martes, 4 de septiembre de 2012

Mamoplastia de aumento / aumento de mamas.

Aunque llevaba un buen tiempo ahorrando dinero, no me hice a la idea de ser capaz de hacerlo. Pero, a principios de este verano, me dio por comenzar a buscar información por Internet. En masa. Demasiada. Si antes hubiera dicho un SÍ rotundo a la operación, después de informarme a fondo estaba totalmente confusa y con miedo.
Pero seguí adelante en búsqueda de más información, sin confesar a nadie mis intenciones. Decidí, finalmente, visitar cirujanos. A sabiendas de todas las técnicas y vías, complicaciones y problemas, quise una opinión de experto. 
Al cabo de una o dos semanas, después de pensarlo profundamente y atreverme a contárselo a mi padre y a mi pareja, llamé para confirmar la operación.

Debido a una asimetría, pecho izquierdo más alto (1,5 cm aprox.) y además más grande, la vía preferente sería la areolar. Y la colocación subglandular pues ya partía de algo de pecho (80 en uno y casi 85 en otro, copa A).
En principio me aconsejaron 240 y 260 cc, lo cual me asustó después de haber leído tanto. He visto chicas con 450 cc con un resultado final parecido al mío actual. No debéis hacer demasiado caso, cada mujer es un mundo completamente distinto y los resultados también. Nuestra constitución, nuestro pecho a priori, la vía... todo depende.

Preparada para el preoperatorio:
- Análisis de sangre para conocer la coagulación.
- Electrocardiograma.
- Radiografía de tórax.
- Mamografía.

Tenía muchas dudas de qué día escoger. Julio... demasiado pronto para hacerme a la idea; septiembre, tarde para recuperarme...
Fecha final: 9 de agosto, jueves, 15:00 h, y aún se me antojaba pronto, pero cuando supe que no había marcha atrás, ¡deseaba que llegara ya el maldito día!

Nueva visita con el cirujano, en la que le manifiesto mi preocupación por los cc escogidos. Me horrorizaba pensar que podía quedarme corta, que no hubiera merecido la pena pasar por todo ello y, encima, gastarte el dinero. Me dijo que no me preocupara, el resultado final sería una 90C (lo que yo pedí), que en la operación probarían distintos implantes para dar con los correctos. Apuntó, de todos modos, 260 y 280 cc. 
Estaba acostumbrada a leer, como mínimo, 300 cc. Todas las mujeres de distintos foros afirman que menos es tirar el dinero y arriesgarse absurdamente. Bien, siempre he sido muy extrema, pero, siendo realistas, no quería que no quedaran acorde con mi cuerpo por ser demasiadas. Quería el tamaño justo.

Día de la operación, en la habitación. Últimos comentarios con el cirujano. Admito que, desde el primer momento, me ofreció mucha confianza, me pareció muy sincero y dejó claro que buscaba un resultado natural. Es importantísimo comunicarse eficazmente con la persona que te va a operar y que te dé tranquilidad. A la mínima desconfianza, cambiad.

No estaba nerviosa, pero una vez en el quirófano con tanta gente revoloteando alrededor y cables, agujas e historias, me salieron unas lagrimillas. Mi cirujano me tocó la cara, me tranquilizó, me dijo que quedaría estupenda y no me acuerdo de más.
Desperté en quirófano algo aturdida, todo vacío, únicamente una persona conmigo y me subieron a la habitación. Estaba viva. No me enteraba de nada, pero en cuanto vi a mi padre, mi abuela y mi novio esperándome en el pasillo, volví a echar unas lagrimillas de alegría y agradecimiento.

Implantes Nagor, 270 y 300 cc, perfil moderado, texturizadas. Efectivamente, le pareció que no merecería la pena con menos. No supe que me había puesto más hasta el día siguiente.

La operación comenzó a las 16:00 y acabó a las 18:00 pasadas. Pasé el resto de la tarde durmiendo a ratos. No sentía dolor, pero no podía moverme en absoluto. Bueno, las piernas sí. Cuando me dijeron que no iba a cenar me sentí aún más hambrienta. ¿Cómo puedes tener tanta hambre? Me decían. ¡Ostras! Todo el día sin comer nada; fue duro. No me encontré mal en absoluto, hice pipí varias veces. Poco a poco fui más consciente de la molestia en el pecho. Cuando me enchufaban Nolotil mejoraba, pero el brazo se resentía.

Dormir bocarriba es de lo peor, sigo sin acostumbrarme y tengo el trasero resentido. Al día siguiente, ya estaba despierta a eso de las 6 ó 7. A las 9 desayuné con ansia y vino el cirujano. Me quitó las vendas y los drenajes (lo de los drenajes fue algo desagradable). Me mandó Aumentine (antibiótico) cada 8 horas e Ibuprofeno y Gelocatil, alternados. ¡A CASITA!

Comenzaba mi postoperatorio. Sujetador de Intima Cherry, sin aros, rellenos, costuras... liso y cómodo, talla 90. Salir del hospital no fue nada traumático. Estaba bien. Los baches en el coche se notaban, por eso. Vestirme fue muy aparatoso, me costaba muchísimo mover los brazos.
A partir de ahí, una semana en cama. Me leí la saga entera de Crepúsculo (un bodrio, por cierto). Me costaba mucho estar parada, me levantaba continuamente de la cama, y me costaba mucho, pero tenía que hacerlo. De codo para arriba, movilidad casi nula. Bueno, puedes mover los brazos si quieres, pero atenta al dolor.

Me dolía más un pecho que el otro, el que me tuvieron que bajar. Aún así, no quedó a la misma altura que el otro, sigue un poquiito alto, pero no pasa nada. Tengo el hombro derecho más bajo, y el tórax izquierdo más salido. Sí, estoy deforme, jaja. Mi próxima visita médica será al traumatólogo. En éste llevaba 270 y estaba más hinchado. Poco a poco fueron bajando, y ahora se ve un pelín más grande el pecho de 300, pero posiblemente si hubiera sido 280 y 300 o 270 y 290, también habría diferencia (se vería más pequeño que el otro). Me pusieron las prótesis de forma que quedara la menor diferencia posible.

Mi primera impresión al espejo no fue: 'Guaaaaaau qué pechotes!', fue más bien: 'Ésto es lo que yo quería'. Era el tamaño ideal, contando que tenían que desinflamarse y adoptar una forma menos redondeada. Bien, mi preocupación más grande quedó desvanecida. Ahora venían las siguientes: encapsulamiento y rippling. A decir verdad, el encapsulamiento no me daba tanto miedo porque aún quedaban los famosos masajes. Mi máximo miedo era el rippling. Cuando ya pude ducharme y vestirme sola (a eso de las dos semanas) comencé a examinar profundamente los pechos. Perfectos, nada de nada. Con los días, seguía obsesionada, la inflamación bajaba y, para mi sorpresa, en cierta postura (agachada hacia adelante y ladeando hacia la derecha) me vi un pequeño hoyo, más bien como una sombrita más oscura que la piel. Me dio un bajón impresionante. Sólo pensaba que éso iría a más y que tendría que operarme de nuevo y ponérmelas en el plano submuscular. Además, al tacto (y según la posición) notaba las ondulaciones de la prótesis. El jueves pasado acudí a la consulta sin hora toda despavorida para comentar mi disgusto. Fue muy difícil encontrar el rippling, vamos, no me lo vieron, y me dijeron que no me preocupara, ¡que seguro que era algo mínimo! Que hay chicas que se les notan 3 ó 4 ondas sin ni siquiera moverse. Y yo decía que claro, si estoy en la playa tumbada de lado, con el brazo en la cabeza y me salía la hendidura... qué horror. Estaría siempre pendiente de si sale o no. Mi pareja también me dice que no es nada, pero es que me da igual. Yo lo veo, me importa un colín lo que vean o no los demás.

También me explicaron que, aunque tuviera mama a priori, era posible que no cubriera toda la superficie de la prótesis en ciertos puntos y posturas. Que también resulta posible en pacientes delgadas y/o con piel fina. Y es más probable que ocurra en el plano subglandular, pero en mi caso era necesario colocarlas de ese modo. Pero que, visto lo visto, no tenía que preocuparme en absoluto.

Desde que pasó la primera semana, comencé a hacer vida normal. Ese fin de semana salí, aunque estaba bastante tiesa. Fuimos a un lugar tranquilo, donde no pudieran darme ningún golpe. No pude bailar. A los 11 días me quité las tiritas de los pezones por orden del cirujano. El aspecto era bueno, una un poquito peor que la otra. Desde entonces, me aplico Dermatix una vez al día después de ducharme, con las cicatrices bien secas. Por cierto, cuesta 40€ la broma. También me unto de crema hidratante las mamas cada día, para evitar las estrías.
Hasta las 2 semanas caminaba bastante mal, como si tuviera un palo en la espalda. Ya era capaz de levantar, con limitaciones, los brazos. 

Ahora, a las 3 semanas y 4 días, aún me cuesta lavarme el pelo bien, es decir, puedo, pero me lo dejaría hecho un churro de no tener ayuda. Todavía no me atrevo a conducir por el cinturón. Siempre lo llevo separado del pecho cuando voy de copiloto, y aún me las aguanto cuando veo un bache venir para que no boten demasiado. Comenzaré a conducir en una semanita.

Este jueves tengo visita de nuevo y, si no me equivoco, comenzarán los masajes. Sobre el rippling, no he vuelto a examinarme ni quiero. Prefiero dejarlo pasar. Lo que tenga que pasar, pasará. No tiene arreglo. La prótesis, si la coges desde una punta y la colocas verticalmente, cayendo por la gravedad, hace ondulaciones. Todas tenemos esas ondulaciones. El problema es la cantidad de mama y/o piel que exista cubriendo. Me aconsejaron mantenerme en mi peso; cuanto más delgada, más probabilidad de que se note.
Igualmente, el jueves lo volveré a comentar y buscaré la postura para que me lo vean bien (¡ojalá no se vea!).

Estoy deseando que pase el mes y poder cambiar de sujetador y comprarme nuevos. Ya he hecho limpieza y descarte de los que creo que no me irán. Algunos se salvarán pues, antes, me iban enormes. También deseo ponerme todas esas camisetas odiosas, y comprarme jerseys invernales sin que me queden como si fuera una tabla de planchar.

Mi familia me dice que han quedado perfectamente acordes con mi cuerpo, y yo también lo pienso. Mi hermana cree que son demasiado grandes, pero claro, comparándolas con las de antes... sí, son enormes. Admito que, al fin, desnuda, me siento bien. No me siento rara. Aún no me he puesto la ropa que suelo vestir, no sé cómo me sentiré visualmente, pero ya me he acostumbrado a ellas fisiológicamente hablando. No me ha dado ninguna impresión catastrófica para bien ni para mal; me siento complacida (¡qué menos, después de todo!).

Mi actividad diaria es nula, paso mucho tiempo en casa, de vez en cuando paseo, he ido al cine, al centro comercial en horas no-punta, a tomar un helado... pero echo de menos los chapuzones en la playa y en la piscina. También echo de menos arreglarme bien arreglada, con unos buenos tacones y camisetas bonitas. Siento mis piernas y culo algo flácidos, ya comenté que he perdido algo de peso a pesar de comer más que nunca por el tiempo muerto. Estas dos últimas noches he dormido de lado de forma involuntaria (antes no podía ni en sueños, nunca mejor dicho) y ha sido un placer para mi espalda y mi trasero.

Creo que no me dejo nada sobre mi experiencia hasta ahora. Estoy abierta a dudas y consejos de cualquier tipo; también estoy en el foro enfemenino hablando con decenas de mujeres operadas y no operadas.

Por último añadiré que, realmente, esto no es moco de pavo. Recomiendo encarecidamente que lo hagáis única y exclusivamente si es necesario. No seáis avariciosas en este aspecto. Si estáis bien, no merece la pena pasar por ello. Y, si no están acordes con vuestro cuerpo, reflexionad sobre si es el pecho el problema o es el cuerpo. Os aseguro que es mejor y más barato sufrir un tiempecito en el gimnasio o haciendo ejercicio que pasando por el quirófano fastidiando el bolsillo.



21 comentarios:

  1. Yo también he pasado por este tipo de operaciones, se pasa mal la verdad, pero también si estas dispuesta a realizar este paso es porque te quieres sentir mejor y mostrar algo a la sociedad con lo que no te sientes tu misma. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora que lo veo desde la lejanía, por así decirlo xD (después de casi año y medio) realmente no lo pasé tan mal, volvería a hacerlo sin duda alguna, es de las cosas que menos me arrepiento de haber hecho e, importante, haber invertido!!
      La operación no es nada, un poco de miedo, algunos dolores... la recuperación es llevadera aunque necesitas tiempo (no trabajar/estudiar) para reposar... y listo, a disfrutar!!!
      En cambio, cuando me operaron del apéndice... ay, qué distinto todo! Jajaj, HORRIBLE!
      No es una operación agresiva la del pecho, tenemos mamas simplemente, no hay órganos ni riesgos extraños internos. Hay que abrir la mama, introducir el implante y cerrar. No hay complicación ni gran preocupación más que la anestesia (que ojo, no es ninguna broma, pero creo que vivimos en una "era" bastante avanzada como para que sea un mal menor).
      Saludos! :)

      Eliminar
    2. Me opere hace 2 dias y realmente esos miedos que tebian era una tonteria pues ha sido muy llevadero y el resultado bastante buen

      Eliminar
  2. Excelente información muy bien los invito a esta pagina para obtener un poco mas de información de mamoplastia de aumento http://lamamoplastiadeaumento.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  3. Yo recién estoy viendo las primeras informaciones a pesar de que llevo años con las ganas de operarme ahora estoy convencida de que lo voy hacer ya tengo turno y creó que todo estos años que llevo indecisa fue por miedo y claro también lo que me costaba juntar la plata jejeje pues nada seguiré adelante y espero que en la brevedad les tenga que contar mi experiencia hasta ahora solo les puedo decir que tengo un manojos de nervios y mucha ansiedad 😁😁

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el miedo no debería echarnos atrás en absoluto, es una operación bastante sencilla, no hay que temer. Eso sí, debemos sentir confianza, sentir que estamos en manos de buenos profesionales. Pero la operación, la anestesia y tal... no es nada!! Y a mí me dan mucho pavor los médicos, los hospitales... créeme!! Tampoco debería haber complicaciones después, las posibilidades son pocas... todo va en nuestro favor, a excepción del coste monetario, por supuesto. Habrá personas más reticentes, que creerán que someterse a cirugía por estos motivos es arriesgarse absurdamente, de acuerdo... que no lo hagan. Pero quien lo quiera, qué problema hay? Para mí el resultado ha merecido la "pena" (poca pena, la verdad) por completo. Entiendo que tengas nervios por verte, por saber cómo quedarán... estoy segura de que te encantarán y las disfrutarás!! Comunícate con tu cirujano/a sinceramente y todo irá genial!!
      Besotes!

      Eliminar
  4. hola, alguien de Barcelona conoce este centro? http://www.incade.es/cirugia-estetica/mujer/aumento-mamario/index.html lo recomendais? gracias!

    ResponderEliminar
  5. Excelente articulo acerca de la cirugia de mamas

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por compartir con nosotros estos articulos acerca de los implantes-de-mamas

    muchas gracias.

    ResponderEliminar
  8. Poco a poco se está viendo que hay más personas que se someten a estas operaciones de cirugia plástica porque los resultados son realmente buenos y el precio es muy asequible, excelente artículo

    ResponderEliminar
  9. Hola. La Cirugìa de Lolas es importante para las mujeres, pero siempre que se las hagan bien. Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  10. Muy buenas las ideas porque siempre se puede optar por estas técnicas para conseguir que nuestro pecho aumente unas tallas, voy a probarlo a ver que tal funciona, muy útil!

    ResponderEliminar
  11. Hola! Gracias por compartir tu experiencia. Me operé hace tres días y estoy leyendo todo lo que tiene que ver con el postoperatorio. La verdad es que siempre quise mejorar mi aspecto mamario. Ahora que ya tengo tres hijos, decidí hacerme una mastopexia y colocar implantes para que verme mejor. Por ahora todo es muy raro. Investigué mucho y por años, de hecho ya había visitado al cirujano hace años atrás pero finalmente opté por agrandar mi casa, en vez del pecho. Esta vez me centré en mí y me sentí feliz de poder hacerlo.
    Por el momento no tengo dolor, solo las noto un poco mas hinchadas ya que al sacar el drenaje el cuerpo tiene que comenzar a eliminar todo este líquido acumulado,no?
    Quería preguntarte cómo quedó tu tema del Rippling,¿se solucionó?.
    Muchas gracias, me gusta tu blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te hayas podido centrar en ti y te sientas feliz por ello, me alegro pero que mucho!!! :D Yo no tuve ningún problema de drenaje, quizás tú por haber sido también mastopexia sí que habrá más líquido. De todas formas también hay inflamación por haber toqueteado toda la zona interna y haberte introducido los implantes. Es normal. Sobre el rippling, ahora que me leo de nuevo, estoy que me mondo de la risa! Qué tontita fui! No era naaaada y cada vez me lo veía menos. Ahora ya ni lo veo. Está, porque la prótesis está ahí abajo y si me pongo en cierta postura y toco puedo notar alguna ondulación pero, por poner un ejemplo, mi novio jamás se daría cuenta y me las toca más que yo!! Jajajaj. Y visualmente me cuesta de encontrar, ahora mismo me he puesto a agacharme y ladear y no sale, la piel se ve lisa. Que se notará algo en cierto movimiento? Pues puede ser, pero no será nada grave ni me preocupa, de verdad! Estoy súper contenta con mis pechos :) un beso enorme y a disfrutar!! Yo no me sentí muy rara pero lo entiendo; son muchos años con tu pecho anterior, es cuestión de acostumbrarse. Espero que te gustes y te veas realmente mejor. Muá!

      Eliminar
  12. Como bien dicen se pasa mal, pero la mayoria de personas que pasan por este tratamiento lo pasan con felicidad, pues los resultados son mucho mayor que los dolores y molestias del post operatorio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, no es lo mismo ponerte los pechos que deseas que te operen de apendicitis jaja y ahora visto desde la lejanía no tengo apenas recuerdos de dolores ni de pasarlo fatal, sinceramente. En cambio de la apendicectomía sí xDDD obviamente no puedes ir creyendo que no es nada y es sensato tener ciertos miedos. Los dolores y molestias son bastante llevaderos aunque puede ser subjetivo o dependiendo de cada operación. Pero se pasa más a gusto cuando lo has hecho por decisión propia y por mejorar algo que te tenía harta, no por una enfermedad o problema de salud.

      Eliminar
  13. Al principio es verdad que se tienen muchas dudas y temores, yo recuerdo estar a dos días de la operación y estar a punto de llamar para la cancelación... Pero una vez pasa te gusta como te ves y te ven, te cambia la vida por completo

    ResponderEliminar
  14. hola me pienso realizar aumento mamario pero me preocupa el tiempo en el que pueda regresar a laborar, me gustaria realizar la cirugia un viernes y retornar a mi trabajo el martes. me gustaria conocer su experiencia y saber si realmente este tiempo es suficiente , pienso que aveces es mejor escucharlo de alguien que lo vivio que de el msmo doctor

    ResponderEliminar
  15. Hola!

    Me operó en diciembre.. mi cirujano me dice que según mis medidas puedo 280cc perfil moderado anatómicas (4,1 proyeccion) o 350 cc perfil alto (5.1) submusculares.
    Mido 1.72 peso 53 kg contorno bajo pecho 77 y talla 85b vacía. ..

    Quiero algo como tu te ha quedado perfecto .. una 90c

    Por favor me echas un cable??

    Gracias

    ResponderEliminar
  16. Es una operación no de mucho riego y compensan los resultados finales la verdad es que merece la pena pasar por algo así para sentirte mejor contigo misma

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...