sábado, 30 de marzo de 2013

El precio de "ser feminista".

Cuando se habla de feminismo, normalmente se asocia a la idea de la mujer invencible, la mujer por encima del hombre, la mujer "ibérica" de bíceps desarrollados y escarpias en los sobacos, lejos de cualquier rasgo de feminidad y con posibilidad de ser lesbiana.

Con lo cual, una mujer que no es feminista, es una mujer que no odia al hombre ni se cree superior a él, aunque tampoco inferior; que respeta la igualdad.

Es por ello que no se asume que una mujer, por naturaleza, sea feminista. No. Una mujer aprende a ser feminista, lo es después. No es lo "lógico" nacer así.

Como feminista, eres, seguro, una revolucionaria que quiere pisotear al hombre. Quieres devolverle esos años de represión, sin voz ni voto, de encarcelamiento doméstico, de partos dolorosos y de crianzas sufridas. Y, además, quieres dar un giro en los roles de pareja: no quieres cocinar ni limpiar, quieres estar espatarrada en el sofá y que te lo hagan todo.

Ok.

Muchas gracias, MUJERES (porque muchas de las personas que lo piensan son mujeres).

Gracias a esto, SEGUIMOS ASÍ, seguimos en un estancamiento profundo, seguimos siendo una mísera minoría consideradas locas como un cencerro

Señoras (y señores), la mujer por naturaleza es (o debe ser) feminista. La mujer por naturaleza quiere y/o defiende (o debería defender) la igualdad de género

La mujer que NO ES FEMINISTA es la que debería llevar la etiqueta, y no las feministas.

Porque simplemente defendemos lo JUSTO; el equilibrio, la equidad. Una mujer que no es feminista es una CONFORMISTA.

No, no tengo ni puta idea de cocinar, tampoco sé poner una lavadora, pero CUANDO NECESITE hacerlo, APRENDERÉ, no os quepa duda. 

PERO, si no he cocinado para mi pareja, NO HA SIDO PORQUE NO SEPA, sino porque no me ha dado la real gana. Porque ÉL se lo puede hacer también, y porque ÉL NO LO HARÍA POR MÍ.

Así que, así no hay trato. O nos ponemos en nuestro sitio, o seguiremos siendo la última mierda. Porque ellos difícilmente cambiarán. A ellos les viene de lujo tener una madre/amante/criada a cambio de nada, pero ¿y nosotras? ¿estamos dispuestas? YO NO.

O cortamos de raíz, o seguimos siendo unas malditas esclavas del sistema y del hombre. ¿Cómo gestionarlo? Conociendo nuestra posición real y cediendo según veamos que ceden ellos. No cargaremos con lo que no debemos cargar, debemos ser conscientes y tener claro que CON VALERNOS POR NOSOTRAS MISMAS, ES SUFICIENTE.

Ni nosotras dependemos de nadie, ni nadie depende de nosotras.


Y ya no es una cuestión de que ellos pueden "pasarse por el forro de los cojones" muchas cosas, y nosotras no podemos "estar hasta el mismo coño" de lo que sea, porque está mal visto que una mujer hable así. Ni de que ellos puedan llevar rastas en las ingles y nosotras no podamos tener vello moreno en el mostacho. Porque eso, bajo mi punto de vista, depende de la personalidad de cada uno. Es una cuestión de desanclarnos de conductas femeninas o masculinas, de los roles. Ni él es un macho alfa ni ella una puta por acostarse con cientos de personas. Cada uno es como es, independientemente de que sea hombre o mujer.

No nos debe sorprender una mujer mal hablada y provocarnos indiferencia un hombre mal hablado. 

No nos puede parecer mal una mujer que no sabe cocinar y sorprendernos y alegrarnos por un hombre que se ocupa de tareas domésticas. 

No nos puede dar vergüenza que las niñas de la casa no frieguen los platos y mostrar neutralidad ante el niño jugando a la play en su habitación con los calzoncillos sucios tirados en el suelo.

¿No?
Y así aplicable con todo.

Debe ser correcto o incorrecto según tu propio juicio, no porque el sujeto sea hombre o mujer.


En ningún momento he alegado la superioridad de la mujer ni en que deba ocupar un lugar más privilegiado en la sociedad, ¿verdad? Simplemente estoy hablando de IGUALDAD Y JUSTICIA. Se le ha llamado feminismo, pues bien, qué le haremos, pero que quede manifiesto que el feminismo no es ninguna declaración ni deseo de superioridad.


Todos somos iguales, todas las acciones repercuten de la misma manera, seamos del sexo que seamos. Así que, no sé si considerarme feminista. Creo que soy COHERENTE, simplemente.

Y las que no son feministas, escogen un modo de vida que no corresponde con la libertad del ser humano ni con el sentido común.


miércoles, 27 de marzo de 2013

Pequeñas cosas...

...como ellos.

A mí me dejan con una sonrisa de oreja a oreja tremenda, y una cara de tonta-drogada de película.
Son como una medicina.
3 minutos absorta, sin pensar en cualquier otra cosa que pase en el mundo; ya sea viéndolos, escuchándolos o dando saltos por mi habitación.
Serán 5 estúpidos suertudos que hacen cosas comerciales, serán todo lo que quieran que sean, pero a mí me hace feliz su existencia (entre otras cosas, obvio).
Será otra estupidez como una catedral, pero es así. Todos tenemos un talón de Aquiles, creo.
Y no me avergüenza admitirlo, a pesar de escuchar y adorar el heavy metal y el electrohouse.

Y nunca dejaré de pensar que nunca hay que perder la vena adolescente, nunca... el día, el momento que se pierde... se apaga la ilusión.

No sé qué sentiré el 22 de mayo, cuando les vea en directo, porque todavía no me lo creo... pero estoy segura de que repetiría la experiencia una y otra vez.







































lunes, 25 de marzo de 2013

Cuerpo agradecido.

Doy gracias a mi cuerpo, por responderme siempre de la mejor manera posible, por hacer que sea posible comer guarradas hasta saciarme por completo y responderme sin horrores. GRACIAS.

Vengo de un fin de semana romántico y balneario y estoy en una nube... además tengo toda la semanita de descanso y estoy genial. En el desayuno buffet del hotel, me pasé no 5 pueblos, me pasé 5 continentes. Mi novio me decía que parecía que no hubiera comido en mi vida.

Ya lo sabía, iba concienciada de lo que iba a hacer, ARRASAR con todas las letras. Él se volvió a la habitación y yo seguí, no iba a desperdiciar esa oportunidad. Él no comió apenas nada, pues ya lo compensé yo jajaja creo que son situaciones que debemos aprovechar, ya que nos van a cobrar igual.

Comí... lo que no está escrito. Rebanadas de pan bimbo con queso, distintos tipos de queso, mermelada, pastas, curasanes, bizcochos, cafés con leche, leche de soja, zumos, pavo, yogures... todo en extra-cantidades. Había una mujer sentada a mi lado que me miraba de reojo, y yo sin parar de levantarme a renovar platos cada 2x3... me daba vergüenza volverme a levantar, la mujer debía pensar: ¿otra vez la escuchumizada esta renovando plato y yo aquí 3 horas con mi taza de café...?

Hoy lunes, a pesar de mis intenciones sanas, ha sido un desastre. Me ha venido la regla y estoy antojosa. Antojosa de turrón. Sí, me he comido, entre todo, casi dos tabletas de turrón (o más, posiblemente). Del de chocolate con arroz (creo que es arroz) crujiente, del de chocolate con avellanas y un poco del duro. El de arroz entero. La tableta entera. Todo esto aparte de queso en grandes cantidades y unos 7 u 8 puñados de almendras, y de las comidas normales del día.

Sobra decir que estoy con una estomagada que no puedo más, y arrastrándola de ayer (por eso me "prometí" cuidarme hoy un poco, pero no ha sido así).

Con todo esto, he hecho memorándum de que mi vida siempre ha sido así. Siempre he comido todo lo que he querido. La semana pasada fueron 600g de chucherías y palomitas de las grandes. Hace semanas era el colacao a cucharadas. Hace meses era leche en polvo, queso, paquetes de pan bimbo enteros... Hace años era... yo que sé. Es mi tónica semanal.

Hoy me lo estoy tomando con humor. Muchas veces ha sido un asunto nefasto de tratar, por aquello de la ansiedad y del, además, estreñimiento que me provoca este tipo de alimentación. 

Pero hoy no voy a pensar en ello.
En ello pensaré mañana, cuando comience a cuidar mi alimentación a largo plazo y a controlar esos triglicéridos que han subido de repente. (Sí, prometo desde aquí que lo voy a hacer bien y me voy a cuidar un poquito, de verdad, aunque sólo sea por no encontrarme mal y no amargar a mi pareja xD sé que lo he dicho muchas veces, pero creo que la primavera está conmigo jajaj PODRÉ)

Hoy quiero pensar en lo agradecido que es mi metabolismo, en lo agradecido que es mi cuerpo. Pocas personas creen en que es posible estar delgado y comer como una lima. La mayoría piensan que es un eslógan, una manera de mostrarse al mundo, pero después se matan de hambre. Pues no. Quizás algunos casos no son ciertos, pero vaya, el mío sí lo es.

Me paso el día comiendo, soy la que más come en las cenas universitarias, en los buffets, en casa, en cualquier momento... siempre soy así. Es algo que quiero controlar, pero no puedo evitar: como mucho (y la gran mayoría son alimentos "guarros"). Nunca tengo hambre; no dejo que llegue. Nadie me cree hasta que lo ve. Mi novio, cuando me conoció, pensaba que lo decía porque sí, o porque creería que mis "mucho" eran poco. Que le pregunten ahora si como mucho o no, después de casi 5 años.

Será mi constitución de somalí (como dice él), será mi rápido metabolismo, será mi tipo somático (ectomorfo), será la justicia cósmica o la bendita suerte, pero es así; no engordo.

Añado que no hago deporte alguno, NADA, no me muevo, soy sedentaria 100%.

Ahora mismo peso 47,150 kg y chicas, esto es real, tal y como os lo cuento. No hay mentiras. Creo que por eso nunca he creído en la restricción alimenticia. Mi cuerpo está acostumbrado a vivir así, y un cuerpo que está acostumbrado a comer poquísimo también. Por eso el mío, ante los atracones, responde como si nada, y otros engordan a la mínima. Es importante comer (bien). Y comer mucho y estar muy delgado, ES POSIBLE (tengo bastante fe en los somatotipos: http://www.cambiatufisico.com/tipos-somaticos-endomorfos-ectomorfos-y-mesomorfos/ http://es.wikipedia.org/wiki/Somatotipo)


Ya lo he reflexionado varias veces:
http://obsesaporlabelleza.blogspot.com.es/2012/10/chuche-dependendia-alimentacion.html
http://obsesaporlabelleza.blogspot.com.es/2012/09/la-suerte-o-desgracia-de-ser-delgada.html 
y ésta es la definitiva, la de HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO.
He llegado a un punto que me da miedo.


Desde aquí, doy gracias por poder comerme medio kilo de turrón, queso graso, chucherías, pastas y lo que me haya apetecido sin repercusiones en mi fisonomía.

Eso sí, la hinchazón y el malestar intestinal no me los quita nadie. Por eso, aunque adelgazar/engordar no sean para mí ningún problema, quiero aprender a comer bien.

Y como ya estamos a martes y ya he disfrutado como la que más de todos los alimentos calóricos y grasos existentes en la faz de la tierra y en grandes cantidades, voy a cuidarme, acabaré con el estreñimiento y seré capaz de controlar mi ansiedad.


Creo que mi yo del futuro lo agradecerá. Supongo que todo cuerpo tiene un límite, y no quiero tentarlo.


viernes, 22 de marzo de 2013

¡Muuuucho más animada!

Dios, menudo vuelco ha dado el mundo en dos días. ESTOY FELIZ.

Aún hay nubarrones y fresquito, pero se asoma la PRIMAVERA. Esos rayos de sol chocando en la cara, iluminándola, dándome las energías que me faltan... Buah :)

Además, hoy empiezan mis vacaciones de Semana Santa! Una semanita sin los bichos del cole, que son un amor, cariñosos y muy agradecidos, pero también pesaditos y traviesos muchas veces jajaj 

Me comentó un profesor que me hartaría de llorar el último día (por los niños, básicamente), y pensé... bah. Hoy me lo ha vuelto a decir (así somos los profesores, repetimos todo 50 veces sin darnos cuenta) y... va a tener razón. Eché un vistazo a la clase, uno por uno, y casi se me saltan ahí mismo las lagrimillas. Pero aguanté.

Serán un coñazo, porque lo son, a quién vamos a engañar. Son 28 en una clase y puede ser horrible, de verdad. Pero les acabas queriendo, sí o sí. Les quieres y te importan. Por eso estás ahí.

Después de Semana Santa me quedan 2 semanas de prácticas y ciao... tengo ganas, tengo ganas de horas libres, tiempo para mí, tiempo para perderlo o para disfrutarlo, PERO QUIERO TIEMPO. 
Tiempo de calma, de no-estrés, de comenzar a hacer yoga, de reordenarme, de reencontrarme y de ser feliz de verdad.

Sobre mi ansiedad y mi estreñimiento, estoy prácticamente igual, pero si hacemos balance, gana el lado positivo. Aunque he tomado laxantes casi todos los días, aún teniendo que madrugar al día siguiente... me he arriesgado. Y me he sentido muchísimo mejor. Sentir que no estás pesada, no tan hinchada, sin malestar estomacal, sin revolverse las tripas... oh, qué gusto. Debería ser lo normal, pero bueno. Y no he cometido demasiadas locuras, aunque confieso que hace media hora comí bastante Colacao a cucharadas, pero es del de fibra xD

Ya mismo necesito renovar champúses y mascarillas, el pelo está mejorando y me anima. 
(Ahora mismo estoy con este tratamiento:
http://obsesaporlabelleza.blogspot.com.es/2013/02/mejoria-pelo.html).

Acabo de leer un email de que mi beca ha sido APROBADA... jijiji aunque aún no la he cobrado y no se sabe cuándo.

Me hice análisis de sangre (para el seguimiento de Dercutane) esta semana y en un mes y medio han cambiado algunos valores...

Colesterol total:
Noviembre - 147
Febrero - 135
Marzo - 159

Triglicéridos: 
Noviembre - 43
Febrero - 49
Marzo - 78

Cabe decir que el fin de semana anterior, justo antes del análisis, me puse fina filipina a chucherías (hacía tanto que no las comía...). Concretamente 600g. Mi novio estuvo algo enfurruñado conmigo por ello. Y palomitas también. Además de los deslices del Colacao. Puede ser la explicación. 

También pueden ser los efectos secundarios del medicamento, teniendo en cuenta la subida de dosis. No sé, pero es una subida que me preocupa un poco y voy a llevar con cuidado a partir de ahora; aunque sean valores dentro de lo normal, vaya, que estoy sana. Pero nunca había subido de ahí y en tan poco tiempo. Veremos cómo evoluciona en abril.

Para ir acabando, creo que mi ortodoncia será metálica... aún tengo que hablar con la dentista para que me deje claros algunos aspectos, y quizás antes de que acabe abril me pongo en marcha con la ortodoncia.

Y ya por último, mañana me voy de balneario con mi novio, de hotel y de desayuno buffet muahahahaha no me voy a cortar un pelo, lo tengo clarísimo, ¡¡arrasaré!! Aunque intentaré, el día del baño, estar lo menos hinchada posible. ¡Y estrenaré bikini! Y tetas, como aquél que dice jajajaja porque el agosto pasado lo pasé recuperándome.


Espero que os siente tan bien como a mí la primavera. ¡A disfrutar! ¡A salir! ¡A bañarse de buen tiempo!

lunes, 18 de marzo de 2013

Ortodoncia.

En mi adolescencia y cuando la situación económica familiar era más o menos estable, llevé aparatos. Nunca me gustaron mis dientes: son grandes, paletas de conejo, poco espacio, apelotonamiento... Aunque de la parte superior no me quejo demasiado, estéticamente hablando. Es mejorable, pero no está del todo mal. Ahora, los dientes de abajo... son un caos. Los tengo peor que antes de la ortodoncia.

Me timaron. Nos timaron. Estuve 2 años y medio con los metales para nada. Los dientes de abajo me quedaron súper alineados durante 2 meses, porque no me pusieron retenciones (ni me hablaron de ellas) con lo cual, volvieron a su estado inicial y quedaron incluso peor. Y los de arriba no sufrieron cambio alguno. Tenía/tengo una paleta ligeramente más salida que la otra, y no cambió en absoluto.

Total, tiempo y dinero PERDIDOS, además de un par de negligencias que he pagado en otros dentistas (caries, matadas de nervio...). ¿Que por qué no me reclamé? Yo qué sé... no sabía nada del tema, aparte de la "humildad" de pensar que ellos se defenderían con un: su boca es así y no se puede hacer más.

Hoy sé que tengo la mordida cruzada. Todas las muelas de una parte de arriba están hacia dentro, cuando siempre deben sobresalir de las muelas de abajo. Me molesta al masticar, a veces noto alguna muela dolida. Lo cierto es que siempre muerdo por el otro lado, siempre. Me lo vi hace años, ya después de haber llevado ortodoncia, y esos dentistas ni me lo habían comentado ni hicieron nada por arreglarla.


Mover esas 4 muelas hacia fuera, crearía más espacio y las paletas podrían sobresalir menos. Aparte de solucionar lo de la mordida, que puede causar problemas mandibulares (y bla, bla; me lo quieren vender, lo sé, aunque parte de razón tendrán y para mí será una molestia menos).

Aparte de los dientes de abajo, que están todos torcidos y amontonados, a causa de la mala ortodoncia que me hicieron.

Estoy casi decidida a ponerme aparatos de nuevo. Pero aún pesa la parte negativa demasiado:
1. Económicamente.
2. Son 2 años. Tiempo, mucho tiempo.
3. Dudas: ¿brákets blancos o metálicos? (diferencia de 500€).

El presupuesto es de 3000€. Tengo ahorrado el 66% del dinero necesario para hacérmela y el resto lo conseguiré con más ahorro, con ayuda de las becas; y, además, el pago es a plazos.

Tengo que estar DOS años con los hierros en la boca, en la sonrisa. ¿Me compensa llevarlos blancos pagando 500€ más? ¿Me compensa pagar 2500€ y tener una sonrisa metálica durante 2 años?

Con 15 años llevé ortodoncia blanca, "blanca" que a los 2 años es prácticamente AMARILLA. Entonces, estoy llena de dudas, porque me acomplejaba mucho que mis dientes fueran más blancos que los brákets... 

Y que no me digan que no, porque SE PONEN AMARILLOS, por mucha higiene, por mucho que no fumes (¡que no me digan que era por el café! que tenía 15 años...). 

Era muy estricta lavándolos, cada pequeña cosa de menos de medio milímetro que se pusiera en los brákets se veía, y tenía que andar con agujas en el bolso por si las moscas... Y todo el día con el espejito en la mano xD

No sé qué hacer en ese aspecto, creo que es lo que más me hace dudar, porque cuanto antes comience con los hierros, ANTES ACABO...

Tema económico... me duele, porque me sentiré mal cuando quiera concederme caprichos, o no me los concederé sabiendo todo lo que voy a pagar a una puta empresa dental... pero tendré la sonrisa perfecta...

Serán dos años garrapiñando, como siempre, en vez de sentirme libre económicamente. Creía que este año lo conseguiría, pero los dientes me importan demasiado.

(Y lo próximo será operarme de la vista xDD siempre hay algo que hacer con el dinero)

La cosa es que... si no lo hago ahora, no lo haré después. Porque cuando trabaje, querré invertir mi dinero en disfrutar de verdad, con todas las letras. Ahora no puedo, porque son pequeñas cantidades que se quedan estancadas durante meses/años que son mi fondo de emergencia... Cuando veo que ese fondo de emergencia ha cumplido su parte, es susceptible de ser gastado... (puedo parecer egoísta, pero nadie más me arreglará la boca).

A todo esto, quisiera asegurarme de que apruebo todo en la universidad, pero hasta junio no sabré nada, y no cuento con suspender (¡me muero!).


Después de toda la chapa...
¿Qué opción escogeríais?
- Brákets blancos, 3000€, 2 años y posibilidad (casi segura) de amarilleo
- Brákets metálicos, 2500€, 2 años y un complejo del copón.



*Aclaro que en los dientes inferiores serán metálicos sí o sí, que esos no se ven.
**De entrada los blancos son demasiado atractivos... arggg qué lío.

jueves, 14 de marzo de 2013

Trastorno afectivo estacional.

Al fin creo que di con mi problema. Aunque realmente es un cúmulo de situaciones, circunstancias, etc. que se han juntado, en mi mente siempre hay un pensamiento que hace eco: si hiciera calor, todo me sentaría mejor, todo sería más llevadero, menos grave.

Suena a tontería, pero el invierno me sienta monumentalmente mal. En general, a las personas que no nos gusta el frío, nos joroba. Pero, este año en especial y algunos anteriores, lo estoy llevando paupérrimamente

ODIO el frío, odio el temporal, odio cuando se acercan las 6 de la tarde y oscurece, odio que antes de las 6 de la tarde haga frío, llueva o haga viento, odio la ropa de invierno, odio levantarme y tener que quitarme la bata y el pijama y morir de frío, odio odiar salir a la calle por el mal tiempo, odio llevar chaquetas y calcetines, ¡¡LO ODIO!!

Puedo soportarlo unos días y hasta semanas, pero TRES MESES me agotan, me inundan en una negatividad y en un sentimiento frustrante increíbles. Estoy desanimada y cansada de que todos los días sean iguales. Cansada de llevar cada día tres capas de ropa y pasar frío. No puedo estar cómoda, no puedo desenvolverme como yo sé que puedo, y estoy decaída.

Ya voy para médico xD creo que se trata del Síndrome SAD (trastorno afectivo ESTACIONAL o depresión invernal).
Info: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001532.htm 

Suelo comentarle a mi novio que quiero escribir un Best Seller y exiliarme a un país tropical, y lo digo seriamente xD

De verdad, cada día ansío el verano. Me he percatado de que lo digo cada día, cada día rezo por que vuelva el calor, cada día tengo un "qué asco de día" en la boca cuando salgo de casa, y vuelvo hecha trizas.

Cada día se me hacen más largas las horas para la vuelta a casa, deseando ponerme mi pijama calentito y acurrucarme en mi cama eternamente.

miércoles, 13 de marzo de 2013

Demandas sobre Dercutane.

He visto mis fuentes de tráfico, y hay personas que buscan los precios y más detalles.
A mí la caja de 20 mg me costó 49,99€.
La de 10 mg, 29,99€.
La crema hidratante (que no he comprado), cerca de los 30 también.

Llevo casi 2 meses y medio y empiezo a notar bastante sequedad en barbilla y alrededores de la boca. Me ha salido una buena bola, de nombre GRANACO EXUBERANTE, de aquellos que me salían antaño (hace 3 meses), y, aunque crece más lento, CRECE.

Eso si, la piel que lo recubre se reseca. Pero el grano ahí está. Por lo demás bien, dentro de lo que cabe. Puedo decir que mejoro muy a poco a poco, pero el grano ese me ha matado, vaya... Todo el mundo me pregunta qué tengo ahí, y encima su color es amoratado...

Si toco con la yema tiene el tamaño de uña de dedo gordo (de la mano, aprox.)

Con lo cual, a la pregunta "cuándo empieza a hacer efecto" no se le puede dar una respuesta concreta. Es según la persona y la dosis, y es progresivo en el tiempo. No despiertas de la noche a la mañana con una sorpresa en tu cara.

Si no escribo sobre el tema es porque no hay novedades, así que, para las personas interesadas en saber sobre el tratamiento, sólo tienen que buscar la etiqueta "Dercutane" o "Anti-acné" y saldrá todo lo que he escrito sobre él y mi experiencia.

Siempre digo y pienso que pongo y pondré lo que a mí me habría gustado encontrar cuando he buscado información, tanto sobre Dercutane como sobre cualquier tema.

Y pondré fotos del antes y el después, que suele ser lo más interesante (yo, por lo menos, buscaba testimonios reales, con muchas fotos dando realismo a su experiencia, y no encontré gran cosa).


En breves me hago análisis de sangre de nuevo. Espero que todo siga perfecto, porque me están dando unos ataques de ansia de azúcar que no entiendo. Solía comer chucherías, muchas, antes de comenzar. Tenía todo correcto en los análisis. A partir del tratamiento, las he comido un par de veces, y las he echado de menos en numerosas ocasiones. Supongo que por eso tengo ansiedad, no creo que sea ningún efecto secundario ni mucho menos. Pero ya sabéis que este tratamiento sube la glucosa, el colesterol, triglicéridos, etc... por eso, no es recomendable. Y estoy que me subo por las paredes, y acabo sustituyendo las chucherías por cualquier otro alimento dulce. Así que, el mal es el mismo.

No...

Toda la santa tarde para desmaquillarme, para hacer cosas de provecho, para hacer un recado, para un compromiso de trabajo, para avanzar faenas... TODA LA TARDE. 

Y son las 22:45 y todavía no he hecho nada. No tengo ganas de nada. No me apetece.


(Eso sí, zamparme el colacao se me da de perlas)

lunes, 11 de marzo de 2013

No lo haré bien ni un solo día.

Empecé esta mañana con energías renovadas, con ganas de hacerlo bien ya por fin, y con este pequeño calor motivador, que abre las puertas a la primavera. Sentía que hoy comenzaba mi semana, sobretodo después de este fin de semana caótico.
No voy al baño, no puedo, necesito laxantes entre semana porque sino, reviento... Hoy no tomaré, esperaré hasta el miércoles, a ver si soy capaz de comer lo que debo comer e ir al baño por propio pie...

Os cuento mi fin de semana:

SÁBADO
12:00 - Jarra de café con leche.
14:00 - 200 g de leche en polvo + leche (me acabé el bote entre ayer y hoy).
14:30 - 100 g de pechuga de pavo.
15:00 - Ensalada tamaño industrial con dos tomates.
19:00 - Bollo casero (3 cucharadas soperas de salvado de avena, 3 de salvado de trigo, 3 de leche en polvo, 2 claras de huevo, leche, sacarina y creo que ya está) mojado en leche con sacarina!! Qué rico, se me quemó un poco y quedó súper crujiente.
20:00 - Paquete de caramelos de café, entero.

Creo que me dejo algo... 
Qué rabia me da lo de la leche en polvo... Para el bollo tuve que apartar las 3 cucharadas, porque sabía que sino me las comería. No puedo tenerla ahí para cuando la necesite o para cuando tenga gula o antojo, no, es como que me llama inconscientemente... y no la puedo dejar.

DOMINGO
10:00 - Jarra de café con leche.
12:00 - Pechuga de pavo y 2 manzanas.
12:30 - 100 g de pechuga de pavo.
13:00 - 8 zanahorias.
14:00 - Paquete de chicles.
14:30 - Yogurt con 6 ciruelas pasas.
15:00 - Ciruelas pasas, unas 7 u 8.
17:00 - Paquete de chicles.
18:00 - 2 tazones de café con leche.
20:00 - 100 g de pechuga de pavo braseada.
22:00 - 2 tazones de café con leche.

(tazones son tazones, de casi medio litro, vaya)
Creía que me daba algo el domingo, con el antojo de cosas ricas... y me decía: NO... no mires el colacao, deja el queso, ni caso al pan bimbo...
Nada me saciaba. Y me apetecían chucherías, dulces... puf. Me pasé buena parte de la tarde mirando recetas de tartas de queso, pastelitos de fresas... Horrible domingo.

Aún así, ha sido mejor que muchos otros días anteriores...

Hoy, LUNES
8:00 - Jarra de café con leche.
13:30 - 200 g de pechuga de pavo y 300 g de queso graso.
14:00 - Paquete de chicles.
14:30 - 260 g de pechuga de pavo.
16:00 - Bastantes caramelos.
17:00 - 2 vasos de leche.
Chicles, caramelos...
20:00 - 2 tazones de café con leche.
21:00 - 100 g de pechuga de pavo.

Bien, chica, bien... Vuelvo al trabajo por la tarde como si me hubiera comido 10 pedruscos...
Es empezar con algo, y abrir la caja de bombas.
Mientras, mis yogures, manzanas y naranjas se mueren de risa ahí, apartados en un rincón...
Algo falta por la tarde, tengo un lapsus xD

Y que no me digan que podría comer un tentempié a las 11 de la mañana, porque da lo mismo (lo he probado decenas de veces). No como por hambre, es pura gula. Tenga o no hambre, arraso con lo que haya. Comencé con el queso prometiéndome dos o tres lonchas, y me comí 3 fiambres enteros. Sin hambre. Era ansia. Y más tarde, 260 g de pavo que podía habérmelos dejado para la tarde, porque sé que en la tarde vuelvo a picar... Pues NO, me los tuve que comer justo antes de marcharme al colegio.

Pero algo me dice que no debo guardarlos... porque si los reservo para la tarde, ya los he visto, ¿sabéis? En mi casa vive un buitre carroñero que acaba con todas las existencias, y mi subconsciente me dice... AHORA O NUNCA... y me lo como al momento.
Ese buitre es mi querido hermano, un niño de 13 años con sobrepeso. No sé si será por rabia o porque es un cerdo, pero se come las cosas que sabe que me encantan.

Y así es mi día a día... no se trata de casos puntuales, soy un desastre comiendo, no tengo horarios ni rutinas, como lo que me apetece y cuando me apetece, y lo normal es que me pase 3 pueblos cada día. No me veo capaz de establecer un horario con unas cantidades determinadas y no salirme de él.

MARTES
Desayuno: Café con leche.
2 manzanas.
Muchísimos caramelos, un paquete y medio (cerca de los 100 g o más).
Comida: 100 g de queso graso.
3 zanahorias.
200 g de pechuga de pavo.
Merienda:  2 tazones de café con leche.
Cena: más queso... 2 tazones de café con leche.

ODIO Y ADORO el queso... cuánto me gustaría poder comprar el tipo de queso que me apetezca (fresco, batido...). Pero me tengo que conformar con el que compran aquí. Y me digo: ¿por qué lo como, entonces? Yo qué sé... tengo el gusanillo de quesos ricos, de quesos que me encantan, y comiendo "del malo" me quedo un poco satisfecha...

No sé ni cuánto queso me jalé en la cena... el caso es que por la casa aparecen fiambres hasta debajo de las baldosas. ¿Pero ésto qué eeeees? No lo entiendo, de verdad... y son de 100 g que valen 1€. De euro en euro, telita... así estamos, derrochando comprando queso a toneladas y ¿para qué? ¿Para que me lo coma yo? ¿Para que se lo coma mi hermano? No tiene ningún fin... Luego "los mayores" se quejan de nuestra alimentación (vale que yo también podría negarme y no comerlo, pero se lo comería el buitre), pero desde luego "tenemos" (tienen) unos hábitos de compra económica pésimos... Y la máxima responsable es mi abuela.

Por último, quería preguntar:
¿Cuántos gramos de alimentos deberíamos ingerir en un día? Dejando aparte las calorías. Digamos, ¿para cuánta cantidad está preparado un estómago estándard?

sábado, 9 de marzo de 2013

Tengo tantas cosas que escribir que, al final, no escribo nada.

Por mi mente pasan miles de pensamientos a cada segundo, historias de las que me encantaría escribir y escribir hasta quedarme sin yemas en los dedos... pero son tantas que no sé ni por dónde empezar, tengo que estructurarme. Sé que con la impulsividad mezclaría temas, porque quiero hablar de todo, así que tengo que organizar mi mente y mis pensamientos... Me encanta escribir y me da rabia no hacerlo.

Bueno, hoy tengo una excusa para escribir un post gracias a http://untoquedepintalabios.blogspot.com.es/ :)
Eso de las típicas nominaciones que siempre gusta recibir (a mí, vaya). Cualquier cosita de estas me da la oportunidad de explayarme por los codos.

Mi blog no está encasillado en un único tema, me encanta leer de todo y a personas muy distintas, no me apetece encasillarme en un único mundo. Comencé por mi mamoplastia, después por mi pasión por la moda y el maquillaje, la belleza y la peluquería, y siempre, entre unos temas y otros, para soltar mis demonios internos, que son muchos. Con lo cual, sigo a personas muy distintas, y me gusta y me entretiene muchísimo.


11 cosas sobre mí:
1) Soy una española resentida, a la que quieren quitar su lengua.
2) Vivo en un pueblecito desde hace prácticamente toda mi vida, en un chalet que ya no es nuestro.
3) Hace mucho tiempo que no veo a mi madre, ni ganas.
4) Soy una "chica-multiusos", como diría mi hermana, muy resuelta, siempre pienso en todo, muy prevenida y me encantan todas las profesiones, me habría encantado estudiar de todo y hacer de todo, pero como no es posible, he decidido ser profesora para inculcar estas ganas a los niños y de mayores sean personas de provecho, tanto personalmente como para la sociedad. ¡¡TAMBIÉN QUIERO ESCRIBIR UN LIBRO!! Me hace mucha ilusión.
5) Llevo 2 meses haciendo prácticas en un colegio, por amor al arte (y, bueno, para sacarme la carrera).
6) Soy metódica, perfeccionista, cabezota... siempre quiero que se hagan las cosas a mi manera, aunque muchas veces me tengo que joder, desgraciadamente.
7) Tengo demasiadas particularidades, peculiaridades, manías... que pocas personas (1 ó 2) saben y/o entienden.
8) Además, siempre fui muy exigente conmigo misma en todos los campos. El de la belleza es el peor de todos. Estudiar es bastante fácil para mí, aunque me duele mucho bajar del 7, pero he de achacar con ello por vaguear.
9) En agosto de 2012 me operé el pecho.
10) Cuento con pocas personas, pero, por lo menos, sé que son reales. Demasiados chascos me he llevado y demasiada mala gente me he encontrado... qué asco... es algo que nunca llegaré a entender, porque no se me ocurriría jamás tratar a las personas tal y como me han tratado a mí.
11) Llevo 4 años y 9 meses con el amor de mi vida.


11 preguntas:

1.- ¿Qué tipo de entradas prefieres en un blog? No muy largas, aunque soy la primera que, en cuanto cojo carrerilla, me falta página para acabar la entrada. Medianamente largas, con variaciones en las letras para no perder la atención, con fotografías reales (no de Internet) y, claro, que sean interesantes (aunque el tema es lo de menos, pero debe aportar algo, un texto que no esté vacío).

2.-¿Cuál es el poti que más adicción te causa? En estos momentos, la base de maquillaje. No porque me guste más, sino por la necesidad que tengo de ponérmela y tapar granitos, o dar un color más vivo a la cara. Si la tuviera perfecta (que la tendré en unos meses jijiji) el eyeliner. Delinear los ojos de negro... es brutal, hace un efecto de impresión, y más si acompañas el resto del ojo con una buena combinación de colores.

3.- ¿A qué se debe el nombre de tu blog? La belleza ha sido mi máxima obsesión en muchas ocasiones y durante largas temporadas. Ahora también, aunque estoy más apática por situaciones personales, pero prometo retomar mis ganas de ir siempre perfecta. Supongo que ayudará a mi autoestima, que lo necesito. Realmente, es un círculo. Me veo peor, me baja la autoestima, menos ganas de cuidarme/arreglarme, baja aún más... y así estamos.

4.- ¿Cuál es tu perfume favorito? Black XS de hombre o Fantasy de Britney Spears.

5.- Si no hicieras lo que haces (en trabajo o estudio) ¿qué te gustaría hacer? Buf, de todo... de pequeña quería ser policía, y me sigue atrayendo la idea pero ya está descartada. Luego abogada, un trabajo excepcional y muy interesante. Tampoco descarté ser cantante, alucinaba y alucino con las grandes voces y grupos de música y era una apasionada (y a la vez crítica) de operación triunfo (como programa de lanzamiento de nuevos cantantes), aunque no tengo una voz sublime ni mucho menos, pero acompañada de mi guitarra española y mucho ensayo, algo habría hecho. Pude hacer pinitos de modelo, pero era muy pequeña y me daba vergüenza; mis padres dejaron de llevarme a los cástings. Empresaria, de lo que sea; me habría gustado montar un centro de belleza, pero debería hacer cursos de peluquería y estética y no me apetece, querría contratar de entrada y ser la jefa, pero necesito una buena inversión. Y, por último, como empresaria y profesora, montar una academia de repaso, idea que aún sigue en mi mente (siempre he pensado que debemos mover la economía del país, siempre lo digo, yo no lo hago porque no puedo, pero ¡tengo unas ganas terribles!).

6.- ¿Cuál es tu mejor consejo para alguien que tiene un blog de potis? Que plasme todas sus ideas y sea sincero/a, y no haga caso de las críticas (faltaría más). Hay muchas peleillas hacia gente aficionada a este mundo, ¿por qué? ¿no podemos dar nuestra opinión sin ser la élite?

7.- ¿Cuál es tu marca preferida de labiales? No tengo marcas preferidas.

8.-¿Qué criterio usas para elegir un poti? Que se ajuste a mis necesidades.

9.- ¿Conoces algún clon de potis? ¿Cuál? No. Aunque, para mí, las marcas tipo Deliplus y tal de los supermercados, son copias de las grandes marcas.

10.- ¿Que blog recomendarías? Hay muchos, pero ahora mismo me viene a la mente Makiyonkis.

11.- ¿Qué cuidados le das a tus uñitas? Poca cosa: cortar y limar para que tengan la mejor largura y aspecto posibles, y las pinto para ocasiones especiales. Ahora no suelo pintármelas para el día a día, debe ser mi apatía, aunque también les va bien respirar porque ¡me han cogido color amarillento que absorben de los pintauñas!


Eso es todo :) No nomino a nadie, quien quiera hacerlo es totalmente libre, para algo tenemos nuestros blogs propios :)

domingo, 3 de marzo de 2013

What?

Y yo me quejaba de hinchazón y malestar antes, tomando laxantes diariamente... Entonces, ¿ahora qué? Ésto es una tortura china, por favor...

Claro que tampoco estoy ayudando demasiado hincándome más de 1/4 de bote de Colacao (de los grandes) a cucharadas a sabiendas de lo mal que lo estoy haciendo... ¡bien por mí! (cariño, no me mates)

Es ir dando cucharadas sabiendo que es una cagada tras otra, pero sigues tan ancha... sabiendo que en media hora te arrepentirás, pero bueno, ya lo pensarás luego... ahora ¡qué más da!

¿Cómo se me ocurre? Años sin probar el Colacao, le doy una cucharada y NO puedo parar... a pesar de que tampoco es que me agrade en exceso, era pura y dura gula.

Hoy lo estaba llevando bien, me estaba comportando, comiendo como una persona normal. Pero siempre tengo que cagarla, siempre. Hoy el Colacao, ayer el queso, la leche en polvo, los cereales muesli, todo lo que pille por delante...

Es que me pasa con TODO, y yo ya no puedo más... cada día es un "hoy empiezo de nuevo, lo haré bien", y acaba siendo un desastre en cuanto a dolor de tripa, hinchazón y estreñimiento...

No puedo pasarme la vida a laxantes, no puedo pasarme de lunes a viernes sin ir al baño y encima comiendo como si no hubiera mañana...

Si me doy cuenta de las cosas, si soy consciente de lo que tengo que hacer y de lo que hago mal, ¿por qué coño no empiezo a funcionar de una puta vez? Tengo la cabeza en otro mundo, me apetece encerrarme, acurrucarme en la cama, echar unas lagrimillas y lamentarme, porque no me queda otra... los problemas no se van a solucionar, no tienen solución, sólo nos queda esperar y esperar y... ¿sufrir mientras?

¿Por qué tengo que sufrir? Si no hay solución, debo pasar el tiempo lo mejor posible, pero a veces me supera, me deprimo, no tengo ganas de hacer nada y me como toda la despensa de "mi casa"...


Necesito algo que me dé fuerzas, una motivación a corto plazo para animarme, porque no hago más que perjudicar mi salud en todos los aspectos y estoy hasta el gorro...

viernes, 1 de marzo de 2013

Mi niña prodigio.

Mi querida hermana es el hijo que cualquier padre desearía tener. Aparte de ser una preciosidad con todas las letras, es honrada, generosa, inteligente, aplicada, trabajadora, justa, fiel/leal y simpática.

Y, aunque parece que nadie se da cuenta, es mi puto vivo retrato.
Quizás porque ya han pasado unos 10 años y ya nadie se acuerda... pero es mi mini-yo. Las personas que acaban de conocernos sí lo afirman.

El caso es que, como hermana mayor que soy, la he tratado como mi muñequita pequeña, mi niñita... la he querido proteger siempre, la defiendo y hago, en ocasiones, de la madre que le falta.

También, como hermana mayor, he tenido muchas experiencias desastrosas, muchos errores cometidos, muchos aspectos a corregir. Con lo cual, mi pretensión siempre ha sido que, ya que nos parecemos tanto, ella sea mi versión mejorada (aunque con su toque, su personalidad, obvio).

Todo fallo mío ha sido un consejo para ella, todo. Y ella, que es lista, ve las consecuencias de mis errores (aunque claro, yo también se las muestro para que ella no caiga en lo mismo).

Ahora sorprende muchísimo que ella sea delegada de clase, que saque las mejores notas, que le vaya todo genial, que tenga un pelo estupendo, que no se deje llevar por malas influencias y tenga buenas amistades. Sorprende mucho en mi casa. Sorprende que sea vegetariana cuando yo nunca, nunca comí carne (excepto ahora, que como pavo). Creen que tiene otras capacidades que yo no tuve, otras filosofías de vida. Lo que no alcanzan a ver es POR QUÉ. 

Pues porque su hermana mayor siempre ha estado allí, querida familia. He sido siempre su máximo apoyo, he escuchado siempre siempre sus valiosas opiniones (y eso que ahora sólo tiene 15 añitos) y ella me ha escuchado a mí también. Sin infravalorar sus capacidades ni mucho menos, mi hermana ha tenido y tiene a alguien que yo no tuve. También he sido muy exigente con ella en cuanto a estudios... por eso es tan buena estudiante y aún así, difiere un poco de mí en ese aspecto. Ella, lo reconozco, tiene más mundo social.

Recordando mis años escolares, alucino mucho.
Yo era tan extremadamente perfeccionista y metódica... no seré la hija que todo padre desea tener, pero sí soy (o fui) la alumna que todo profesor ANSIARÍA tener.

Y es que no sé por qué, pero se me daba bien todo... todo me parecía extremadamente fácil, todo me lo aprendía, lo comprendía y lo transmitía. Adoraba (y adoro) las matemáticas, recuerdo que en 2º de Primaria, con 7-8 añitos, teníamos una lista de las multiplicaciones, cuando nos sabíamos una, nos ponían una pegatina. Yo ya tenía 10 pegatinas, y el resto de la clase como máximo 4. Ya sabía qué era una división sin que nos lo hubieran explicado; el profesor preguntó por curiosidad y yo levanté la mano, como siempre, y se lo dije. Seguramente ya me había avanzado al libro.

Pero también se me daba de lujo la lengua. Recuerdo otra situación en que nos iban a explicar qué eran los diptongos y los hiatos. Para variar, levanté la mano y le dije a la profe de pe a pa las definiciones, pero también las entendía. Asombrada, me hizo salir delante para explicárselo de nuevo a los demás compañeros. 

Cuando nos teníamos que inventar poemas de San Jordi, la Pascua, la Castañada... los míos siempre salían ganadores. Tengo mini-diplomas, libros, bloques de notas, etc. por doquier con títulos como "XI concurso literario".

Saqué un 10 en un examen de 4º de Primaria y sentí que no lo merecí porque tenía alguna falta tonta. Lo recuerdo perfectamente, acabé casi llorando. ¿Cómo podía tener esos errores?

En ciencias naturales y sociales, me sabía todas las comunidades, todas las provincias y capitales... dibujamos el ciclo del agua y mi dibujo fue el ganador. En plástica, mis pinturas solían ser las que se exponían en los murales.

Al finalizar la Primaria, "regalaban" unas colonias de 15 días a Barcelona en un campus, por así decirlo, de inglés, al mejor expediente académico. Allí que fui. Fue una experiencia inolvidable. Tenía 11-12 años y todavía me acuerdo de las personas que conocí y lo extremadamente genial que lo pasé, aparte de aprender una barbaridad de inglés (los profesores eran nativos y no sabían nada de español).

También fui delegada decenas de veces. Yo misma me presentaba y mis compañeros me votaban. De cara a la ESO me votaban por joder, porque por mi físico nadie me veía para tal puesto, pero yo estaba encantada porque deseaba serlo, y luego daba la talla.

En la ESO vino un equipo de la televisión local en busca de buenos alumnos para ir a un concurso sobre la historia de nuestra ciudad. Ahí estuve, con cámaras y micrófonos y unos nervios de alucine. Quedamos segundos, pero bueno, ¡no todo podía ser!

Siempre me sentí muy adulada, el ojito derecho de los profesores. Siempre confiaban en mí. Siempre salía a apuntar a los que se portaban mal. Siempre me nombraban para confirmar si los ejercicios corregidos estaban bien o no. Si, por cualquier razón, alguien me culpaba de haber hecho algo, fuera verdad o no (no solía ser verdad pero sí he hecho de las mías alguna vez), el profesor jamás dudaba de mí.

Mis notas cada trimestre eran: E E E E E E E E E N. 

El notable era de Educación Física xD 

Recuerdo que en un examen de ciencias sociales en 2º de la ESO, saqué un 9'8. Notaza. Pero me puse a llorar decepcionadísima, porque el 0'2 que me faltaba para el 10 fue un fallo, bajo mi punto de vista, muy estúpido. No podía permitirme esa clase de errores. Y mis compañeros alucinaban y no comprendían por qué podía sentarme tan mal no haber llegado al 10, ¡si era un 9'8!

Hasta que, con mi cambio corporal, se ponía en tela de juicio mi capacidad intelectual y mis ganas de trabajar y aprender. Luché muchísimo por lograrlo, algunos profesores acabaron creyendo en mí, otros estaban demasiado rabiosos como para admitirlo... Mis "compañeros/as", ya en 3º de la ESO, decían que iba chupando las pollas de los profesores... Pero los resultados eran los resultados.

Algunas profesorAs se quejaban a dirección porque mis escotes las distraían, y luego, cuando me devolvían mis redacciones de excelente, lo hacían sin ni siquiera mirarme la cara. Y es que ya podían tenerme envidia o rabia o lo que fuera, era una estudiante IMBATIBLE. Recuerdo que nunca estudiaba matemáticas, nunca. Ni práctica ni mierdas, no necesitaba hacer cientos de ejercicios, con uno me valía. En tecnología me aprendía temas enteros de cabo a rabo, palabra por palabra, con todas las comas y puntos incluidos.

De cara al bachillerato, faltaba mucho a clase. Tuve algunos altibajos emocionales que llevaba arrastrando muchos años y explotaron. Pero aún así aprobaba todos los malditos exámenes, y algunos profesores querían suspenderme por las faltas de asistencia. Mis notas eran tan altas que NO podían suspenderme. A veces, si tenía un examen a las 10 y no me había dado la gana de estudiar, me quedaba de 9 a 10 en la cafetería y me lo aprendía TODO. Notaza. En filosofía no me hacía falta estudiar, llegué a sacar un pleno 10 sin tener que enrollarme demasiado, simplemente daba en el clavo siempre.

Sin embargo, la bomba llegó a su límite y, plenamente consciente, en 2º de bachillerato me dejé. Decidí dejarme, porque no podía seguir así (a mi parecer). No podía hacer lo mismo con todas las asignaturas (estudiarlo todo en el último momento y aprobar) porque mi cabeza estallaría. Por primera vez en mi vida, suspendí. Suspendí 6 asignaturas de manera consentida (no me presenté a los exámenes). No dije nada en mi casa, me presenté a 4 recuperaciones y aprobé las 4, OBVIAMENTE. No me quise molestar por las otras dos, quería repetirlas y hacerlas bien, para enterarme de las cosas. No quería estudiar a la ligera, quería estudiar con el fin de aprender. Quería hacer las cosas bien. No me habría costado nada estudiar en el último momento y sacarme el título, habría sido demasiado cómodo... Sentía que no me lo merecía. Quería currármelo, estudiar cada trimestre y merecerme la nota. Estuve un año trabajando de secretaria y yendo a esas dos asignaturas, que me las saqué con la gorra.

Luego hice un ciclo superior que saqué con matrícula de honor, y ahora en la universidad soy de las pocas personas que aprueban ciencias experimentales o de las pocas que sacan notaza en matemáticas o en aprendizaje y desarrollo de la personalidad. Aunque he de admitir que estoy más perezosa y no me apetece mucho esforzarme. Estoy un poco exhausta. Pero sigo siendo igual de perfeccionista.

Y ahora, haciendo balance de lo que fui y lo que me pasó en bachillerato, me doy cuenta de muchas cosas.

El estudio ha sido mi vía de escape, siempre lo fue. Me he dado cuenta ahora. Así como muchos niños/as se vuelven rebeldes y pasan de todo con las separaciones de sus padres; para mí, estudiar y ser una niña prodigio me alejaba de la situación en mi casa.

Mis padres se separaron cuando yo tenía 10 años. Acababa de nacer mi hermana, y mi hermano estaba en camino. Cuando nació mi hermano, se rompió del todo y mi madre se marchó. No cabe duda de que, anteriormente, la relación estaba muy crispada y cada día era una pelea nueva en casa. Gritos, tortas y lloros que yo veía desde lo alto de la escalera de mi casa. Entonces, me refugiaba en el dibujo, en la escritura, en hacerme mis propios problemas de matemáticas y resolverlos de mil maneras... tengo cientos de papeles con obras de arte mías, redacciones, operaciones... que me entretenía a hacer sola en mi habitación. También escuchaba música, comencé a tocar un poquito la guitarra...

Cuando comenzó el boom de los ordenadores era una máquina, hacía páginas web y tenían mucho éxito. Conocía todos los programas para ello, utilizaba el photoshop para hacer creaciones y títulos chulos, publicaba muchos textos, noticias, y utilizaba todos los códigos html posibles para poner curiosidades entretenidas en mis páginas. Hice muchas amistades por internet, ya que el sentimiento de rechazo en los colegios era unánime. Tenía amigos de Israel que se ausentaban mucho porque habían guerras en sus ciudades... amigos de Barcelona, Madrid... tenía toda una vida aquí. 

Maduré sola, crecí sola, aprendí mucho sola.


Mi hermana lleva toda la vida en el mismo pueblo, en el mismo colegio y con las mismas personas. En su tiempo libre, está en el Facebook o con sus amigas. No es, para nada, en ese aspecto, como era yo. Su vida no es fácil, porque está pagando los rescoldos de la separación, pero ha crecido en una situación estable y asumida (aunque estable no quiere decir óptima).

¿Sabéis cuántas veces me tuve que cambiar de colegio y pasar por todo lo que conlleva?
P3 en un barrio, P4 y P5 en un pueblo, de 1º a 4º en el mismo barrio de antes, 5º y 6º en mi pueblo actual, 1º y 2º de la ESO en otro barrio (porque en mi pueblo no había ESO), 3º de la ESO en la ciudad, 4º de la ESO en el barrio del principio, y luego el bachillerato.

Mi infancia-adolescencia fue un continuo cambio de lugar, cambio de amistades y de entorno, cambio de profesores... Hacía amistades muy buenas, una o dos amigas por escuela, que me veía obligada a olvidar, muy a mi pesar... Además de la puta mierda de relación que tenían mis padres y lo mala madre que fue mi madre conmigo. Me preguntaba, hace poco, de dónde sacaba tantas ganas para estudiar, para aprender, para ser la mejor. Cómo podía resultarme tan fácil todo... y ahora veo que era mi vía de escape, mi tesoro preciado, mi lugar donde me sentía útil. Qué valor tuve, cuánto valor le puse para seguir adelante a pesar de llorar a mares por los follones entre mis padres.


Me cambiaban de colegio o instituto y era comenzar de nuevo, volver a demostrar mis capacidades... y cuando comencé a maquillarme y vestirme de manera extremadamente llamativa, todos/as me tenían por una fresca y tonta cualquiera (como bien escribí al principio de mi blog). Cada persona nueva que conocía era una nueva lucha para demostrar quién soy. Y yo, aunque mi autoestima nunca ha sido muy elevada, me daba cuenta de que destacaba académicamente y me apoyaba en ello (aunque consideraba que era lo normal, era nuestra labor rendir en la escuela). Yo sabía que podía, y cuando mi ánimo ha pendido de un hilo, siempre me ha quedado la confianza en mí misma en el ámbito intelectual.

Ahora en la universidad no me mato tanto, ya las relaciones sociales me la repampinflan, pero cuando el ambiente está tenso por los malísimos resultados generales en un examen y me preguntan qué he sacado... y digo, vergonzosa: un 8'4... veo que mi pasado sigue ahí, en mi interior. Sigo siendo esa misma niña que quería ser la mejor en todo, pero está ya un poco cansada.

Yo era feliz, fui una infante feliz hasta los 7-8 años. Mis padres jóvenes me adoraban, me llevaban a todas partes, me lo daban todo... hasta que mataron las raíces de la familia, tuvieron 2 hijos a bote pronto sin amor ninguno y se hicieron mucho daño, sentimental y económico, que me ha salpicado de manera muy directa y que, ahora creo que, todavía no he superado... aunque siempre pensé que me daba igual, de hecho, me lo he tomado siempre así, y lo tengo encarcelado en mi interior.



Aquí mis razones por las que no quiero tener hijos: no quiero que sufran jamás como he sufrido yo, ni me hagan sufrir a mí como ha sufrido mi padre.

Aquí mis razones por las que quiero ser maestra: promover las enormes ganas de aprender que tenía yo de pequeña... que disfruten como lo hacía yo, transmitirles mis trucos, las estrategias que me hacía yo... promover la curiosidad y el querer superarse a uno mismo.



Así que, seguiré intentando brillar académica y profesionalmente, no tanto como antes pero. 

Y no haré demasiado caso cuando me comparéis con mi estupendísima hermana. Soy la que más orgullosa está de ella, pero también soy la que más sabe de ella, la que más le ha influenciado y la que NO PERMITIRÁ QUE TENGA QUE SUFRIR LO QUE SUFRÍ YO.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...