domingo, 27 de enero de 2013

Te quiero.

Es increíble lo que me llega a llenar este hombre. Bueno, mi hombrecito, mi niñito, mi amor.

Aunque tiene sus prontos y sus malos humores, como todos tenemos, es un cielo conmigo. Sabe cómo tratarme, sabe qué responderme, sabe cómo actuar en cada momento para mí. Me tiene en cuenta. Veo que soy mucho para él. Noto su paciencia, veo sus ganas de querer satisfacerme. Conoce todas mis extravagancias, mis cambios de ánimo, mis prontos sin motivo, mis rarezas y mis manías; sabe aguantarlas. Me quiere, y sé que quererme es un poco difícil, a veces.

Sé que yo no aguantaría a una persona con tantas manías y rarezas, porque para eso ya me tengo a mí. No podría estar con alguien tan sumamente susceptible y enrevesado. Quizás por eso necesito a alguien "normal", alguien que fluya por la vida con tranquilidad, con NATURALIDAD. Que no tenga problemas con apenas nada. Aunque es inevitable que todos tengamos algo, y él también tiene alguna cosilla, pero de momento gana la parte buena con creces.

Es honrado, es guapísimo, es generoso, tiene su estilo propio. Aunque admito que tiene su vena pija un poco a flote (suele ser en época de rebajas) con sus polos Ralph Lauren y Tommy Hilfsuputamadre, y en ocasiones me molesta (por el consumismo, más que nada; me parece una estafa). Pero está guapísimo (aunque está claro que la percha es la percha). Él sabe qué llevar y cómo llevarlo para que me guste. Porque no me van nada las mariconerías que se llevan en estos últimos años; ese estilo modernito-gay que quita toda la masculinidad del hombre.

Me considero afortunada, muy afortunada. Todavía no sé cómo ha logrado conseguir aguantarme, pero lo ha hecho. Me valora interiormente y me hace sentir guapa. Tiene en cuenta los detalles, sabe lo que me enturbia y se molesta en procurar que deje de ser así... Hace caso a mis opiniones, mis gustos... (no siempre pero en la mayoría de casos).

Little things... que las veo, aunque no lo diga.

Y me lo da todo... me da cariño, me da caprichos, me complace y me hace feliz. Me da su presencia, su compañía, sus miradas, sus bonitas palabras, su vocecita, sus bromas, sus risas... Para mí lo es todo.


Es el hombre de mis sueños. Es mirarle y detenerme en la eternidad. 

Simplemente, me encanta.
Es extremadamente atractivo y adoro sus abrazos y sus besos.
Me tiene enamorada perdida desde hace 4 años, 7 meses y 21 días.


TE QUIERO PRECIOSO.

sábado, 26 de enero de 2013

Intake loco y desmesurado.

Pese a que llevo dos semanas ingiriendo todo tipo de alimentos beneficiosos para combatir el estreñimiento, no paro de "cagarla" (irónico, ¿no?). Cada día hago algo que rompe con el buen plan que tengo.

Lo que hago es desayunar zumo de dos naranjas exprimidas, café con leche de soja y "sentarme" media hora. Nada, no consigo nada, aunque algún día ha sonado la campana, pero poca cosa. Otras veces, desayuno dos kiwis y el café con leche de soja; o me los como antes de dormir. También suelo tomar cada día manzanas y un yogur desnatado sin nada con 2 cucharadas de salvado de avena, otras 2 de salvado de trigo y 4 ciruelas pasas. Y, por último, intento comer verdura; mayoritariamente acelgas o repollo (no sé bien lo que es xD)  y coliflor; lo que me hacen en casa.

Al principio me sentía menos hinchada y flatulenta, estaba contenta. Conforme pasaban los días me sentía una bola de aire y masa, y he caído en los laxantes entre semana, una vez sólo. Porque no podía más...

Pero es que siempre la lío, puede ser por haber tenido 4 cumpleaños en lo que llevamos de mes... siempre soy la que se acaba las tartas, soy un monstruo. O acabo con todo el queso de la casa... (lo evito a toda costa, cuanto más lo evito más lo quiero). Me como dos latas de maíz dulce (de las grandes) a palo seco, avellanas (unos 6 puñados bien grandes del tirón). Paquetes de pan bimbo... Yo qué sé... locuras. Ayer, sin ir más lejos, comencé a darle cucharadas a la leche en polvo y me la acabé. Lo volvería a hacer, pero no puedo porque no queda xD y una bolsa de queso rallado, sí, ese que se pone para condimentar la pasta; pues enterito y a palo seco.


Y hoy ha sido un día de olvido total en cuanto al estreñimiento. Le he dado una patada.
Por eso no puedo decir que no me funciona, porque no lo estoy haciendo bien.

Desayuno:
- Café con leche de vaca, una buena jarra.
- Repito, pero más pequeño.

Media mañana:
- 2 zumos de naranja de 200 ml, de tetabrick con azúcar.

Comida:
- Toda la olla de coliflor añadiéndole 3 cucharadas de queso de untar.
- 500 g de pechuga de pavo. Sí, medio quilo, una barra-tubo enterita enterita.
- 1 zumo de 1 litro de naranja, de tetabrick con azúcar.
Acabé que no podía ni moverme.

Merienda:
- 3 manzanas verdes de tamaño grande.
- 1 lata de atún con 2 cucharadas de queso de untar.
- 2 vasos de leche de vaca.
Ninguna hambre tenía ya, comer por comer.

Intercalando: dos paquetes de chicles enteros (35 chicles cada uno) y bastantes caramelos de menta (unos 10). Qué ansiedad por Dios.

Y son las 8 de la tarde; todavía queda la cena pero tengo cero hambre, estoy que reviento. Y encima ceno fuera... Pediré ensalada, lo malo es que será de queso de cabra x)

Quería saber si... ¿os parece normal o excesivo? ¿estoy loca o no? ¿Tengo un estómago a prueba de bombas? Viendo lo que come la demás gente, me parece que he comido x5...

No puede ser, no solucionaré nada así... Tengo aquí mis kiwis, mis yogures, mis naranjas... y voy y me zampo medio quilo de pavo, atún, queso de untar... Y no me ha dado placer ninguno, de querer placer habría comido chucherías.

Quiero hacerlo bien no, requetebien. Que si no se cura el estreñimiento, que no sea porque yo no he puesto al máximo por mi parte. ¿Tan difícil es decir NO a todos esos alimentos que sé que me como hasta el fin? ¿Por qué me engaño diciéndome: "sólo un trocito", si acabo con TODO? ¿Será mejor no comenzar, no? Y optar por los alimentos anti-estreñimiento...

Aix... tan inteligentes y tan inútiles a la vez, así somos los humanos...

viernes, 25 de enero de 2013

Discurso superficial.

Me aterra envejecer. Me aterra. Quiero la juventud eterna en mi piel. Sí, ya sé que todos la queremos, qué tontería. Pero es que me deprime saber que acabaré como la gente que veo a mi alrededor...

Algo que también me da miedo es mi profesión, la enseñanza. Es tan agotador, tan cansado, tan teatral, tan gestual... Que cuando veo a las profesoras llenas de patas de gallo y papada sin llegar a los 40 años, me aterro.

¿Acabaré así, tan demacrada, tan destrozada? Que luego son unos amores, llenas de vitalidad y sonrientes, pero están destrozadas físicamente. Y casi todas han sido madres ya, tienen tripa y las piernas como pasas. Las canas ya van apareciendo y los signos de la edad se vuelven irreparables...

No quiero verme así... Pensando fríamente, siempre preferí morir más joven para no tener que sufrir. Y no solo sufrir por verme horrible sino por los problemas de salud y los inconvenientes del paso de los años (tan tan superficial no soy xD). Las personas mayores me transmiten mucho amor, pero también un poco de pena. Ver que no pueden caminar, que les cuesta moverse, que pierden la vista, la dentatura, la memoria... Es muy duro.

La cosa es que tengo tanto miedo de ver los primeros signos de la edad en mi cara, que me deprimo de antemano. Pienso, ¿qué haré? ¿cómo me afectará? Dejaré de ser quien soy. No puedo dejar de imaginarme con una cara joven. Quiero seguir siendo joven. Y sé que me quedan muchos años, pero ver lo difícil que va a ser mi profesión me está echando para atrás. Los niños te dan vitalidad y a la vez te la quitan. Y el trabajo que hay detrás es aún mayor. Horas y horas perdidas corrigiendo, haciendo material, preparando clases... Dejándote la espalda y los ojos.

Todos los trabajos tienen lo suyo, y este, además, tiene el estar expuesta en las clases continuamente. Dar toda tu voz, dar todo tu cuerpo y tu fuerza para que 28 críos te escuchen y te entiendan...

No quiero arrugarme, me niego. Y sé que no estoy haciendo nada por evitarlo; no utilizo cremas específicas, me refriego los ojos continuamente... Arrrgg. Con la de complejos que tengo, sólo me faltan las patas de gallo y la papada. ME MUERO.


Aparte de la cuestión física, también es una cuestión anímica. Y vale que mucha gente mayor tiene espíritu joven y blabla, pero no es lo mismo. Recuerdo cuando tenía 18 años y veía en las discotecas a gente de 30 años, aproximadamente. Me reía, me parecía ridículo, aunque admiraba el valor de esas personas y que se lo pasaran en grande. Yo tengo alma fiestera, me encanta salir y pasármelo en grande; coño, tengo 23 años. Pues la gente con la que me rodeo, por lo menos, ya no disfrutan así. Se han vuelto unos abuelos. Hasta mi novio me dice que me va demasiado la fiesta. ¿Y qué hay de malo? ¡Somos jóvenes! 

Si no disfrutamos ahora, ¿cuándo? ¿Cuando estemos cansadísimos del trabajo, cuando tengamos más responsabilidades, más gastos, ¡¡hijos...!!? ¿Cuando tengamos hernias de disco, artritis, migrañas, pocas ganas...? AHORA ES EL MOMENTO.

Cabe decir que tengo la teoría de que los hombres asocian el concepto salir con ir a cazar. Con lo cual, no comprenden a las mujeres que nos sentimos encerradas y aburridas, que necesitamos desahogarnos bailando y haciendo estupideces...


Bueno, lo único que saco de esto es que he de disfrutar del espejo y sintiéndome joven lo poco que me queda, y que he de evitar a toda costa acabar como todas esas mujeres arrugadas y descuidadas con colgajos y arrugas por doquier... aunque existan aspectos inevitables.

domingo, 20 de enero de 2013

Indignada.

Niños. Sólo son niños. Sólo tienen 6 años.

Niños que no quieren sentarse en una silla. Niños que ni quieren ni saben escribir ni leer. Niños que se niegan a aprender, que se niegan a todo. Niños despistados, en las nubes, que se distraen con ABSOLUTAMENTE todo. Niños que, a su vez, responden al afecto y son agradecidos. Niños que necesitan afecto y cariño. Necesitan que no les digan cada día lo desastre que son.

Niños que no comprenden por qué sus padres, de repente, ya no están juntos. Niños que deben aceptar otro padre o madre que desconocen. No comprenden nada. Niños que deben aguantar broncas y broncas ajenas, que andan de una casa a otra, que van solos por las calles con sus hermanos, desatendidos. 

Niños que se llevan el desorden que tienen en casa al colegio.

Niños que no tienen la culpa de su situación familiar, pero son quienes pagan todas las consecuencias...

No se merecen esto. 

Padres y madres, pensad antes de tener un hijo. Si la pareja está mal, un hijo no ARREGLA la relación, NO LA ARREGLA. Lo que haréis, será estropear la vida de vuestro hijo.

Y, si se rompe la relación, cuidad a vuestros hijos. Fingid, tratad de que haya normalidad, no permitáis que sufra. Quedarán secuelas imborrables. 

Padres y madres, SED PADRES Y MADRES DE VERDAD.


Todo niño en familia desestructurada merece crecer feliz y con las mismas posibilidades que los demás.

viernes, 11 de enero de 2013

Mis mini-rebajas + Fin de año.

Me encantan las rebajas. Es agobiante, hay muchas colas, mucha gente... ¡pero no me importa! Con mis hermanos, nos apañamos para que uno se ponga en la cola mientras el otro mira y viceversa. Y encuentras de todo... Pero este año, aparte de que mi presupuesto era de 50€, no encontré demasiada cosa (que me gustara y necesitara). Quiero jerseys abrigados, y, aunque parezca extraño, me cuestan muchísimo de encontrar. 

Éstas son mis adquisiciones:

Jersey de cuello alto, Shana, 5€. Color cámel. A mí me gusta mucho, aunque la verdad es que es fino y la calidad del Shana no es extraordinaria, que digamos. Pero, aunque cueste de creer (me cuesta hasta a mí), no encuentro ninguno parecido en ninguna otra tienda.


Jersey de Shana también, rosita con detalles blancos, 12€. No estaba rebajado. Dish. ¡Pero me encanta! Nunca he tenido uno igual. Mi ropa de invierno son tipo camisetas de verano, pero de media manga. Me cuesta mucho encontrar ropa que me guste de invierno...


El rosa es inapreciable gracias a mi súper móvil de última generación con cámara penosa.

Jersey de El Corte Inglés, regalito de mi amigo-rey invisible, no tan invisible ya jajaj. Fue un acierto. Pensaba "madre mía, cómo me regalen ropa... la han liado". Pues no, ¡¡me ha gustado!! Y me va a sacar de muchos apuros :)



Me gusta que queden holgados, el que me regalaron es el que menos ancho me queda, pero en general suelo coger tallas medianas o grandes para las partes de arriba. No me gusta sentirme prieta, y menos si tengo mi gran amiga hinchazón. Seguro que cuando envejezca me arrepentiré... pero vaya, no cuento con ser una morsa, ¡oremos! Y es que odio sentir que tengo la tripa hinchada, espero que solucionando el estreñimiento, solucione ésto también...

Cabe decir que quizás nunca me gustó la ropa de invierno por la planicie existente en mi tórax jajajaj es el primer año que doy con jerseys así y me gustan, ¡por fin me quedan bien y puedo estar a gusto con ellos! Aunque me dan un calorrrrrr en la zona... No me acostumbro xD

Pulsera de Stradivarius al 50% ¡3,99€ me costó! Me sigue pareciendo cara, pero antes costaba 8... y quedaban dos. Y me enamoró. No podía dejarla xD


¡Sombras de ojos buenas! De Kiko, la primera me costó 3€ (ofertada, valía 4,90€ antes, si no me equivoco) y la segunda fue un regalito de mi amor.

Total: alrededor de los 25€... y sin nada que sobresalte demasiado. Me he quedado con ganas de más, espero poder volver y encontrar cositas que me interesen.

Como no he mencionado nada de Nochevieja, voy a poner mi outfit findeañero :) Más de un año tiene, seguramente el fin de año anterior también me lo puse, aunque no lo recuerdo xD

Mallas negras brillantes, rollo cuero, camisa dorada holgada preciosa y botines marrones, que quedaban espectaculares con el resto del look, aparte de estilizar la figura. Y una chaqueta negra elegantísima que estrené, aunque la compré en las rebajas del año pasado, que se me ha olvidado fotografiar.





Qué pena que no se vean los zapatos, ¡¡quedaban estupendos!! Por una vez, sentí que iba "guapa", dentro de lo que tengo.

Maquillaje del ojo:


No salí de fiesta en plan apoteósico como antaño, pero me lo pasé genial :) comí moderadamente, aunque los postres me matan jajaj y no abusé del alcohol (los postres me dejaron llenita), aunque ¡lo justo para disfrutar a lo grande y bailar sin pausa!


Por otro lado, voy a comprarme unas gafas. Me cansan las lentillas. Y en casa me molesta llevarlas, con lo cual, voy cegata perdida. El caso es que no me las he comprado antes porque ¡¡no hay un modelo que me satisfaga!! Ya que me voy a dejar el dinero, que sea en algo que me guste y me lo vaya a poner... Pues nada, no me gustan ningunas gafas. 

Pero voy a poner todo mi empeño y paciencia por encontrar unas que me "llenen". 
¿Alguien lleva gafas? ¿Hay alguna fórmula mágica para dar con unas gafas acordes a ti?

viernes, 4 de enero de 2013

Día 2/3 - Dercutane 20 mg.

Sííííí :D ¡Al fin!

Comencé el tratamiento hormonal anti-acné. Finalmente no es Roacután, es Dercutane, pero es lo mismo (distintas marcas).  El componente es isotretinoína, que actúa suprimiendo la actividad de las glándulas sebáceas (productoras de grasa) y reduciendo su tamaño. Esto implica, tal y como se observa en sus efectos secundarios, sequedad general en piel, labios, ojos... No se puede tomar el sol y no es en absoluto recomendable depilarse con cera. 

También cabe la posibilidad de que aumenten los niveles de azúcar, triglicéridos y colesterol. Es importante cuidar la alimentación, evitando los azúcares y las grasas. Debo comportarme, y ahora con un buen aliciente. Otra cosita más es dolor de espalda, muscular o articular... Pero no tiene por qué.

Voy por la 2ª pastilla. En la caja vienen 50 y cuesta... 50€. A euro por pepa jajaja en fin. La verdad es que tengo muchas esperanzas con el tratamiento, estoy contentísima y con ganas de que pase el tiempo. Es muy pronto todavía para ver efectos deseados y efectos secundarios, por ello iré haciendo el seguimiento aquí, y me servirá para controlar el tiempo y las tomas.


Para evitar la sequedad me han mandado una crema hidratante específica, para la cara sobretodo, porque puede descamarse. Espero que la sequedad en los ojos no sea tal que provoque el no poderme poner las lentillas... sólo me falta tener que comprarme unas gafas, leñes. También voy a mirarme un maquillaje oil-free de farmacia. Y... ¡poco más!

Ya me han dicho algunas personas que estoy mejor de la cara, ¡qué embusteros/as! Por favor, estoy igual, y seguro que empeorará. No tiene efecto instantáneo ni mucho menos. Son meses y pueden salir brotes, especialmente la primera semana. Además, me han recetado una dosis bastante pequeña (por el peso). En principio, el tratamiento será de 4 meses.

Cada mes debo volver al dermatólogo y comprobar que los análisis de sangre están bien en cuanto a los aspectos que puede alterar el medicamento. Supongo que también querrán saber si estoy embarazada xD


Me he despedido de la anticonceptiva, ¡¡comienza el camino hacia una cara espléndida!! Más de 5 años sufriendo esta tortura... ¡al carajo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...