapiñados y salsa de frutos del bosque y de higos. Tremendo. Luego estuve todo el día con antojo de cacahuetes garrapiñados (como siempre, no tengo suficiente, debo seguirrrrrrrr).


Partimos hacia Torrelodones... precioso pueblecito, casas preciosas, como en las películas, con techos de pizarra y esas cosas jajaj y el hotel una monería.


Cielo despejado, limpio...



Calorcito estupendo.





Aunque un tanto "rudimentario" (acostumbrados a hoteles decorados modernamente...), pero vaya, tiene los mismos servicios que un hotel moderno. Y muy acogedor. 






Mi hit, el centro comercial. Pateamos todas las tiendas de ropa, nada fuera de lo común, pero sí habían tiendecitas de caramelos, de productos exclusivos de peluquería, parafarmacias, zapaterías... ¡me encanta! Y ya, lo máximo, el híper-súper-mercado Alcampo... ¡locuraaa! Adoro los supermercados, me paso la tira de tiempo mirando de todo... y lo mejor, gominolas a granel. ¡¡¡260 g por 1,54€!!! No me lo podía creer, y ya me había gastado 4-5€ antes entre Belros y la tienda de caramelos. ¡Qué rabia! Eso sí, ¡me puse fina! Oh, qué gloria, y qué barato. Una pena no descubrirlo antes.



Y mi preciado Mercadona jijij


Compras varias en Alcampo a buen precio:


¡1€ cada cosa!


Otra visita a destacar fue el Casino Gran Madrid... UNA PASADA. Qué lujoso, qué grande... menuda millonada de inversión. Y se llenaba a tope. Cenas buffet, zona "deportiva" con un mini-cine para ver el fútbol y su correspondiente barra de bar y restaurante... Salas de juego sinfín... Una pasada. La decoración sobretodo. Gocé sólo observando. Espectacular. Y había 6 baños como mínimo, entré a todos y... alucinaba en colores. Qué bonitos. Qué grandes...


Y lo más sonado, ¡conocimos a un exfutbolista, a un actor (que salió en Sin tetas no hay paraíso) y a Alex Casademunt! ¡De la primera edición de Operación Triunfo! No daba crédito jajajaj fui muy fan de OT1, tanto para bien como para mal (soy bastante crítica). La verdad es que me dio corte pedirle una foto, pero me quedé con las ganas. Mi novio sí que charloteó con ellos, sobretodo con el actor (jugaron juntos un torneo de póker). Estaban invitados a un evento.


Uno de mis looks del fin de semana:


(Uno de tantos baños del casino)

Vestido de BERSHKA, rebajas de invierno. Valía 22,99€ y lo compré por 3,99€ :) No dudé en cogerlo a pesar de que no me apasionaba en exceso, pero por 3,99... no lo pensé demasiado.

Pensaba que nunca encontraría momento para estrenarlo y... ¡voilà! Creo que no hacen mucha justicia las fotos, no es tan oscuro. Lo veo bastante casual-elegante. Me gustó mucho para la ocasión. Los tacones son de Bershka también, y me costaron 9,99€. Color neutro, combinan con todo y son comodísimos, los únicos que jamás me han dado problema.

Llegamos a la conclusión de que parecía una mezcla entre muñeca de porcelana de los años 50 (por lo blanca que soy y el vestido en sí) y una cigüeña (por las patas jaja).

Maquillaje:
Eyeliner negro muy finito en el párpado de arriba, más grueso conforme llega al final del ojo. Sombra de ojos negra a la altura del eyeliner más grueso, y un poco de sombra plateada en el resto de párpado. Rímmel.

En el parpado de abajo, delineado azul turquesa. No rímmel.



Últimamente sólo me pongo base de maquillaje en las zonas con más imperfecciones. Estoy reduciendo drásticamente su uso, con lo cual, no queda una capa uniforme y me resulta imposible ponerme colorete. Se crean manchas raras, no sigue un camino fijo porque no tengo toda la cara con base. Así que, adiós colorete.




Nude nails:



Comodísimas de llevar, porque en seguida se me descascarilla el pulgar y el índice derecho, ¡y no se nota!


Sobre los desayunos buffet, por suerte (o no) para mí, no había demasiada variedad. Aún así, siempre dejo el listón alto. El primer día me comí unos 6 curasanes estándard, 4-5 rebanadas de pan bimbo untadas en mermelada o tomate, un café con leche y un par de vasos de zumo.

El segundo día pasé de los curasanes y me puse hasta arriba de pan bimbo tostado y sin tostar, más de 10 rebanadas tranquilamente en unos 4 cafés con leche bien grandes. Con mermelada o tomate también (ya podían haber puesto alguna bandeja de embutidos xD). Me llené el doble que el día anterior, vamos, no creo que fueran 10 rebanadas, quizás llegaría a 15. Me iba haciendo tandas de 4 en 4 y mi novio sólo cogió una, así que me las fui fuliendo todas.

Entre las chucherías, las tostadas, los curasanes y los cacahuetes garrapiñados... menudos movimientos intestinales he tenido. Eso sí, estomagadas ninguna; he estado llena pero no ha ido a más.

Para colmo, ayer cuando llegamos a casa, me dí a un bote de nocilla. Lo típico de la despensa, que hay dos botes y uno de ellos es el que nadie termina cuando decide abrir el otro, y se queda así por siempre jamás. Entre el culo y todos los bordes del bote, saqué una buena tajada de nocilla (aunque no fue una barbaridad). Dejé el bote limpio y listo para tirar a la basura. Alguien debía hacerlo.

No pasa nada. Ha sido geniaaaal todo en sí. Hay que dejarse llevar... 
Ahora nos queda una buena temporada de vida normal; de volver a la normalidad en todos los aspectos. 

Es triste.

La vida debería ser ésto. Disfrutar, visitar lugares, divertirse, relajarse. Debería ser así siempre.

Pero no, debemos estar jodidos, trabajando, sacrificándonos, estudiando. Por el dinero. Dinero. Esta es la vida que hemos creado.

Sólo nos queda soñar y desear...



Bye-bye Madrid...



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...